ANÁLISIS | Frenético último día de campaña mientras los republicanos buscan un gran triunfo en las elecciones intermedias

(CNN) — Los republicanos están cada vez más dispuestos a ganar a lo grande en las elecciones intermedias de este martes, mientras arremeten contra los demócratas por la inflación galopante y la delincuencia, y el presidente Joe Biden busca un respiro tardío al advertir que los negacionistas electorales del Partido Republicano podrían destruir la democracia.

Como muestra de lo mucho que está en juego y de la creciente angustia entre los demócratas, cuatro presidentes —Biden, Donald Trump, Barack Obama y Bill Clinton— se lanzaron a la campaña durante el fin de semana.

El expresidente Trump, cada vez más cerca de anunciar su candidatura a la Casa Blanca en 2024, cerrará una campaña que utilizó para mostrar su perdurable magnetismo entre los republicanos de base, en Ohio, con un mitin para el candidato al Senado J.D. Vance este lunes. En un discurso que concluyó bajo una lluvia torrencial para el senador de Florida Marco Rubio este domingo, Trump predijo que los votantes “elegirán una increíble lista de verdaderos guerreros MAGA al Congreso”.

¿Cuántos asientos hay en juego en las elecciones a la Cámara de Representantes de EE.UU.? ¿Cómo puede afectar a las presidenciales 2024?

Biden, que pasó el sábado sacando el voto en la crítica carrera por el Senado de Pensilvania con Obama, advirtió que los valores fundamentales de la nación están en peligro por culpa de los republicanos que negaron la verdad sobre la insurrección del Capitolio de Estados Unidos y tras el brutal ataque al marido de la presidenta Nancy Pelosi, Paul.

“La democracia está literalmente en juego. Este es un momento decisivo para la nación. Y todos debemos hablar con una sola voz, independientemente de nuestro partido. No hay lugar en Estados Unidos para la violencia política”, dijo Biden.

El presidente terminará su esfuerzo por evitar el reproche de los votantes en un acto demócrata en Maryland. El hecho de que esté en un bastión liberal y no intente impulsar a un legislador en peligro en una carrera clave en la última noche refleja su comprometida posición en unas elecciones que se han convertido en un referéndum sobre su destrozada credibilidad y sus bajos índices de aprobación.

Los demócratas están jugando a la defensiva en los bastiones de los estados azules como Nueva York, Washington y Oregón y están librando una larga lucha para aferrarse a la Cámara de Representantes. Los republicanos solo necesitan una ganancia neta de cinco escaños para recuperar el control. Un puñado de enfrentamientos en estados indecisos decidirá el destino del Senado, actualmente dividido al 50%, entre ellos Arizona, Nevada, Georgia y Pensilvania.

Análisis: ¿Podrían los demócratas perder el control del Congreso? 5:54

Los republicanos también están mostrando un renovado interés en la carrera en New Hampshire entre la senadora demócrata Maggie Hassan y el general de brigada retirado del ejército Don Bolduc, un candidato pro-Trump que los demócratas tachan de extremista que niega las elecciones.

La presidenta del Comité Nacional Republicano, Ronna McDaniel, pronosticó en el programa “State of the Union” de CNN que su partido ganará tanto la Cámara de Representantes como el Senado y acusó a Biden de ser ajeno a la ansiedad económica de los estadounidenses con sus repetidas advertencias sobre la democracia.

“Aquí es donde están los demócratas: son negadores de la inflación, son negadores del crimen, son negadores de la educación”, dijo McDaniel.

El senador de Florida Rick Scott, que encabeza el comité de campaña del Partido Republicano en el Senado, predijo que su partido alcanzaría este martes la mayoría.

“Vamos a conseguir más de 52”, dijo este domingo en el programa “Meet the Press” de la NBC, refiriéndose al número de escaños que esperaba controlar.

Pero el presidente advirtió en un discurso en Pittsburgh el sábado por la noche, junto a Obama, que la preocupación de los republicanos por la economía era una treta y afirmó que el GOP recortaría la Seguridad Social y Medicare si ganaba la mayoría.

“Miren, lo único que quieren es que los más ricos se hagan ricos. Y que los más ricos sigan siendo ricos. La clase media se ve perjudicada. Los pobres se empobrecen con su política”, dijo Biden.

Un sistema tropical se dirige hacia EE.UU. y podría afectar Florida el día de las elecciones

Las elecciones intermedias son la primera votación nacional desde el caos y la violencia desencadenados por la negativa de Trump a aceptar el resultado de las últimas elecciones presidenciales y ya se teme que algunos candidatos republicanos sigan su ejemplo e intenten desafiar la voluntad de los votantes si no ganan. Algunos, como el senador de Wisconsin Ron Johnson, ya han planteado su preocupación por la integridad del voto.

En otro hecho ocurrido este domingo, un empleado en la sede de campaña de Kari Lake, la candidata pro-Trump en la contienda por la gobernación de Arizona, abrió una carta que contenía un sospechoso polvo blanco. La oponente de Lake, la actual secretaria de Estado de Arizona, Katie Hobbs, condenó el incidente como “increíblemente preocupante”.

(Foto: SERGIO FLORES/AFP via Getty Images)

Argumentos finales antes de las elecciones intermedias

En un frenético último fin de semana de campaña, Biden y Obama trataron de empujar al candidato demócrata John Fetterman por encima de la línea en una carrera al Senado de Pensilvania que representa la mejor oportunidad del partido para recoger un escaño del Senado en manos del Partido Republicano. Sin embargo, los demócratas están sometidos a una fuerte presión en estados como Arizona y Nevada, que podrían decantar la cámara hacia los republicanos, que necesitan una ganancia neta de un solo escaño para ganar la mayoría.

Los primeros grandes enfrentamientos de la contienda por la nominación del Partido Republicano en 2024, mientras tanto, estallaron en Florida con Trump y el gobernador de Florida Ron DeSantis celebrando mítines de duelo este domingo por la noche. El expresidente, que se espera que lance una tercera candidatura a la Casa Blanca dentro de unos días, acuñó un nuevo apodo el sábado para el hombre que podría resultar ser su oponente más duro en las primarias: “Ron DeSanctimonious”.

Pero el gobernador de Florida prefirió no comprometerse, dirigiendo su ira en cambio hacia Biden y llamando “burro” a su oponente demócrata, Charlie Crist, mientras se atribuía el mérito de haber desafiado a los funcionarios y expertos de Washington durante la pandemia.

“Estuve dispuesto a salir y recibir las flechas para que ustedes no tuvieran que hacerlo”, dijo DeSantis.

Mientras hacía un mitin a favor de Rubio, que busca la reelección, Trump no repitió su burla de DeSantis este domingo, pero volvió a insinuar la posibilidad de una candidatura presidencial. En otra señal de que la próxima carrera presidencial se está agitando, el senador de Arkansas Tom Cotton, que desde hace tiempo aspira a un cargo más alto, anunció que no se uniría a las primarias republicanas.

El expresidente Bill Clinton también fue llamado a la acción el sábado, haciendo campaña por la gobernadora demócrata de Nueva York, Kathy Hochul, en Brooklyn. El estado del Imperio debería ser territorio seguro para su partido, pero la carrera por la reelección de Hochul, más reñida de lo esperado, contra el representante republicano Lee Zeldin, subraya la dureza del entorno nacional para los demócratas.

“Sé que el mitin electoral medio es simplemente ‘whoop dee doo do vote por mí’, pero tu vida está en juego. Para los jóvenes del público, su vida está en juego”, dijo Clinton.

Biden: El Partido Republicano está intimidado por Trump 1:04

Con los estadounidenses luchando contra el alto coste de la vida, los demócratas no han podido evitar un referéndum sobre la gestión económica y la presidencia de Biden, ya que la mayoría de las encuestas predicen un creciente impulso republicano que podría suponer para el presidente del primer mandato un clásico reproche en las elecciones de mitad de mandato.

Cada vez hay más dudas sobre la estrategia de los demócratas y sobre si están hablando eficazmente de los temas que más preocupan a los votantes. El mensaje final de Biden sobre la salvación de la democracia de los candidatos pro-Trump podría ser un reflejo preciso de las nuevas amenazas que plantean el expresidente y sus acólitos. Pero no hace nada para aliviar los temores sobre el costo de los comestibles o de un galón de gasolina.

Sin embargo, Biden no ha conseguido hablar de forma eficaz y personal a los estadounidenses que ansían volver a la normalidad tras la pandemia, ni hacer entender que comprende plenamente el dolor que supone el aumento de los precios en una explosión de inflación que lleva 40 años y que su Casa Blanca tildó repetidamente de “transitoria”.

Si los republicanos recuperan la Cámara de Representantes, pueden imponer un tornillo de banco al programa legislativo de Biden y establecer una serie de peligrosos enfrentamientos políticos sobre el gasto y el aumento del techo de la deuda. Prometen una ronda implacable de investigaciones y audiencias sobre todo, desde la retirada de EE.UU. de Afganistán y el aumento de migrantes a través de la frontera sur hasta el hijo de Biden, Hunter.

Una mayoría republicana contaría con decenas de candidatos a imagen y semejanza de Trump y se convertiría en un arma para dañar al presidente lo máximo posible de cara a una posible revancha con Trump en 2024. Y un Senado republicano frustraría las esperanzas de Biden de equilibrar el poder judicial tras cuatro años en los que Trump ha nominado a jueces conservadores.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up