Su muerte fue un misterio durante 46 años. Ahora, ADN de una taza de café en el aeropuerto condujo a un arresto

(CNN) — Durante 46 años, la respuesta a quién mató a Lindy Sue Biechler fue un misterio.

Pero con la ayuda del ADN extraído de una taza de café a principios de este año, los investigadores pudieron acusar a un hombre de Pensilvania del apuñalamiento de la mujer de 19 años en 1975.

La tía y el tío de Biechler la encontraron muerta en su apartamento el 5 de diciembre de 1975, con 19 puñaladas, acostada boca arriba con un cuchillo que sobresalía de su cuello y con un paño de cocina envuelto alrededor del mango de madera, dijo la oficina del fiscal de distrito del condado de Lancaster en un comunicado de prensa.

Ella acababa de regresar de la tienda de comestibles, dijeron los investigadores, y las bolsas del mercado quedaron en la mesa del comedor.

A lo largo de los años, los detectives del Departamento de Policía de Manor Township y la Policía Estatal de Pensilvania llevaron a cabo investigaciones sobre el homicidio, siguiendo múltiples pistas y absolviendo a decenas de personas, dijo la oficina del fiscal de distrito. Se envió evidencia a varios laboratorios y se completaron múltiples entrevistas con sospechosos, informó la oficina del fiscal.

Lindy Sue Biechler.

El análisis de genealogía genética utilizó ADN de la escena del crimen y finalmente identificó a David Sinopoli, de 68 años, como sospechoso, según la oficina del fiscal.

Sinopoli fue arrestado en su casa el domingo sin incidentes, fue procesado y está detenido en la prisión del condado de Lancaster sin derecho a fianza, dijo la policía.

CNN se comunicó con la Oficina del Defensor Público del Condado de Lancaster, que representa a Sinopoli.

“Este arresto marca el comienzo del proceso penal en el caso de homicidio sin resolver más antiguo del condado de Lancaster, y esperamos que brinde cierta sensación de alivio a los seres queridos de la víctima y a los miembros de la comunidad que durante los últimos 46 años no tuvieron respuestas”, dijo dijo la fiscal de distrito Heather Adams en un comunicado de prensa.

Evidencia de ADN de una taza de café

En 1997, la Oficina del Fiscal de Distrito del Condado de Lancaster dijo que presentó pruebas de la escena del crimen para el análisis de ADN y se extrajo un perfil de ADN masculino de la ropa interior de Biechler.

Tres años más tarde, el perfil de ADN se envió a una base de datos nacional, también conocida como CODIS, para ver si había una coincidencia con un delincuente conocido. Por lo general, si una persona no es un delincuente conocido, no estaría en el sistema CODIS y, por lo tanto, no se presentaría ninguna coincidencia, como fue el caso aquí, explicó la oficina del fiscal.

En enero de 2019, la investigación cobró nuevos impulsos después de que la Unidad de Casos Abiertos del Fiscal de Distrito del Condado de Lancaster la asumiera, y meses después contó con la ayuda de Parabon NanoLabs para analizar el ADN obtenido en el caso.

El brutal homicidio de una madre y su hijo en 1994 se resolvió gracias a evidencia con ADN, según la policía

Sinopoli fue identificado como una posible persona de interés, dijo CeCe Moore, investigadora de Parabon NanoLabs, en una conferencia de prensa el lunes.

Debido a que no había coincidencias genéticas individuales con el ADN del sospechoso, Moore tuvo que probar una ruta “novedosa, no tradicional” para reducir al sospechoso potencial, dijo. Dada la ascendencia italiana de Sinopoli, Moore estudió los patrones geográficos y de inmigración, así como los apellidos asociados, y determinó que la persona vinculada a la muestra de ADN tenía vínculos con Gasperina, una ciudad en la región de Calabria, en el sur de Italia.

“Había muy pocas personas que vivían en Lancaster en el momento del crimen que tenían la edad y el género correctos y tenían un árbol genealógico consistente con estos orígenes, por lo que esto me permitió priorizar candidatos cuya descendencia se determinó que era exclusivamente de familias con orígenes en Gasperina”, dijo Moore.

Sinopoli y Biechler habían vivido en el mismo edificio de cuatro unidades del complejo de apartamentos en algún momento, dijo Adams durante una conferencia de prensa el lunes, pero no especificó cuándo.

Además de ser vecinos, Adams no dio más detalles sobre cómo se pudo haber conectado la pareja.
Los investigadores vigilaron de cerca a Sinopoli a través de la vigilancia, y el 11 de febrero, “los investigadores obtuvieron subrepticiamente ADN de Sinopoli de una taza de café que usó y tiró a la basura antes de viajar desde el Aeropuerto Internacional de Filadelfia”, dijo la oficina del fiscal de distrito.

“Ha habido una búsqueda interminable de justicia en este caso que nos ha llevado a identificar y arrestar a Sinopoli”, dijo Adams. “Lindy Sue Biechler estuvo en la mente de muchos a lo largo de los años”.

“Ciertamente, la policía nunca se olvidó de Lindy Sue, y este arresto marca el primer paso para obtener justicia para ella y responsabilizar a su asesino”, agregó Adams.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up