La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. propone las primeras normas para que el agua potable sea más segura frente a los “químicos para siempre”

(CNN) — La Agencia de Protección Ambiental de EE.UU. (EPA, por sus siglas en inglés) propuso este martes la primera norma nacional de agua potable para las “sustancias químicas para siempre”, peligrosas para la salud humana. La medida podría afectar radicalmente al agua potable de casi todos los habitantes de Estados Unidos.

La nueva norma pretende establecer normas de agua potable para seis sustancias perfluoroalquiladas y polifluoroalquiladas, también conocidas como PFAS o “sustancias químicas para siempre”. Los PFAS son una familia de sustancias químicas sintéticas omnipresentes que permanecen en el medio ambiente y en el cuerpo humano, donde pueden causar graves problemas de salud.

Aunque existen miles de PFAS, según los Institutos Nacionales de Salud (NIH, por sus siglas en inglés), bajo la nueva norma, los sistemas de abastecimiento de agua tendrían que controlar seis sustancias químicas específicas, notificar al público los niveles de PFAS y trabajar para reducirlos si los niveles superan la norma permitida.

La EPA afirma que la propuesta evitaría miles de muertes por exposición a estas sustancias químicas, así como decenas de miles de enfermedades graves. La agencia eligió estas sustancias químicas porque dispone de los datos científicos más claros sobre su impacto en la salud humana y afirmó que también está evaluando otras sustancias químicas.

Los productos resistentes al agua y las manchas contienen plásticos tóxicos, según un estudio

Los límites propuestos por la EPA fijan los niveles permitidos para estas sustancias químicas tan bajos que no podrían detectarse fácilmente.

La propuesta regularía dos sustancias químicas, el PFOA y el PFOS, en 4 partes por billón (ppt). En cuanto a las sustancias PFNA, PFHxS, PFBS y GenX, la EPA no propone una norma para cada una, sino un límite para una mezcla de ellas.

Los sistemas de abastecimiento de agua tendrían que determinar si los niveles de estos PFAS suponen un riesgo potencial. Según la agencia, es posible que tengan que instalar sistemas de tratamiento o tomar otras medidas para reducir los niveles de PFAS, e incluso puede que tengan que cambiar a otras fuentes de agua.

Se encuentran en hogares de todo el país

La propuesta sería uno de los primeros estándares químicos que actualiza la Ley de Agua Potable Segura desde 1996. Los estándares propuestos serían mucho más estrictos de lo que la EPA sugirió en 2016, cuando sus advertencias de salud recomendaron concentraciones de PFAS en el agua potable de no más de 70 ppt.

En junio, basándose en los últimos datos científicos, la EPA emitió advertencias sanitarias en las que afirmaba que las sustancias químicas son mucho más peligrosas para la salud humana de lo que los científicos pensaban en un principio y que probablemente son más peligrosas incluso a niveles miles de veces inferiores a lo que se creía anteriormente.

La EPA se había fijado un plazo interno para proponer esta norma a finales del año pasado, pero la propuesta estaba siendo objeto de revisión interinstitucional. Ahora que ya se ha publicado la propuesta, se abrirá un periodo de comentarios públicos. La EPA tendrá en cuenta esos comentarios y tomará una decisión final sobre la norma, que se espera para finales de este año.

Según la agencia, los sistemas públicos de abastecimiento de agua disponen de tres años a partir de la fecha de entrada en vigor de la normativa para cumplirla.

Encuentran sustancias químicas peligrosas en los envoltorios de los principales restaurantes de comida rápida y supermercados

Estas sustancias químicas se utilizan desde la década de 1940 en cientos de artículos domésticos comunes, donde ayudan a repeler el agua y el aceite. Se encuentran en ropa, muebles y alfombras que repelen el agua, en sartenes antiadherentes, pinturas, cosméticos, productos de limpieza y envases de alimentos, y en espumas contra incendios.

Los enlaces elementales extremadamente fuertes que hacen que las sustancias químicas repelan el aceite y el agua también dificultan su descomposición en el cuerpo o en el medio ambiente.

Un estudio realizado en 2007 por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades de EE.UU. (CDC, por sus siglas en inglés) reveló que las sustancias químicas PFAS podían encontrarse en el 98% de la población estadounidense.

Según la EPA, estas sustancias químicas pueden depositarse principalmente en la sangre, los riñones y el hígado, y su exposición puede provocar graves problemas de salud como cáncer, obesidad, enfermedades tiroideas, colesterol alto, disminución de la fertilidad, daños hepáticos y supresión hormonal.

El año pasado, las Academias Nacionales de Ciencias, Ingeniería y Medicina publicaron directrices para que los médicos realicen pruebas, diagnostiquen y traten a los millones de personas que tienen un historial de exposición elevada a estas sustancias químicas.

Intentos de regulación

En la última década, los fabricantes de productos químicos han dejado de producir PFOS y PFOA.

A nivel federal, la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) eliminó gradualmente el uso de determinadas sustancias químicas PFAS en 2016. La FDA y los fabricantes también acordaron en 2020 eliminar gradualmente algunas sustancias químicas PFAS de los envases de alimentos y otros artículos que entraban en contacto con los alimentos. Sin embargo, el seguimiento de la FDA en el medio ambiente mostró que los productos químicos tienden a persistir, como implica el nombre “para siempre”.

Según la EPA, GenX, un sustituto que han estado utilizando muchas empresas químicas, también puede ser problemático. Estudios con animales han demostrado que puede afectar al hígado, los riñones y el sistema inmunitario, y podría estar relacionado con el cáncer.

En junio, por primera vez, la EPA emitió avisos definitivos sobre los límites de GenX en el agua potable, considerado un sustituto del PFOA, y de PFBS, un sustituto del PFOS: menos de 10 ppt y 2.000 ppt, respectivamente.

La administración de Biden ha tomado algunas medidas para ayudar a eliminar la exposición a esta contaminación.

Como parte de la Ley de Inversión en Infraestructuras y Empleo de 2022, se destinaron US$ 10.000 millones a la limpieza de contaminantes como los PFAS en el agua potable.

En febrero, la EPA también anunció US$ 2.000 millones disponibles para hacer frente a contaminantes como los PFAS en el agua potable en comunidades pequeñas, rurales y desfavorecidas.

El Consejo Estadounidense de Química, asociación que representa a los fabricantes de productos químicos, señaló que sus miembros retiraron de la producción el PFOA y el PFOS hace más de ocho años. “Apoyamos las restricciones en su uso a nivel mundial, y apoyamos las normas de agua potable para PFOA y PFOS basadas en la mejor ciencia disponible”, dijo el consejo en un correo electrónico a CNN. Sin embargo, dice que tiene “serias preocupaciones” sobre la ciencia que la EPA utilizó para crear la norma que califica de “conservadora”.

Los grupos ecologistas aplauden la medida

Melanie Benesh, vicepresidenta de asuntos gubernamentales del Environmental Working Group, un grupo de investigación y defensa del medio ambiente, afirmó que el anuncio de este martes “es realmente histórico y debería haberse hecho hace mucho tiempo. Hay muchas comunidades que han estado expuestas a estas sustancias químicas durante décadas”.

“Está claro que estas sustancias químicas son tóxicas a niveles muy bajos y la EPA está respondiendo a ese riesgo, y creo que es una gran victoria para la salud pública”, añadió.

Según Sarah Doll, directora nacional de Safer States, un grupo que trabaja para ayudar a las comunidades a prevenir los daños causados por sustancias químicas peligrosas, una nueva norma, acompañada de recursos reales para limpiar la contaminación y garantizar que las comunidades puedan realizar pruebas de detección de estas sustancias químicas, es un paso importante.

“También necesitamos que los contaminadores, los causantes reales del daño, ayuden a pagar la limpieza”, dijo Doll. Diecisiete fiscales generales estatales y otros están demandando ahora a varios fabricantes y usuarios de estas sustancias químicas. “Es un primer paso. Es estupendo. Es realmente importante, y vamos a necesitar recursos adicionales, especialmente de aquellos que han causado daños”.

Con la norma propuesta, la EPA se pone a la altura de 10 estados que tienen normas de agua potable de obligado cumplimiento para estas sustancias químicas: Maine, Massachusetts, Michigan, Nuevo Hampshire, Nueva Jersey, Nueva York, Pennsylvania, Rhode Island, Vermont y Wisconsin.

“Estamos muy contentos de que la Administración esté dando estos pasos adelante. Representan un paso muy positivo en la dirección correcta”, dijo Liz Hitchcock, directora de política federal de Toxic-Free Future, un grupo que aboga por el uso de productos y sustancias químicas más seguros.

Pero ninguna norma de la EPA sobre el agua va a resolver el problema por sí sola. Los fabricantes de artículos que utilizan estas sustancias químicas tendrán que encontrar alternativas urgentemente.

“Seguiremos contaminando el agua potable si no detenemos el uso de estas sustancias químicas”, afirma Hitchcock.

Los usuarios también tendrán que reducir la demanda. Por ejemplo, el Departamento de Defensa de EE.UU. ha establecido un calendario para eliminar los PFAS de las espumas contra incendios antes de octubre y dejar de utilizarlos para octubre de 2024. Cientos de propiedades militares han sido contaminadas por la espuma utilizada para apagar incendios provocados por combustible de aviación.

La propuesta está ahora abierta a los comentarios del público antes de que se finalicen las normas.

Las personas que quieran hacer su agua más segura mientras tanto pueden utilizar filtros de punto de entrada o punto de uso con carbón activado o membranas de ósmosis inversa, que han demostrado ser eficaces en la eliminación de PFAS del agua, según la EPA.

The-CNN-Wire
™ & © 2023 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up