Expresidente de Bolivia Carlos Mesa se acogió al derecho de guardar silencio en la Fiscalía

(CNN Español) — El expresidente de Bolivia, Carlos Mesa, anunció este jueves que se acogió al derecho de guardar silencio ante el Ministerio Público de Bolivia.

Mesa había sido citado esta mañana para declarar en calidad de testigo sobre los hechos ocurridos el 10 de noviembre de 2019, cuando el entonces presidente Evo Morales renunció a su cargo tras 21 días de protestas.

Los partidarios de Morales aseguran que ese día ocurrió un golpe de Estado porque Morales, quien aspiraba a renovar su mandato gracias a una polémica sentencia del Tribunal Constitucional, que lo habilitaba para presentar su candidatura pese a perder un referéndum sobre ese tema en febrero de 2016, se vio obligado a dejar su cargo después de que el jefe de las Fuerzas Armadas le pidiera la renuncia.

Mesa acusó a Evo Morales de gestar el mayor fraude electoral en democracia e inventar un caso para destruir a la oposición y a su persona.

“Morales es autor del mayor fraude electoral en democracia y de haberse burlado del pueblo boliviano el 21F al no respetar su decisión en contra de su reelección indefinida. No satisfecho con esos daños irreparables, decidió subordinar los intereses de la patria y los problemas dramáticos de salud y desempleo que afrontan los ciudadanos a su propio interés, que no es otro que su obsesión enfermiza por volver a la presidencia a cualquier costo. Para ello quiere blanquear el fraude que perpetró inventando un golpe de Estado inexistente”, dijo Mesa.

Expresidente Carlos Mesa declarará ante la Fiscalía por investigación del supuesto golpe de Estado contra Evo Morales

Evo Morales renuncia a la presidencia 2:38

Por su parte el gobierno, a través del ministro de Justicia Iván Lima, ofreció garantías a Mesa para su declaración ante la fiscalía, y anunció que no pedirá su detención preventiva.

En una declaración a medios, Mesa dijo que presentó un documento a a los fiscales Omar Mejillones y Lupe Zabala en el que sostiene, entre otros, que el proceso legal “no tiene ninguna base de legalidad, se fundamenta en hechos falsos y en manipulación de pruebas aparentes”.

Por su parte, el fiscal Mejillones informó en conferencia de prensa que analizarán si esta conducta pudiera calificarse como obstrucción.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up