La crisis energética de Rusia en Europa se está intensificando, al igual que los costos

(CNN Business) — La crisis energética de Europa se está profundizando a medida que Rusia limita aún más las exportaciones de gas natural, lo que obliga a los Gobiernos a gastar miles de millones de euros para proteger a las empresas y los consumidores de las facturas vertiginosas a medida que la región se desliza hacia la recesión.

Los precios de referencia europeos del gas natural se dispararon un 28% este lunes por la mañana hasta alcanzar los 274 euros (US$ 272) por megavatio hora, en el primer día de negociación después de que el gigante energético ruso Gazprom detuviera indefinidamente los flujos a través del vital oleoducto Nord Stream 1, alegando que había encontrado una fuga de aceite en una turbina.

El año pasado, el gasoducto entregó alrededor del 35% de las importaciones totales de gas ruso de Europa. Pero desde junio, Gazprom había reducido los flujos a lo largo de Nord Stream 1 a solo el 20% de su capacidad, citando problemas de mantenimiento y una disputa sobre una turbina perdida atrapada en las sanciones de exportación occidentales.

La decisión de Moscú de no reabrir el gasoducto el sábado avivó las preocupaciones de que la Unión Europea podría quedarse sin gas este invierno, a pesar de un esfuerzo exitoso para llenar los tanques de almacenamiento. Temores similares en el Reino Unido hicieron que los futuros mayoristas de gas natural subieran más de un tercio el lunes.

La noticia del cierre indefinido del oleoducto el viernes hizo que el euro se hundiera por debajo de US$ 0,99 este lunes, su nivel más bajo en 20 años. La libra alcanzó los US$ 1,14, su nivel más bajo desde 1985, ya que los operadores estaban preocupados por el costo que podría tener una escasez de energía potencialmente drástica en la actividad económica regional y los presupuestos gubernamentales.

ANÁLISIS | “A fuego lento”: Rusia esquiva el colapso económico pero el declive ha comenzado

Unión Europea planea medidas ante la crisis energética 0:58

Algunos países se están preparando para gastar mucho para tratar de limitar el caos.

Este domingo, el Gobierno alemán anunció un paquete de ayuda de 65.000 millones de euros (US$ 64.000 millones) para ayudar a los hogares y las empresas a hacer frente al aumento de la inflación. Alemania, la economía más grande de Europa, depende particularmente de las exportaciones de gas de Rusia para alimentar sus hogares y su industria pesada.

Junto con las medidas anteriores, eso eleva la cantidad total de apoyo gubernamental a €95.000 millones (US$ 94.000 millones), equivalente a alrededor del 2,5% del PIB alemán, dijo Holger Schmieding, economista jefe de Berenberg, en una nota el lunes.

Liz Truss, la nueva primera ministra de Reino Unido, está bajo una enorme presión para anunciar más ayuda para los hogares y las empresas a medida que aumentan las facturas de energía.

Truss está considerando un paquete de £ 100.000 millones (US$ 115.000 millones) para ayudar con el aumento del costo de vida, incluido el apoyo para pagar las facturas de energía, según un informe de The Sunday Times, que citó fuentes no identificadas en el Departamento de Finanzas de la nación.

Si es así, eso superaría el costo del plan de licencia pandémica del Reino Unido, en el que el Gobierno subsidió los salarios de los trabajadores para evitar despidos masivos, en alrededor de £30.000 millones (US$ 34.000 millones).

El invierno se acerca

Durante meses, la Unión Europea ha estado apuntalando sus reservas de energía para los meses más fríos, cuando el uso aumenta, ya que teme que Rusia reduzca aún más su suministro de gas.

Moscú ya ha dejado de enviar gas a varios países europeos “antipáticos” y compañías energéticas por su negativa a pagar el gas en rublos, como insiste el Kremlin, en lugar de los euros o dólares estipulados en los contratos.

El anuncio del Nord Stream 1 del viernes se produjo pocas horas después de que las naciones del G7 acordaran limitar el precio al que Rusia puede vender su petróleo en un intento por limitar los ingresos que el Kremlin está utilizando para financiar su guerra en Ucrania.

Un portavoz de Siemens, el fabricante alemán de la turbina Nord Stream 1 supuestamente defectuosa, dijo el viernes que una fuga de aceite no era “una razón técnica para detener la operación”.

“Independientemente de esto, ya hemos señalado varias veces que hay suficientes turbinas adicionales disponibles en la estación compresora de Portovaya para que opere Nord Stream 1”, dijo el vocero a CNN Business.

A medida que se ha intensificado el enfrentamiento energético, los países de la Unión Europea han llenado rápidamente sus instalaciones de almacenamiento de gas. Las plantas ahora están llenas al 82% de su capacidad, según datos de Gas Infrastructure Europe, superando el objetivo del 80% que los funcionarios establecieron para los países antes de noviembre.

“A pesar del grave riesgo de escasez de energía, todavía esperamos que la mayor parte de Europa supere la temporada de frío sin tener que cerrar partes significativas de la industria mediante el racionamiento a gran escala de los suministros de gas”, dijo Schmieding en su nota.

Los líderes europeos saben que necesitan hacer más, sin embargo, para evitar dificultades generalizadas y limitar las consecuencias de una recesión. Los ministros de Energía de la Unión Europea celebrarán una reunión de emergencia el viernes para discutir planes para ayudar a proteger a los europeos de lo peor de los aumentos de precios de la energía.

Las ideas iniciales incluyen un mecanismo que disocie los precios de la electricidad de los precios mayoristas del gas natural y una oferta de crédito de emergencia para las empresas de energía en riesgo de quebrar, según borradores de documentos vistos por Reuters.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up