Fotógrafo captura el nado sincronizado como nunca antes lo hemos visto gracias a los drones

(CNN) — La escena vista desde arriba: Ocho mujeres con trajes de baño blancos y gorros de baño a juego forman figuras geométricas en una piscina de color turquesa. Caen en cascada como fichas de dominó en diagonal, unen sus brazos y piernas en composiciones caleidoscópicas y se asoman por debajo de los discos blancos y brillantes de las sombrillas abiertas.
La fluida simetría de la natación sincronizada es el motivo más reciente al que da vida el fotógrafo aéreo Brad Walls, que emplea drones de consumo para crear vívidas imágenes de bailarines de ballet, buceadores, tenistas y piscinas.

«Trato de explorar diferentes perspectivas que no son vistas por nuestro ojo», dice Walls en una entrevista de video desde Sydney, Australia. Al mismo tiempo, quiere impulsar «la expresión artística del trabajo con drones», una técnica que, en su opinión, ha sido un tanto ignorada por la fotografía artística.

El deporte antes conocido como nado sincronizado, y ahora llamado «nado artístico», forma parte de los Juegos Olímpicos de verano desde 1984. Las rutinas coordinadas, una mezcla de baile elegante y acrobacia, requieren un gran esfuerzo y, además, las nadadoras se maquillan con colores y tienen expresiones alegres en sus presentaciones. Rusia, Estados Unidos, Canadá y Japón son los países con más medallas olímpicas, y Rusia domina este deporte desde el año 2000.

Espectacular video de un dron muestra el río de lava que baja por el volcán en erupción en Islandia

Cuando se televisa el nado artístico, se suele filmar de lado, bajo el agua o desde un ángulo elevado. Pero la perspectiva descendente que utiliza Walls ofrece una visión poco habitual. «No se pueden ver las formas y los patrones geométricos que se están formando», dijo el fotógrafo. «Así que pensé que el retrato a baja altura era una forma estupenda de exponer esos detalles».

En el nado artístico se suele recrear formas espirales y mosaicos, convirtiendo el deporte en un espectáculo visual que atrae a Walls, quien dijo que «siempre tuvo afinidad por los patrones».

Walls trabajó con un equipo de nado artístico de Sydney para fotografiar la serie, y las rutinas fueron coreografiadas por Katrina Ann Hadi, multimedallista de oro en los Juegos del Sudeste Asiático y entrenadora profesional de nado artístico. Con su teléfono, Walls dibujó formas y composiciones específicas que quería que las mujeres formaran en la piscina, antes de volar su dron por encima para capturar las imágenes.

Aunque gran parte del trabajo se hizo en el agua, mientras las mujeres pisaban para mantener sus posiciones, Walls también creó composiciones, mediante el uso de múltiples imágenes para mejorar la simetría.

Estos consejos te ayudarán a obtener las mejores fotos del eclipse de la luna de sangre

Con ocho nadadoras trabajando juntas, «se hace exponencialmente más difícil» dirigir y capturar una imagen fija, dijo Walls. La composición más difícil fue la de la línea diagonal, añadió, ya que el movimiento del agua iba alterando la formación. «No te das cuenta de la cantidad de flujo que hay en el agua de forma natural», dijo sobre la piscina aparentemente inmóvil. «Y por eso (las nadadoras) seguían moviéndose de lado a lado».

Pero otras fotos surgieron por casualidad, dijo, como una imagen de las nadadoras en un anillo apretado, cada una de sus cabezas apoyada en el hombro de otra. Sin planearlo, empezaron a girar de forma natural en un círculo en el momento en que levantaron los pies del fondo de la piscina. «Fue genial», dijo Walls.

Los movimientos precisos pero sin esfuerzo de las nadadoras encajaban bien con la predilección de Walls por las imágenes meticulosas.

«Una vez me dijeron que (mi obra) es obsesivamente minimalista, en cierto modo», dijo. «Y creo que eso es lo que intentaba conseguir».

Brad Walls es un fotógrafo de Sydney, Australia. Ve más de su obra aquí.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up