Cómo evitar los “miedos del domingo” antes de que comience la nueva semana

Nota del editor: Las opiniones expresadas en este artículo son exclusivamente las del autor. CNN presenta el trabajo de The Conversation, una colaboración entre periodistas y académicos para ofrecer análisis y comentarios de noticias. El contenido es producido exclusivamente por The Conversation.

(The Conversation) — El domingo suele ser una oportunidad para ponerse al día con los amigos, para dormir y para recuperarse de la resaca de la noche anterior. Pero para muchos de nosotros, cuando llega el domingo por la tarde, aparece una sensación de intensa ansiedad y temor, que a menudo se conoce como “miedos del domingo”.

No es de extrañar que los miedos dominicales sean tan comunes. Al fin y al cabo, los estudios demuestran que el domingo es el día más infeliz de la semana, mientras que el sábado es el más intenso. Hay una serie de razones por las que se producen los miedos dominicales, y la forma en que se pasa el fin de semana puede desempeñar un papel importante.

Por ejemplo, pasar todo el fin de semana encerrado en la computadora probablemente no sea una buena idea, incluso si es para el ocio. Las investigaciones señalan que las personas que pasan mucho tiempo en la computadora tienden a sentirse más ansiosas en general. El consumo abundante de alcohol y drogas también puede hacer que tu estado de ánimo caiga en picada y que los niveles de ansiedad se disparen al día siguiente. Así que si te pasaste la noche del sábado de fiesta, eso podría explicar que te sientas decaído o ansioso el domingo por la tarde.

Para muchas personas, los miedos del domingo también se deben al trabajo que dejaron atrás el viernes por la noche. La anticipación del día siguiente, el trabajo que tienes que hacer y todos los correos electrónicos que tienes que poner al día pueden provocar ansiedad. Pero trabajar durante el fin de semana tampoco es la solución, y de hecho podría empeorar tu salud mental.

Los miedos del domingo también pueden producirse por la sobrecarga social que se produce durante el fin de semana. Esto puede ser especialmente cierto para las personas que trabajan mucho durante la semana o para los solteros, que designan el fin de semana como su principal momento para socializar. Pero pasar tiempo con otros, por muy agradable que sea, puede suponer una presión adicional para nosotros. Por ejemplo, cuando compartimos las preocupaciones de nuestros amigos, nosotros también podemos estresarnos.

Si eres alguien que tiende a sufrir los miedos de los domingos, aquí tienes algunas cosas que puedes hacer para sobrellevarlos.

1. Termina tus tareas

Una de las formas más eficaces de deshacerse de los miedos del domingo es evitar que se produzcan. Esto significa intentar terminar cualquier tarea que tengas que hacer antes del fin de semana, en lugar de dejarlo para el lunes por la mañana.

Cuando sabes que tienes asuntos pendientes para el lunes, esto puede tener una serie de efectos en ti, como arruinar tu sueño nocturno y hacer que estés más ansioso el domingo. Incluso puede afectar a la semana siguiente, ya que es más probable que sufras agotamiento. Por eso es crucial empezar la semana haciendo borrón y cuenta nueva.

Completa las tareas del trabajo el viernes para no tener que preocuparte por los asuntos pendientes el lunes.

Antes de apagar la computadora el viernes por la noche, es posible que también quieras tomarte un tiempo para reflexionar sobre las cosas negativas que pueden haber sucedido durante la semana, considerar qué cambios podrías hacer para la semana siguiente y tratar de amarrar los cabos sueltos y las tareas fáciles que puedas en lugar de dejarlas para el lunes.

Si estás en medio de un proyecto a largo plazo, al menos intenta completar una tarea que sea un hito y que te ayude a sentir que un capítulo de tu trabajo se cierra el viernes, con uno nuevo listo para empezar el lunes.

2. Anticipación positiva

Probablemente la mayor razón para sentirse ansioso el domingo por la noche se deba a que temes el trabajo que tienes que hacer la semana siguiente, especialmente aquellas tareas que odias hacer.

Pero tener eventos planificados para la semana que puedas esperar con ilusión puede ayudar a equilibrar estas emociones negativas y hacer que te sientas más positivo sobre la semana que tienes por delante. Intenta crear una nueva rutina los domingos en la que planees cosas divertidas que puedas hacer la semana siguiente, como quedar con amigos para comer o ir al cine después del trabajo.

3. Escribirlo

Si tienes tus miedos dominicales pero no tienes ni idea de lo que los provoca, tómate 20 minutos de tiempo ininterrumpido para escribir tus pensamientos y sentimientos más profundos. Este sencillo ejercicio puede ayudarte a averiguar qué causa tus pensamientos ansiosos, lo que en última instancia te ayudará a abordarlos.

Pero si eres alguien que nunca ha probado la escritura expresiva, aquí tienes algunas cosas que pueden ayudarte a empezar:

Escribe sobre tus problemas desde una perspectiva diferente (por ejemplo, cómo lo verían tus padres o tu mejor amigo).
Intenta escribir en diferentes momentos del día. Es posible que estés más concentrado en diferentes momentos del día, lo que puede ser importante para ayudarte a sintonizar con lo que sientes.

Escribe tus pensamientos y sentimientos más profundos para ayudarte a descubrir por qué estás experimentando ansiedad.

Si te resulta difícil hablar o escribir sobre ti mismo, imagina que escribes pensando en un público concreto, como tu amigo. Esto puede ayudarte a expresar mejor lo que sientes y a entender por qué te sientes así.

Si escribir no es lo tuyo, utiliza una grabadora o un video para ayudarte a expresarte.

Por supuesto, hay muchas razones por las que las personas pueden experimentar los miedos del domingo. Mientras que algunos de estos factores los podemos cambiar, otros son un poco más difíciles de abordar, como por ejemplo si tus sentimientos de ansiedad se deben a que trabajas con personas que te tratan injustamente.

Pero, independientemente de las razones por las que puedas tener los miedos dominicales, recuerda que a menudo tendemos a exagerar nuestras ansiedades en nuestra cabeza, y a menudo estos miedos resultan ser infundados.

Jolanta Burke es psicóloga y profesora titular del Centro de Psicología Positiva y Salud de la Universidad de Medicina y Ciencias de la Salud RCSI, en Dublín, Irlanda. Burke no trabaja, consulta, posee acciones o recibe financiación de ninguna empresa u organización que pueda beneficiarse de este artículo, y no ha revelado ninguna afiliación relevante más allá de un nombramiento académico. El Real Colegio de Cirujanos de Irlanda (RCSI) proporciona financiación como miembro de The Conversation UK.

Republicado bajo una licencia Creative Commons de The Conversation.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up