ANÁLISIS | Tres gobernadores principales de EE.UU. están bajo fuego mientras sus estados enfrentan crisis mortales

(CNN) — Las múltiples crisis que se apoderan de EE.UU. –desde una pandemia única en la historia hasta una mortal tormenta invernal que dejó a millones de texanos sin calefacción y agua potable– han puesto en peligro el futuro brillante de tres de los gobernadores más prominentes de la nación, que están tratando de defender su juicio, preparación y supervisión ante residentes furiosos en tres de los estados más grandes del país.

El republicano Greg Abbott y los demócratas Andrew Cuomo y Gavin Newsom, que se postulan para la reelección en 2022, enfrentan problemas muy diferentes y diferentes grados de culpa en lo que sus críticos ven como fallas de juicio. Pero el escrutinio candente sobre los tres subraya la creciente responsabilidad de los grandes gobernadores estatales de alto perfil después de cuatro años en los que el expresidente Donald Trump adoptó un enfoque descentralizado para los problemas más urgentes de la nación y elevó la responsabilidad de los gobernadores para proporcionar a su gente esencialmente diciéndoles que estaban por su cuenta.

Un cuarto gobernador, el republicano Ron DeSantis de Florida –que estuvo envuelto en una controversia por su manejo desordenado del covid-19 durante gran parte del año pasado– también está en el centro de atención nuevamente esta semana, enfrentando nuevas acusaciones de favoritismo político en torno a la colocación de un sitio de vacunación emergente que se creó para atender a los residentes de dos códigos postales ricos.

El impacto devastador de la pandemia y el casi colapso de la red eléctrica de Texas ha revelado la falta de planificación cohesiva de la nación para los desastres –ya sea que EE.UU. esté listo para tratar y vacunar a millones de estadounidenses en las garras de un virus mortal o para protegerlos de la gravedad alarmante de los principales eventos climáticos, incluidas las tormentas de invierno, los huracanes y los incendios forestales que se han desarrollado en medio de una crisis climática.

Se les pide a los gobernadores que rindan cuentas por los problemas generalizados que han sido expuestos por esos eventos: la enorme desigualdad de ingresos, la inseguridad alimentaria, un nivel espantoso de inequidad en la salud y la ineficiencia del sistema de prestación de atención médica del país.

Aunque los gobernadores no pueden controlar la trayectoria impredecible de un virus nuevo o la severidad de una tormenta invernal, los estadounidenses cansados no tienen paciencia en este momento para las excusas, y mucho menos para encubrir cuando las cosas salen mal.

LEE: El clima invernal amenaza con cubrir de hielo la costa este después de ser fatal en el sur

Abbot, el gobernador republicano de Texas, se está convirtiendo rápidamente en la encarnación de los riesgos del espíritu de laissez-faire y la antiregulación en el estado de la estrella solitaria mientras lucha por explicar por qué la red eléctrica estatal no estaba preparada para la tormenta invernal que llevó a algunos texanos a quemar muebles y cercas para mantenerse calientes mientras otros 13 millones permanecen bajo notificaciones de hervir el agua del grifo por seguridad.

El gobernador agravó sus propios problemas al apresurarse tontamente en Fox News el martes por la noche para culpar a las fuentes de energía verde como la eólica y la solar por la falla masiva. Pero el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas, que administra la red independiente de Texas, aclaró más tarde que los problemas con el suministro de gas natural eran en gran parte responsables.

Newsom, el gobernador demócrata de California, enfrenta un esfuerzo bien financiado por los republicanos para destituirlo de su cargo después de que promulgó órdenes restrictivas de quedarse en casa para tratar de detener el número creciente de casos y muertes de covid-19 en su estado. Sus oponentes dicen que esas acciones paralizaron las pequeñas empresas y ralentizaron la recuperación económica estatal. Si bien su liderazgo fue ampliamente elogiado durante gran parte del año pasado, se convirtió en blanco de cargos de hipocresía al asistir a una fiesta de cumpleaños en noviembre en un restaurante elegante mientras instaba a los californianos a quedarse en casa y evitar las reuniones.

La administración de Cuomo en Nueva York está bajo escrutinio por el manejo de algunos de los datos relacionados con las muertes por covid-19 en centros de atención a largo plazo en Nueva York, semanas después de que la fiscal general del estado, Letitia James, revelara que el Departamento de Salud del Estado de Nueva York subestimó esos datos de muertes en aproximadamente un 50%, esencialmente dejando de lado las muertes de residentes que habían sido trasladados a hospitales.

La fiscalía en Brooklyn y el FBI ahora están investigando el manejo de algunos de los datos, como informó por primera vez Albany Times Union. No está claro si las autoridades están investigando a Cuomo o a miembros de su administración.

El perfil de esos tres gobernadores, y la atención a sus potenciales ambiciones más elevadas, se intensificó durante el año pasado durante la pandemia, cuando estaban continuamente frente a los micrófonos. Pero esa mayor exposición ahora ha magnificado sus errores y posibles obstáculos.

Douglas Brinkley, un historiador presidencial de CNN que enseña historia en la Universidad Rice y todavía estaba sin electricidad en Texas el jueves por la tarde, dijo que le recordó el viejo adagio de que el clavo que está más alto es el que se clava.

«Cuando algo como el covid-19 golpea en esos estados, se convierte en una lucha loca que es algo difícil de entender», dijo Brinkley, señalando el tamaño y la complejidad de Nueva York, California y Texas. «Es mucho más fácil gobernar Dakota del Norte o Arkansas que gobernar uno de los tres grandes así».

Brinkley agregó que la falta de planificación federal durante cuatro años del enfoque descentralizado de Trump ha creado «un ambiente de banquete o de hambruna en todo el país en el que la gente ha tenido que vivir sola sin dadivosidad ni liderazgo federal, y crea una enorme confusión».

LEE: Nuevos informes de los CDC advierten que las variantes de covid-19 podrían provocar un aumento rápido de los casos en EE.UU.

Los texanos exigen respuestas a medida que Abbott promete solucionar los problemas de la red de energía

“Nadie nos da respuestas”, residente en Texas sobre los apagones 2:12

En un esfuerzo por reparar su valor, los tres gobernadores han seguido el principio fundamental de cualquier esfuerzo de relaciones públicas viable al afirmar que asumen la responsabilidad de los problemas que enfrentan sus estados.

Abbott fue el último en dar ese paso durante una sesión informativa sobre la crisis de la red energética de Texas el jueves por la tarde, donde dijo que se había restaurado la energía a la mayoría de los texanos después de una semana en la que más de 4 millones de clientes estuvieron sin ella en un momento dado. Y subrayó las acciones que está tomando para garantizar que la situación «nunca se vuelva a repetir».

Aunque los demócratas han argumentado que Abbott tiene la responsabilidad de no asegurarse de que la red eléctrica de Texas estuviera preparada para la tormenta –una crítica que los republicanos a menudo dirigieron a Newsom cuando California se vio obligada a lidiar con apagones durante las olas de calor del verano pasado– Abbott echó la mayor parte de la culpa a ERCOT, que ha operado la red eléctrica independiente de Texas desde 1970. (La naturaleza autónoma de ERCOT significó que Texas no pudo tomar prestada energía de los estados vecinos en medio de la crisis esta semana).

Abbott dijo que le está pidiendo a la legislatura de Texas que no solo investigue lo que sucedió, sino que ordene la preparación para el invierno de los generadores y el sistema eléctrico. Indicó con enojo que un nuevo presidente y vicepresidente fueron elegidos para la junta de ERCOT desde fuera de Texas en las semanas previas a la tormenta, aunque no estaba claro cómo eso habría afectado la planificación a largo plazo de la agencia. Señaló que la evaluación anual de invierno de la agencia «le aseguró a la gente que habría suficiente energía para satisfacer la demanda máxima este invierno», y eso resultó ser muy incorrecto.

Cuando se le preguntó si asumió la responsabilidad de la crisis, respondió: «Asumo la responsabilidad del estado actual de ERCOT. Una vez más, encuentro inaceptable lo que ha sucedido».

«Los texanos merecen respuestas sobre por qué ocurrieron las deficiencias y cómo se van a corregir. Y los texanos obtendrán esas respuestas», dijo Abbott.

LEE: Las familias están haciendo fogatas con juguetes para bebés y durmiendo en automóviles para mantenerse calientes. Estas son las historias de la tormenta de Texas

Pero su instinto inicial de politizar la crisis al afirmar engañosamente que la transición de la nación hacia fuentes de energía renovable fue la raíz de la crisis. «Esto muestra cómo el Nuevo Pacto Verde sería un acuerdo mortal para Estados Unidos», le dijo a Sean Hannity de Fox News a principios de esta semana.

El representante demócrata Joaquín Castro de Texas le dijo a Anderson Cooper de CNN el jueves por la noche que está claro que las agencias estatales, ERCOT y la comisión de servicios públicos que supervisa ERCOT «quedaron atrapadas completamente desprevenidas».

Culpó a Abbott por reavivar un debate político sobre las energías renovables en medio de una crisis: «Si nos fijamos en lo que sucedió, la mayoría de las fallas fueron con la producción y entrega de combustibles fósiles. Algunas fueron de las turbinas eólicas», dijo Castro. «Pero todo fue porque el gobierno estatal nunca se preparó para este tipo de eventos climáticos».

Cuomo enfrenta un retroceso en múltiples frentes

Cuomo: Se informó de manera precisa sobre muertes por covid-19 3:23

La revelación de que la fiscalía en Brooklyn y el FBI ahora están investigando el manejo de algunos de los datos relacionados con las muertes por covid-19 en centros de atención a largo plazo fue un desarrollo político siniestro para Cuomo, porque la investigación podría seguirlo mientras se posiciona para buscar un cuarto mandato.

El gobernador de Nueva York ha sido criticado tanto por su explicación de lo sucedido como por su comportamiento mientras trataba de mitigar el daño del escándalo de informes de datos.

La semana pasada, la asistente principal de Cuomo Melissa DeRosa admitió en una llamada con los legisladores estatales que la administración trató de retrasar la publicación de los datos sobre las muertes por covid-19 en centros de atención a largo plazo, por cautela ante una investigación preliminar del Departamento de Justicia federal.

Durante una conferencia de prensa el lunes, Cuomo –quien generó confianza entre los neoyorquinos el año pasado con sus sobrias actualizaciones sobre la crisis del covid-19– dijo que los datos solicitados por los legisladores sobre las muertes por covid-19 no se proporcionaron lo suficientemente pronto, pero insistió en que los recuentos de muertes del estado eran precisos.

«Para ser claros, todas las muertes en los hogares de ancianos y en los hospitales siempre se informaron de manera completa, pública y precisa», dijo.

Cuomo defendió la demora de su administración en la publicación de datos sobre las muertes por covid-19, explicando que el Departamento de Salud «pausó» la solicitud de los legisladores estatales de datos de muertes por covid-19 mientras su administración se concentraba en una investigación relacionada del Departamento de Justicia. La demora en responder a las solicitudes de información, dijo, creó «un vacío» que ha permitido que prosperen las teorías de la conspiración.

MIRA: Por falta de dosis, este centro de vacunación masiva en Nueva York solo puede vacunar unas 250 personas con cita

«El vacío que creamos al no proporcionar información se llenó de escepticismo y cinismo y teorías de conspiración que aumentaron la confusión», dijo.

«Sin excusas. No deberíamos haber creado el vacío», dijo. «Deberíamos haber hecho un mejor trabajo al proporcionar información. Deberíamos haber hecho un mejor trabajo para acabar con la desinformación… Acepto la responsabilidad por eso».

Newsom se enfoca en acelerar el ritmo de las vacunas

Centros de vacunación en California se quedan sin vacunas 5:57

Newsom, quien se disculpó profusamente con los californianos por ir a la fiesta de cumpleaños el año pasado prometiendo «predicar y practicar, no solo predicar», ha tratado de estabilizar su posición política en California enfocándose en los esfuerzos de mitigación del virus mientras que, en gran medida, se hace caso omiso a la amenaza de un retiro del mercado. Después de levantar las órdenes de confinamiento, se ha concentrado en mejorar la implementación de vacunas en California, que tuvo un comienzo inestable.

Ha pasado sus últimos días visitando sitios de vacunación en Los Ángeles, Fresno, San Diego, San Francisco y Santa Clara para resaltar la mejora en el ritmo estatal de aplicación de más de 6 millones de dosis de la vacuna.

El martes, apareció en Los Ángeles en la apertura de uno de los primeros sitios de vacunación comunitaria en el país, que fue creado en asociación con FEMA y la administración de Biden. Una vez más, hizo caso omiso de las preguntas relacionadas con el retiro del mercado al afirmar que comprende las frustraciones de los californianos con los estragos que ha causado la pandemia y que está haciendo todo lo posible para ayudar a que su estado vuelva a la normalidad.

LEE: Una variante de coronavirus está en camino de convertirse en dominante en los puntos críticos de Florida y California, dice compañía de pruebas

«Ha sido un año difícil y desafiante para todos nosotros», dijo Newsom en Los Ángeles, señalando la pendiente descendente de casos, hospitalizaciones y muertes en un estado que ha sido uno de los más afectados por el virus. «Pero el hecho es que, a gran escala, nos estamos moviendo en la dirección correcta, incluso en términos de la administración y las dosis de la vacuna, en términos de que la gente vuelva al trabajo y que nuestros hijos vuelvan a la escuela. Así que esos son verdades empíricas y objetivas».

Los votantes en los tres estados buscarán verdades empíricas mientras juzgan cómo les fue a sus líderes en estas crisis, y los tres gobernadores serán llamados a responder por ellas en las urnas.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up