ANÁLISIS | Esto podemos esperar de la coronación del rey Carlos III

Londres (CNN) —  Marquen sus calendarios, seguidores de la realeza: el rey Carlos III será coronado en la Abadía de Westminster el 6 de mayo de 2023, ocho meses después de suceder a su madre.

Como era de esperar, la fecha ha sido fuente de fuertes especulaciones en las últimas semanas. Muchos esperaban que fuera el 2 de junio, 70 años después de la coronación de la reina Isabel II, como símbolo de continuidad entre los reinados.

Pero, por desgracia, elegir una fecha no es tan sencillo como mirar un calendario. Hay que cotejarla con todo lo demás para evitar que coincida con otros acontecimientos importantes (la final de la Copa de Inglaterra, por ejemplo), así como garantizar la disponibilidad de los actores clave, como la propia abadía y el arzobispo de Canterbury, que dirige la ceremonia.

La coronación del rey Carlos III será el 6 de mayo de 2023, anuncia el Palacio de Buckingham

Una vez fijada la fecha, la atención se centra ahora en los detalles del día. El Reino Unido es la única monarquía de Europa que conserva el ritual de la coronación, por lo que será una ocasión típicamente real, llena de la pompa que tanto emociona. Pero, en el fondo, es también una ceremonia profundamente religiosa.

Aunque aún no se han revelado los detalles del evento del próximo año, las coronaciones han sido prácticamente las mismas durante más de 1.000 años, por lo que tenemos una idea bastante clara de lo que podemos esperar.

Es probable que comience con un viaje del rey y la reina consorte a la abadía en procesión en la carroza dorada de Estado, vista a principios de este año en las celebraciones del Jubileo de Platino de la reina Isabel. Una vez que Carlos y Camila lleguen, el Palacio de Buckingham dice que la coronación “reflejará el papel actual del monarca y mirará hacia el futuro, al tiempo que se arraiga en las tradiciones y la pompa de siempre”.

Esa frase del palacio se ha interpretado como una insinuación de que la coronación de Carlos será diferente a la que vivió su difunta madre hace siete décadas.

La reina Isabel II se sienta en un trono durante su coronación en la Abadía de Westminster en Londres. Crédito: Centrall Press Photo LTD/AFP/Getty Images

Por aquel entonces, el comité de planificación orquestó un gran acto de Estado para presentar al mundo a la joven y algo desconocida Isabel y afirmar su posición como nueva monarca. Gran Bretaña aún estaba saliendo de una guerra mundial, y se consideró que el país necesitaba una ocasión elaborada para unirse.

La ceremonia, que fue el primer acontecimiento real televisado, duró más de tres horas y se levantaron estructuras temporales dentro de la abadía para dar cabida a una nutrida lista de invitados de más de 8.000 personas.

Los elementos centrales del servicio fueron el reconocimiento, el juramento, la unción, la investidura, la coronación y el homenaje. El reconocimiento es cuando el soberano se sitúa en el teatro de la abadía y se presenta al pueblo. Tras prestar el juramento de coronación, que es un voto de gobernar según la ley, ejercer la justicia con misericordia y mantener la Iglesia de Inglaterra, el monarca es ungido con óleo santo por el arzobispo. Esta parte se considera la más sagrada del servicio.

La siguiente parte es la investidura, cuando el soberano se viste con ropas especiales de coronación y se le presentan los símbolos de la monarquía: el orbe, el anillo de coronación, el cetro y la vara. A continuación, se coloca la Corona de San Eduardo sobre la cabeza del monarca antes de que los príncipes reales y los nobles del reino se dirijan al soberano para presentarle sus respetos.

Revelan el retrato del rey Carlos III que aparecerá en las nuevas monedas británicas

También se coronará a la reina consorte en una ceremonia similar pero de menor envergadura.

Los expertos afirman que la coronación de Carlos III será una ocasión mucho más discreta que la de su madre, y que los preparativos estarán influidos por la actual crisis del costo de la vida en el Reino Unido.

“Ya no somos el tipo de sociedad que solíamos ser”, dice Bob Morris, investigador honorario de la Unidad de Constitución del University College London.

Sería “ridículo que tuviéramos el tipo de coronación imperialista que tuvimos en 1953”, añade. “En segundo lugar, estamos en medio de una recesión o muy cerca de ella. Y esa es una muy buena razón para no derrochar el dinero”.

La Corona de San Eduardo se ha utilizado en las coronaciones de los monarcas ingleses, y posteriormente británicos. Crédito: Jack Hill/Pool/AFP/Getty Images

Craig Prescott, profesor de derecho en la Universidad de Bangor, en Gales, dice a CNN que es inevitable que el evento se adapte y señala la duración de la ceremonia como un aspecto que podría ser revisado.

“(La monarquía) no es un museo. Es una parte viva, que respira, de nuestros acuerdos constitucionales, políticos y sociales, y por lo tanto, para ser eficaz, tiene que mantenerse en sintonía con los tiempos”, explica. “El servicio de coronación siempre ha cambiado con los tiempos”.

Prescott continúa: “Aunque (la coronación de la reina) fue televisada, no fue un acontecimiento televisivo en el sentido moderno… Los que lo organizan hoy tendrán más de un ojo puesto en la idea de que esto se verá principalmente a través de la televisión y mucho de ello podría agilizarse con un enfoque más moderno y cuidado”.

William, el nuevo príncipe de Gales, asume un papel crucial para la monarquía

En concreto, Morris cree que los elementos feudales, como el homenaje de los compañeros, podrían eliminarse por completo.

Por su parte, Prescott sugiere que se reduzcan las oraciones y las lecturas, y así dar cabida a “la participación de las demás religiones en el Reino Unido”.

“Lo hemos visto en otros eventos reales, en los que participan personas de otros credos (y) rezan oraciones de sus propios orígenes religiosos”.

Independientemente de las modificaciones en las ceremonias, Prescott afirma que la puesta en escena real del próximo año promete ser espectacular.

“(La coronación) es nueva para casi todo el mundo”, dice, y añade: “Cuando se piensa en la monarquía, es una institución tan antigua, pero es capaz de ofrecer algo nuevo”.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up