ANÁLISIS | Guía de la semana clave de la comisión del 6 de enero

(CNN) — Casi dos años después del violento atentado contra el Capitolio de Estados Unidos, la comisión de la Cámara de Representantes encargada de averiguar qué ocurrió exactamente está a punto de mostrar sus cartas.

El panel celebrará su última reunión pública este lunes, seguida de la publicación de su informe completo este miércoles. A diferencia de muchas reuniones anteriores, la de este lunes es una reunión de trabajo y no una vista, ya que no está previsto que declare ningún testigo.

Y aunque no sabremos todo lo que nos deparará la comisión del 6 de enero hasta que se desarrolle, esto es lo que hay que saber sobre lo que se espera, lo que no, y adónde podría llevar todo esto.

La comisión del 6 de enero considera pedirle al Departamento de Justicia que presente múltiples cargos penales contra Trump

¿Qué deparará la última reunión pública?

Se espera que la reunión pública de este lunes, programada para la 1:00 p.m. ET, vea al panel anunciar que remitirá al menos tres cargos criminales contra el expresidente Donald Trump al Departamento de Justicia, entre ellos:

Insurrección
Obstrucción de un procedimiento oficial
Conspiración para defraudar al gobierno federal

La comisión publicará un resumen ejecutivo del informe de la investigación este lunes después de la reunión, dijo un asesor este domingo. El informe final, que se publicará dos días después, ofrecerá la justificación de la investigación del panel para recomendar los cargos.

¿Por qué ahora? Se espera que los republicanos disuelvan el panel cuando tomen el control de la Cámara en enero.

Buscan que Pence testifique mientras Trump ataca a la Corte 1:57

¿Qué es una remisión penal?

Una remisión representa una recomendación para que el Departamento de Justicia investigue y estudie la posibilidad de acusar a las personas en cuestión. Pero una remisión no obliga en modo alguno a los fiscales federales a iniciar una causa de este tipo, por lo que cualquier medida que adopte el panel del 6 de enero para aprobar una remisión sería en gran medida simbólica.

La investigación federal que ahora dirige el abogado especial Jack Smith está examinando a Trump en su amplia investigación sobre el 6 de enero de 2021, y parece que los investigadores del Departamento de Justicia ya están analizando gran parte de la conducta que el comité selecto ha puesto de relieve.

Pero si el Departamento presenta cargos dependerá de si los hechos y las pruebas apoyan una acusación, ha dicho el fiscal general Merrick Garland, quien tomará la última decisión sobre las acusaciones.

¿En qué se basan estos presuntos delitos?

Es delito ayudar o participar “en cualquier rebelión o insurrección contra la autoridad de Estados Unidos o las leyes”.

Los jueces han utilizado el término “insurrección” para describir el ataque del 6 de enero contra la certificación por el Congreso de las elecciones presidenciales de 2020. Pero el Departamento de Justicia no ha optado por presentar esa acusación en sus cientos de casos de disturbios en el Capitolio de Estados Unidos.

En su lugar, los fiscales se han basado en estatutos penales relacionados con la violencia, la obstrucción de un procedimiento oficial y, en algunos casos limitados, la conspiración sediciosa. Así que el comité selecto de la Cámara de Representantes remitiendo a Trump por tal acusación sería un gran problema.

Para la obstrucción de un procedimiento oficial y la conspiración para defraudar al gobierno federal, los legisladores pueden basarse en una opinión de un juez federal de California, que escribió a principios de este año que había pruebas de que Trump y sus aliados estaban conspirando para defraudar al gobierno de EE.UU. y para obstruir un procedimiento oficial.

ANÁLISIS | Por qué los votantes no quieren a Biden ni a Trump, pero podrían tenerlos de todos modos en 2024

El dictamen fue emitido por el juez de distrito estadounidense David O. Carter en una disputa sobre si la Cámara podía acceder a ciertos correos electrónicos enviados a y desde el exabogado de Trump John Eastman. El juez citó como prueba de un complot para defraudar al Gobierno federal correos electrónicos en los que se hablaba de que Trump era consciente de que ciertas afirmaciones de fraude electoral que se estaban haciendo en los tribunales eran inexactas.

Para explicar su hallazgo de pruebas de obstrucción, el juez señaló los correos electrónicos que mostraban que el equipo de Trump estaba contemplando la presentación de demandas no para obtener alivio legal legítimo, sino para entrometerse en los procedimientos del Congreso.

¿Y los aliados de Trump?

El representante demócrata Adam Schiff, miembro de la comisión selecta, dijo este domingo que el panel está considerando cómo responsabilizar a los legisladores del Partido Republicano que desafiaron sus citaciones.

“También estaremos considerando cuál es el remedio apropiado para los miembros del Congreso que ignoran una citación del Congreso, así como la evidencia que era tan pertinente para nuestra investigación y por qué queríamos traerlos”, dijo el demócrata de California a Jake Tapper de CNN en “State of the Union”.

“Eso será algo que consideraremos mañana”, agregó Schiff, señalando que el panel ha sopesado si es mejor remitir penalmente a los miembros del Congreso a otras partes del gobierno federal o si el Congreso debe “vigilar por su cuenta”.

Estos mecanismos del Congreso podrían incluir la censura y la remisión a la Comisión de Ética de la Cámara de Representantes. (El representante demócrata Bennie Thompson de Mississippi, presidente de la comisión del 6 de enero, dijo anteriormente que el panel podría emitir de cinco a seis categorías más de remisiones además de las penales al DOJ).

Cinco republicanos de la Cámara de Representantes fueron citados por el panel del 6 de enero: el líder del Partido Republicano, Kevin McCarthy, y los representantes Jim Jordan de Ohio, Mo Brooks de Alabama, Andy Biggs de Arizona y Scott Perry de Pensilvania.

CNN informó previamente que el panel también ha sopesado derivaciones penales para varios de los aliados más cercanos de Trump, incluidos Eastman, el exjefe de personal de la Casa Blanca Mark Meadows, el exfuncionario del Departamento de Justicia Jeffrey Clark y el exabogado de Trump Rudy Giuliani, según múltiples fuentes.

Otra fuente advirtió entonces de que, aunque se estaban barajando nombres, aún había que discutir antes de concretarlos.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up