Atacante de San José tenía 22.000 municiones en su casa, que la oficina del sheriff cree que incendió adrede

(CNN) — Encontraron más de 22.000 municiones, una docena de armas de fuego, supuestos cócteles Molotov y múltiples latas de gasolina en la casa de Sam Cassidy, el hombre que mató a nueve personas en su lugar de trabajo en San José el miércoles, según la Oficina del Sheriff del Condado de Santa Clara.

El motivo del ataque de Cassidy todavía no se determinó. Sin embargo, las autoridades dijeron que durante mucho tiempo parece haber sido un empleado descontento en el patio del tren ligero de la Autoridad de Transporte del Valle (VTA, por sus siglas en inglés) en San José, donde disparó y mató a nueve personas el miércoles por la mañana al tiempo que, según reportes, dejó que otros escaparan.

«Con base en la evidencia actual que obtuvieron los detectives de la oficina del sheriff en el patio de la VTA y la residencia del sospechoso, está claro que este fue un evento planeado y el sospechoso estaba preparado para usar sus armas de fuego para tomar tantas vidas como hubiera podido si los agentes del sheriff no hubieran entrado a detener esta embestida», dijo la oficina del sheriff en un comunicado de prensa.

Parte de las municiones halladas en la casa de Sam Cassidy.

La sheriff del condado de Santa Clara, Laurie Smith, dijo que Cassidy aparentemente se disparó a sí mismo cuando los agentes se acercaron a él. Las autoridades han dicho que llevaba tres armas.

Las autoridades dijeron que Cassidy coordinó un incendio en su casa con el ataque en el lugar de trabajo. Creen que encendió el fuego en la casa poniendo municiones dentro de un horno en la cocina, rodeándolo con sustancias para acelerar el fuego y luego prendiendo la cocina, según Cian Jackson, de la oficina del sheriff.

El incendio en la casa se reportó el miércoles de mañana, a pocos minutos de las primeras llamadas informando sobre un tiroteo en el centro de la VTA, ubicado a unos 13 km de distancia.

“¿Qué diablos nos pasa?“, dice gobernador de California 4:53

La casa de Cassidy, que sufrió graves daños en el incendio, se aseguró y no representa una amenaza para los residentes cercanos, dijo el viernes por la tarde la portavoz del Departamento de Bomberos de San José, Erica Ray.

Funcionarios de San José no se enteraron hasta hace poco de los escritos de 2016

Funcionarios de San José dijeron el viernes que a la policía no se le había informado que funcionarios de aduanas habían detenido a Cassidy en 2016 y que encontraron que tenía libros sobre terrorismo y un libro de notas lleno de mensajes de odio sobre su lugar de trabajo.

Un funcionario del Departamento de Seguridad Nacional le dijo a CNN el jueves que a Cassidy, de 57 años, lo llevaron a una segunda inspección luego de su regreso de un viaje a Filipinas el 8 de agosto de 2016.

Parte de las armas halladas durante el registro de la casa de Cassidy en San José.

«Sea lo que sea que haya sido esta detención en la frontera, no dio lugar a un arresto que apareciera en su historial criminal del FBI y no fue reportada al Departamento de Policía de San José», dijo la oficina del alcalde de San José, Sam Liccardo, en un comunicado a CNN.

Los funcionarios de aduanas detuvieron a Cassidy en 2016 al menos en parte debido a las señales de alerta relacionadas al turismo sexual en esa parte del mundo, dijo el funcionario. También agregó que no hay indicios de que hayan encontrado nada relacionado con el turismo sexual.

Los funcionarios de Aduanas y Protección Fronteriza registraron sus pertenencias. Además del libro de notas negro lleno de mensajes de odio sobre la VTA, encontraron libros sobre terrorismo y miedo y manifiestos, dijo el funcionario.

El Departamento de Seguridad Nacional declinó hacer comentarios sobre el tema.

Los dolientes se reúnen para mostrar que la comunidad no se rompió

El jueves, cuando seres queridos e integrantes de la comunidad se reunieron en el Ayuntamiento para recordar a las víctimas más recientes de un tiroteo masivo, se pudo ver como homenaje nueve gorras azules de uniforme sobre las nueve fotos de los empleados de la VTA que murieron.

Los nueve compañeros de trabajo que perdieron la vida son Abdolvahab Alaghmandan, de 63 años; Adrian Balleza, de 29; Alex Ward Fritch, de 49; Jose Dejesus Hernandez III, de 35; Lars Kepler Lane, de 63; Michael Joseph Rudometkin, de 40; Paul Delacruz Megia, de 42; Taptejdeep Singh, de 36; y Timothy Michael Romo, de 49.

El tiroteo de San José fue el número 232 en el que al menos cuatro personas resultaron heridas este año, según un recuento del Archivo de Violencia con Armas.

Karman Singh perdió a su hermano en el tiroteo.

Los empleados de la VTA lo sintieron de manera muy personal. De hecho, dijeron que había un particular sentimiento de cercanía en su comunidad.

Kenneth Darden, un operador de la VTA desde hace unos 20 años, dijo que los empleados se conocían bien y que se sentía como anestesiado mientras se hacía la siguiente pregunta: ¿cómo podemos evitar que esto pase de nuevo?

«No creo que realmente hayamos podido unirnos como nación y comprender la importancia de la violencia con armas y cómo ha impactado a tantas familias en toda la nación durante tantos años», dijo Darden. «Es una tarea difícil de plantear, pero esto es Estados Unidos. Deberíamos poder unirnos y resolver este problema», agregó.

Karman Singh llegó al Ayuntamiento con un ramo de flores por su hermano hermano mayor, Taptejdeep Singh. Pero dijo que también estaba allí en honor a las otras víctimas.

«Él los consideraba una familia, y su familia es mi familia», dijo Singh. Agregó que quería «mostrar tanta fuerza a la gente que nadie se atreva a romper a nadie, a entrar en un lugar en el que haya decenas de personas y llevárselas una por una».

El atacante disparó con tres armas, dicen las autoridades

En la vigilia del jueves, algunos llevaron carteles que pedían el fin de la violencia con armas.

«¡Todas los países tienen personas con enfermedades mentales, pero solo EE.UU. tiene tiroteos masivos! ¿La razón? ARMAS + NRA (Asociación Nacional del Rifle)», decía el letrero de Brian Haberly.

El atacante tenía tres pistolas semiautomáticas y 32 cargadores de gran capacidad, según la oficina del sheriff.

Revelan detalles sobre muerte del sospechoso de tiroteo 3:49

Las armas que usó en el tiroteo las había conseguido de manera legal y estaban registradas, dijo a CNN el jueves el agente especial del FBI Craig Fair, de la oficina de campo del centro del San Francisco.

Fair dijo que cree que usó todas las armas durante el ataque y que una de ellas se atascó.

Según información preliminar, el hombre pareció apuntar a sus víctimas cuando disparó 39 veces, dijo la sheriff Smith a CNN el jueves.

Durante el ataque, se dirigió a un funcionario del sindicato local que estaba allí pero no trabajaba para la VTA. «No voy a dispararte a ti» le dijo, según la sheriff.

Un testigo dijo a KGO, afiliada de CNN, que también creía que el atacante había pasado por alto a ciertas personas y parecía que seleccionó a quienes les dispararía.

«Él (…) estaba apuntando a ciertas personas. Pasaba de lado por otras personas», dijo a KGO el trabajador de VTA Kirk Bertolet el miércoles por la noche. «Dejó vivir a algunas personas mientras mataba a tiros a otras personas».

El atacante «se quitó la vida frente a los agentes», dijo Smith a CNN, quien cree que la respuesta rápida de los agentes salvó muchas vidas.

Era un empleado descontento, según la sheriff

Los investigadores federales no encontraron ningún manifiesto o escrito que indique una motivación, dijo Fair, pero señaló que la policía local estaba estudiando la actividad del sospechoso en las redes sociales en busca de pistas.

Smith dijo que el atacante estaba «muy descontento».

«Con base en los desarrollos recientes en la investigación, podemos decir que el sospechoso ha sido un empleado de VTA muy descontento durante muchos años, lo que puede haber contribuido a por qué atacó a empleados de VTA», dijo la oficina del sheriff en un comunicado de prensa el jueves.

Homenaje a las personas muertas en el tiroteo en San José.

Los detectives siguen haciendo entrevistas y revisan evidencia de video y del teléfono celular con la esperanza de poder determinar el motivo del tiroteo, dijo la oficina del sheriff.

Su exesposa, Cecilia Nelms, le dijo a la afiliada de CNN Bay Area News Group que Cassidy estaba resentido con su trabajo.

Nelms estuvo casada con Cassidy durante unos 10 años hasta que la pareja solicitó el divorcio en 2005. No había estado en contacto con su exmarido por unos 13 años, según el medio.

A menudo hablaba con enojo sobre sus compañeros de trabajo y jefes, y en algunos casos dirigía el enojo hacia ella, dijo Nelms al medio.

Cuando estaban casados, estaba resentido por lo que consideraba asignaciones laborales injustas» y «despotricaba contra su trabajo cuando llegaba a casa», dijo.

Llaman al 911 una hora después de la llegada el atacante

Imágenes de las cámaras de seguridad muestra que el hombre armado llegó al lugar cerca de las 5:30 a.m. según Fair.

Las llamadas de emergencia por el tiroteo tuvieron lugar cerca de una hora después, en la hora en que se cruzaban los empleados del turno de la medianoche y el turno de día, dijo el ayudante de la sheriff del condado de Santa Clara, Russell Davis.

Dolientes en la plaza del Ayuntamiento de San José durante una vigilia por las nueve víctimas del tiroteo

Minutos después de que se llamara a las autoridades por el tiroteo, los bomberos recibieron llamadas por un incendio en la casa del sospechoso, dijo Smith a CNN. Todavía no se sabe con certeza cómo comenzó el incendio.

Fair, el agente especial del FBI a cargo, le dijo a CNN que los investigadores encontraron en la residencia de Cassidy cócteles Molotov intactos, hechos con diluyentes de pintura y alcohol, y múltiples armas. En su casillero no se encontraron materiales explosivos.

Josh Campbell, Sarah Moon, Cheri Mossburg, Dan Przygoda y Geneva Sands de CNN contribuyeron a este reportes.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up