La corte de Florida niega la solicitud de una adolescente embarazada de renunciar al consentimiento del tutor legal para acceder al aborto

(CNN) — A una joven embarazada de 16 años en Florida se le negó una exención para abortar sin el consentimiento y notificación parental o de un tutor legal, luego de que un tribunal consideró que la adolescente no probó que era lo suficientemente madura para tomar la decisión.

Florida, que actualmente prohíbe la mayoría de los abortos a las 15 semanas, requiere que los médicos notifiquen y obtengan el consentimiento por escrito del padre o tutor legal de una menor antes de practicarle un aborto. Según la ley, una menor puede solicitar a un tribunal de circuito que exima estos requisitos.

El aborto en Florida: ¿qué significan las leyes actuales para las personas que buscan abortar?

La menor, que “no tiene padres” y vive con un pariente, le dijo al tribunal de circuito que su tutor legal está “bien con lo que [ella] quiere hacer”, según uno de los jueces del tribunal de apelaciones.

Un juez de circuito del estado desestimó la petición de la adolescente embarazada al determinar que ella “no había establecido mediante pruebas claras y convincentes que era lo suficientemente madura para decidir si interrumpía su embarazo”, según la opinión de un tribunal de apelaciones emitida el lunes.

En su opinión, un panel de tres jueces del Tribunal de Apelaciones del Primer Distrito de Florida confirmó la decisión del tribunal inferior y dijo que no había necesidad de devolver el fallo al tribunal de primera instancia.

El caso fue reportado por primera vez por The Daily Beast.

Juez frena ley antiaborto de Florida que comenzaría en julio 2:04

La menor, identificada en documentos judiciales como Jane Doe 22-B, tenía 10 semanas de embarazo cuando presentó la petición al tribunal de circuito de Florida, según el juez del tribunal de apelaciones Scott Makar, quien disintió en parte.

En su petición, la adolescente afirmó que no está lista para tener un bebé, no tiene trabajo, todavía está en la escuela y que el padre no puede mantenerla, dijo Makar. Poco antes de que decidiera abortar, también “experimentó un trauma (la muerte de un amigo)”, escribió.

La jueza del Tribunal de Circuito de Escambia, Jennifer Frydrychowicz, había denegado la petición de la menor sobre la base de su madurez, pero dijo que la menor “podría, en una fecha posterior, articular adecuadamente su solicitud” y el tribunal podría reevaluar su decisión, según Makar, quien escribió en su disidencia que habría devuelto el caso al tribunal inferior.

“Leyendo entre líneas, parece que el tribunal de primera instancia quería darle a la menor, que estaba bajo un estrés adicional debido a la muerte de un amigo, tiempo adicional para expresar una comprensión más profunda de las consecuencias de interrumpir un embarazo”, agregó.

Una adolescente y su madre enfrentan cargos en un caso relacionado con el aborto en el que la policía obtuvo sus mensajes de Facebook

Ciudadanos de Kansas votaron por mantener el derecho al aborto 2:06

Cuando CNN lo contactó, el asistente de Frydrychowicz dijo que no tenían más comentarios sobre el caso.

Florida es uno de los seis estados que requieren tanto la notificación como el consentimiento de los padres para que las menores puedan abortar, según el grupo de expertos sobre derechos reproductivos Guttmacher Institute. Para una renuncia judicial al consentimiento y notificación de los padres, Florida requiere que un tribunal “declare, mediante pruebas claras y convincentes, que la menor es lo suficientemente madura para decidir interrumpir su embarazo”.

El tribunal debe considerar factores como la edad del menor, la “inteligencia general”, la “credibilidad y el comportamiento como testigo”, la capacidad para evaluar las consecuencias y si comprende los riesgos médicos, de acuerdo con la ley estatal.

“En última instancia, estas decisiones quedan en manos de los jueces. Es más una decisión arbitraria porque el juez en este caso decidió que la menor no era lo suficientemente capaz de entender lo que significa interrumpir su embarazo, sin embargo, eso también significa que el estado dice que son suficientemente capaces de convertirse en padres”, dijo a CNN Stephanie Loraine Piñeiro, directora ejecutiva del fondo de aborto Florida Access Network.

Las menores generalmente buscan el proceso de derivación judicial porque no pueden compartir de manera segura su decisión de abortar con sus padres o tutores, según Piñeiro.

El derecho al aborto como tema político 2:23

Pero Piñeiro agregó que a veces un menor pasa por la derivación judicial sin necesidad, quizás por desinformación o confusión general sobre el proceso y el estatuto de Florida.

Autumn Katz, directora interina de litigios del Centro de Derechos Reproductivos, dijo que “las leyes de consentimiento de los padres no tienen nada que ver con la seguridad del paciente y solo sirven para estigmatizar la atención del aborto y colocarla aún más fuera del alcance de los jóvenes”.

“Nadie, incluidas las menores embarazadas, debería verse obligado a acudir a los tribunales y sacrificar su dignidad solo para acceder a la atención médica crítica que necesita”, dijo Katz en un comunicado. “Para obtener servicios sin la participación de los padres, los floridanos tendrían que viajar miles de kilómetros a un estado como Virginia, una barrera que la mayoría de los jóvenes, muchos de los cuales tienen recursos muy limitados, no podrán superar”.

Jamiel Lynch de CNN contribuyó a este reporte.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up