Por qué el diesel es más caro que la gasolina normal en Estados Unidos

Nueva York (CNN Business) — La mayoría de los conductores se centran hoy en el alto coste de llenar sus depósitos con combustible normal. Pero hay otro combustible importante en el tablero de precios de las gasolineras, y su precio medio a nivel nacional eclipsa actualmente al de la gasolina por más de un dólar el galón: el diésel.

“El diésel es el motor del transporte por carretera. Es lo que impulsa nuestra economía global”, dijo Joseph Sykora, analista de valores de Aptus Capital Advisors.

Pero el diésel no solo es crucial para el transporte por carretera, sino que es fundamental para el transporte internacional en su conjunto, porque los motores de los vehículos de carga pesada, como los camiones de mercancías, los aviones de carga y las barcazas, funcionan con diésel. Por eso, cuando el envío de productos por todo el país y el mundo se encarece, los precios de los productos que transportan esos vehículos de transporte también suben, agravando la inflación.

Regresa la gasolina por debajo de US$ 4 el galón en algunas partes de Estados Unidos

Los precios del diésel han sido durante mucho tiempo más caros que los de la gasolina, mucho antes de que los factores actuales, como la guerra en curso en Ucrania, la escasa capacidad de las refinerías y la demanda de energía después de la crisis del covid, hicieran que se redujera la oferta mundial de petróleo y que subieran los precios. Pero, ¿por qué?

Hay tres razones principales para la discrepancia de precios: la transición a mezclas de diésel más limpias, el aumento de los impuestos estatales y federales, y la oferta y la demanda de diésel.

Diésel sucio

En 2006, la Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos (EPA, por sus siglas en inglés) empezó a introducir normas que limitaban considerablemente el contenido de azufre del diésel. La agencia hizo esto porque los niveles agravados de materia de azufre en el aire son tóxicos tanto para los seres humanos como para el medio ambiente.

Y desde 2014, la EPA ha regulado que todo el diésel vendido y producido en los Estados Unidos debe ser ULSD (diésel ultra bajo en azufre), un estándar de diésel que limita el contenido de azufre a 15 partes por millón. La normativa sobre el contenido de azufre ha reducido las emisiones tóxicas en al menos un 90%, según la agencia.

La normativa de la EPA es muy beneficiosa para el medio ambiente. Pero la reducción del contenido de azufre del diésel provocó una menor densidad energética (menos ahorro de combustible por galón) y aumentó los costes de producción en la refinería, presionando al alza los precios.

El impuesto a diésel

El gobierno del presidente Joe Biden pidió recientemente al Congreso que suspendiera el impuesto federal sobre el diésel y la gasolina. Independientemente de que la propuesta de suspensión fiscal sea efectiva, llama la atención sobre el propio impuesto.

El impuesto federal sobre el combustible de motor, que no ha cambiado desde 1993, impone un impuesto adicional de 18,3 centavos a la gasolina y de 24,3 centavos al diésel. Los ingresos de este impuesto sirven para financiar el Fondo Fiduciario de Carreteras, un fondo federal que financia la construcción y el mantenimiento de carreteras y otros proyectos de transporte masivo.

Inflación en EE.UU., la mayor en 40 años 2:15

Además del impuesto federal, cada estado tiene su propio impuesto adicional sobre ambos combustibles: el impuesto medio sobre el diésel es 7,55 céntimos más alto.

Los impuestos sobre el diésel son más elevados porque los principales vehículos con motores diésel, los camiones de carga y los autobuses, son mucho más pesados y deterioran las carreteras considerablemente más que el automóvil medio.

Demanda de diésel

Por último, el elevado precio del diésel se atribuye al principio económico básico de la oferta y la demanda: una oferta insuficiente, combinada con barriles y barriles de demanda.

En cuanto a la oferta, el diésel se produce a un ritmo reducido en comparación con la gasolina. En Estados Unidos, por cada barril de crudo refinado se producen entre 19 y 20 galones de gasolina. En el caso del diésel, esta cifra se reduce a solo 11 ó 12 galones.

En cuanto a la demanda, el diésel y sus hermanos moleculares ayudan a fabricar, cultivar y transportar casi todos los productos de consumo. El combustible alimenta los motores de camiones, trenes, máquinas industriales, equipos de  construcción y agrícolas, autobuses, generadores, sistemas de calefacción doméstica, barcos y vehículos militares.

Puede que la gasolina impulse los coches americanos, pero como el diésel impulsa la economía americana, su precio también afecta a nuestra vida cotidiana.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up