La costa occidental de Alaska espera fuertes vientos e inundaciones durante una poderosa tormenta

(CNN) — Los restos del tifón Merbok están poniendo a los residentes del oeste de Alaska en alerta máxima, ya que se espera que una tormenta costera provoque inundaciones y fuertes vientos este fin de semana.

Se esperan ráfagas de viento de hasta 105 km/h (65 mph) para Kotzebue Sound y Chukchi Coast, según el Servicio Meteorológico Nacional en Fairbanks. Los vientos están programados para alcanzar su punto máximo temprano en la mañana del sábado.

Los meteorólogos la llaman “la tormenta más fuerte en más de una década”.

Emiten advertencia de tormenta tropical para las Islas Vírgenes de EE.UU. y Puerto Rico a medida que se acerca Fiona

Los funcionarios del área de Nome, con unos 10.000 habitantes, han instado a la gente a prepararse.

“Los usuarios del puerto deben asegurar los botes y embarcaciones en el puerto y en Belmont Point. Revise sus líneas y equipo periódicamente para evitar pérdidas”, dijo la ciudad de Nome en su página de Facebook.

El pueblo dijo que su centro de recreación servirá como refugio de emergencia.

“Las numerosas agencias locales, estatales, federales, tribales y no gubernamentales y las organizaciones de respuesta a emergencias conocen el potencial de esta tormenta y están preparando sus capacidades de respuesta”, dijo la División de Seguridad Nacional de Alaska. “El personal del Centro de Operaciones de Emergencia del Estado continuará monitoreando la situación y comunicándose con las comunidades en el camino de la tormenta”.

El Departamento de Transporte e Instalaciones Públicas de Alaska pidió a las personas que informaran sobre las condiciones de las carreteras a su estación de mantenimiento de Nome.

El sistema se movía sobre el mar de Bering, que se extiende por el norte del Océano Pacífico entre Alaska y Rusia.

“Esta es una tormenta peligrosa que se espera que produzca inundaciones costeras generalizadas al sur del Estrecho de Bering con niveles de agua acercándose a niveles no vistos en casi 50 años”, advirtió el jueves el servicio meteorológico.

A lo largo de la costa de Alaska, las principales amenazas son un doble golpe de inundaciones costeras y vientos de hasta 96 km/h (60 mph) con ráfagas más altas que podrían desplazar objetos sueltos, dañar edificios y derribar líneas eléctricas.

Los funcionarios meteorológicos en Alaska también instaron a los residentes a prepararse para la tormenta, ya que podría abrumar la infraestructura crítica y arrasar las carreteras. Los impactos de la tormenta se esperan de viernes a domingo por la mañana, y los niveles de agua aumentarán al máximo el sábado.

También se han emitido alertas de inundaciones costeras para todas las costas a lo largo de la costa oeste de Alaska, desde el norte del círculo polar ártico hasta la costa del delta de Kuskokwim.

La última vez que Alaska vio una tormenta tan fuerte fue en 2011, cuando dejó una amplia franja de destrucción. Al igual que Merbok, el sistema de 2011 fue una tormenta extratropical. Una tormenta o ciclón extratropical tiene aire frío en su núcleo, a diferencia de una tormenta o ciclón tropical que tiene un núcleo cálido. Ambos pueden causar daños significativos por fuertes vientos, fuertes lluvias y marejadas ciclónicas.

“Cuando llega una gran tormenta, siempre decimos ‘¿se compara con la tormenta de 2011?'”, dijo Christest a CNN. “Esta es la primera tormenta desde 2011 en la que tenemos mucha confianza… compararemos el impacto”. La tormenta de esta semana no solo rivalizará con el evento de 2011, sino que se espera que alcance una magnitud como ninguna otra durante el mes de septiembre.

¿Qué es una bomba ciclónica?

El viernes, se pronostica que los restos del tifón Merbok se trasladarán al mar de Bering y se pronostica que serán “bombardeados”. Ese proceso también se conoce como bombogénesis, en referencia a una caída de presión de 24 milibares en 24 horas o menos. Eso significa que la tormenta se está fortaleciendo rápidamente y tiene el potencial de causar daños significativos.

“Los vientos alcanzarán su punto máximo el sábado por la mañana cerca de Shishmaref, y durante el sábado cerca de Kotzebue y la costa de Chukchi”, dijo el servicio meteorológico. “Se producirán inundaciones costeras, además de una importante erosión de las playas”.

Si bien la mayoría de las áreas verán alrededor de 2 centímetros (1 pulgada) de lluvia con esta tormenta, algunas áreas podrían acumular de 5 a 7 centímetros (2 a 3 pulgadas) durante el fin de semana. Incluso si Anchorage —a más de 804 kilómetros (500 millas) de Nome— solo recoge de 1 a 2 pulgadas de esta tormenta, empujará este año a los cinco años más húmedos registrados.

Allison Chinchar y Pedram Javaheri contribuyó a esta historia

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up