Por qué Bluetooth sigue siendo una tecnología “inusualmente difícil” después de dos décadas

(CNN Business) — En las dos décadas transcurridas desde que se incluyó por primera vez en los productos disponibles para el público en general, Bluetooth se ha generalizado tanto que una generación entera de consumidores tal vez no pueda recordar un momento sin él.

ABI Research estima que este año se enviarán a los consumidores 5.000 millones de dispositivos habilitados para Bluetooth, y se espera que esa cifra aumente a 7.000 millones para 2026. Bluetooth ahora está en todo, desde teléfonos inteligentes hasta refrigeradores y bombillas, lo que permite que una cantidad cada vez mayor de productos se conecten entre sí sin problemas, a veces.

A pesar de su omnipresencia, la tecnología todavía es propensa a problemas que provocan dolor de cabeza, ya sea la dificultad de configurar un nuevo dispositivo para conectarse, cambiar los auriculares entre dispositivos o simplemente estar demasiado lejos del alcance para conectarse.

Apple tendrá que usar cargadores estándar en la Unión Europea tras aprobación de norma

“Tengo una relación de amor y odio con Bluetooth”, dijo Chris Harrison, profesor de interacción humano-computadora en la Universidad Carnegie Melon. “Porque cuando funciona, es asombroso, y cuando no funciona, quieres arrancarte el pelo”.

“La promesa era hacerlo de la manera más fluida y fácil posible”, dijo. “Bluetooth nunca llegó allí, desafortunadamente”.

Las razones de esto se remontan a la base misma de la tecnología de costo relativamente bajo.

El auge de Bluetooth

Se dice que Bluetooth tomó prestado su nombre de un rey escandinavo del siglo IX, Harald “Bluetooth” Gormsson, conocido por su diente muerto gris azulado y también por unir Dinamarca y Noruega en el 958 d.C. Los primeros programadores adoptaron “Bluetooth” como nombre en clave para su tecnología inalámbrica que conecta dispositivos locales, y finalmente se mantuvo.

La tecnología se diferenció de Wi-Fi por ser “inherentemente de corto alcance”, dijo Harrison. Todavía hoy en día, las opciones de Bluetooth a las que muchos consumidores están acostumbrados en sus teléfonos y bocinas portátiles funcionan con menor potencia y solo se pueden conectar a distancias limitadas.

Las señales de Bluetooth viajan a través de ondas de radio sin licencia, que están efectivamente abiertas al público para que cualquiera las use, a diferencia de las ondas de radio privatizadas que están controladas por compañías como AT&T o Verizon. Esto puede haber facilitado su desarrollo y una adopción más amplia, pero tuvo un costo.

Llega el Walkman con Bluetooth 1:02

Bluetooth debe compartir y competir con una gran cantidad de otros productos que utilizan bandas de espectro sin licencia, como monitores para bebés, controles remotos de TV y más. Esto puede generar interferencias que pueden interrumpir la efectividad de su Bluetooth.

Harrison cita otras razones por las que Bluetooth puede ser “inusualmente difícil”, incluidos los problemas de ciberseguridad que pueden surgir al transmitir datos de forma inalámbrica.

Si configuras un altavoz Bluetooth en tu edificio de apartamentos de Nueva York, por ejemplo, no querrás que cualquiera dentro de un radio de 15 metros pueda conectarse a él. Pero los fabricantes nunca se conformaron con un proceso continuo de “modo de descubrimiento”, dijo Harrison.

“A veces, el dispositivo se iniciará automáticamente y estará en este modo, ‘Estoy listo para emparejar'”, agregó. “A veces tienes que hacer clic en algún tipo de secuencia alienígena para que el dispositivo entre en este modo en particular”.

Más que eso, varias agencias gubernamentales de EE.UU. han advertido a los consumidores que el uso de Bluetooth corre el riesgo de dejar sus dispositivos más vulnerables a los riesgos de ciberseguridad. La Comisión Federal de Comunicaciones advirtió que, al igual que con las conexiones Wi-Fi, “Bluetooth puede poner en riesgo sus datos personales si no tienes cuidado”.

Cómo emparejar audífonos con tu Apple Watch vía Bluetooth

Se dice que al menos un funcionario gubernamental de alto perfil es un escéptico de Bluetooth: la vicepresidenta Kamala Harris. En el video muy visto de Harris felicitando al presidente electo Joe Biden después de las elecciones (“¡Lo logramos, Joe!”), se la puede ver sosteniendo un grupo de auriculares con cable en sus manos. Según Politico, Harris “ha sentido durante mucho tiempo que los auriculares Bluetooth son un riesgo para la seguridad”.

Pero las empresas y los consumidores siguen adoptando Bluetooth. Apple, quizás lo más destacado, abandonó los puertos de auriculares tradicionales y presentó sus populares auriculares inalámbricos con Bluetooth, AirPods. Desde entonces, otras compañías tecnológicas han lanzado productos similares.

Algunos audiófilos acérrimos, el tipo de personas “que se quejan de que Spotify no tiene la calidad suficiente”, como dice Harrison, también se niegan a abrazar el mundo de los auriculares Bluetooth por razones de calidad de sonido.

A pesar de sus fallas, Harrison no ve que la demanda de Bluetooth disminuya y admite que él mismo lo usa sin problemas, alrededor del “70% del tiempo”.

“Bluetooth aún no ha alcanzado su punto máximo”, afirmó Harrison, prediciendo que la adopción generalizada de la Internet de las cosas, o dispositivos inteligentes, solo contribuirá a su crecimiento. “Bluetooth será el pegamento que conecte todo eso”.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up