Abusos de la Iglesia católica a indígenas en Canadá: el caso por el que el papa pide perdón

(CNN Español) — El papa Francisco ya está en Canadá y presentó, en nombre de la Iglesia católica, una disculpa largamente esperada por las comunidades indígenas, víctimas durante más de un siglo de abusos y de una política dirigida a eliminar su cultura mediante el sistema de escuelas residenciales para niños.

Durante 165 años, estas escuelas residenciales separaron por la fuerza a menores indígenas de las Primeras Naciones, Métis e Inuit, de sus familias, sometiéndolos a desnutrición y abusos físicos y sexuales en lo que la Comisión de la Verdad y la Reconciliación de Canadá calificó de “genocidio cultural” en 2015. Más de 4.000 niños indígenas murieron.

El papa Francisco se disculpa por el “mal deplorable” del abuso a indígenas en las escuelas residenciales católicas de Canadá

La primera escuela residencial para indígenas comenzó a funcionar en Canadá en 1831. Sus antecedentes, no obstante, se remontan a principios del siglo XVII. En esa época y hasta el siglo XIX, órdenes religiosas dirigieron escuelas misioneras para niños indígenas que serían las precursoras de este sistema de escuelas residenciales.

En un discurso de disculpa ofrecido en 2008 por el entonces primer ministro Stephen Harper, el político indicó que estas escuelas tenían como objetivo “apartar y aislar a los niños [indígenas] de la influencia de sus hogares, familias, tradiciones y culturas, y asimilarlos a la cultura dominante”, bajo el supuesto de que las culturas aborígenes eran inferiores y desiguales.

Este objetivo no estaba oculto. De hecho, en 1876 se introdujo en el país la Ley Indígena cuyo fin era erradicar la cultura de las Primeras Naciones a favor de la asimilación hacia la sociedad eurocanadiense. Unas palabras pronunciadas en 1920 por Duncan Campbell Scott, superintendente adjunto del Departamento de Asuntos Indígenas, muestran hasta qué punto imperaba esta visión.

“Quiero deshacerme del problema indio (…) Nuestro objetivo es continuar hasta que no haya un solo indio en Canadá que no haya sido absorbido por el cuerpo político y no haya una cuestión india, ni un departamento indio, ese es todo el objeto de este proyecto de ley”, dijo en ese entonces el político al proponer que la asistencia a las escuelas residenciales fuera obligatoria para todos los niños de las Primeras Naciones entre los 7 y los 16 años de edad.

¿Cuál fue el papel de la Iglesia católica?

El papa Francisco se reúne con un miembro de una tribu indígena durante su ceremonia de bienvenida en el Aeropuerto Internacional de Edmonton en Alberta, oeste de Canadá, el 24 de julio de 2022. (Crédito: Vicenzo Pinto/AFP/Getty Images)

Al menos 130 escuelas estuvieron en funcionamiento en todo Canadá entre finales del siglo XIX y 1996, y muchas de ellas dirigidas por la Iglesia católica.

De hecho, el sistema de escuelas dependía casi exclusivamente de las iglesias para proporcionar maestros, administradores e instructores religiosos.

El hallazgo de tumbas sin marcar en la “Alcatraz de Canadá”

El horror de estas escuelas volvió a ocupar las primeras planas hace exactamente un año, en julio de 2021, cuando la tribu Penelakut de Columbia Británica anunció que había hallado 160 tumbas “indocumentadas y sin marcar” en las islas del golfo sur de la provincia, donde había estado instalada una escuela residencial conocida como la “Alcatraz de Canadá”.

El descubrimiento se sumaba a otras 1.000 tumbas sin marcar que habían sido encontradas entre mayo y julio en los antiguos internados de esa provincia y de Saskatchewan.

Las investigaciones han continuado y este año se ha revelado la existencia de más tumbas.

La “peregrinación penitencial” de Francisco a Canadá

El Vaticano calificó el viaje de Francisco como una “peregrinación penitencial”.

En abril, el papa dijo a los líderes indígenas en el Vaticano que siente “dolor y vergüenza por el papel que han tenido varios católicos, particularmente aquellos con responsabilidades educativas, en todas estas cosas que los hirieron, en los abusos que sufrieron y en la falta de respeto mostrada por su identidad, su cultura e incluso sus valores espirituales”.

Los Oblatos, que participaron en el funcionamiento de muchas de las escuelas residenciales han dicho que tienen la intención de revelar todos los documentos históricos sobre su participación. “Lamentamos profundamente nuestra participación en las escuelas residenciales y los daños que ocasionaron a los pueblos y comunidades indígenas”, dijeron los grupos en un comunicado.

Un manifestante sostiene un cartel que dice “El Vaticano no puede ocultar el genocidio” durante la llegada del papa Francisco a Canadá el 24 de julio. (Crédito: Patrick T. Fallon/ AFP/ Getty Images)

La disculpa de la Iglesia cumpliría con el llamado a la acción número 58 establecido en el informe de la Comisión de la Verdad y Reconciliación de Canadá, que se creó con el propósito de documentar el impacto de las escuelas residenciales indígenas canadienses en los estudiantes y sus familias.

Y es, según dijo en 2021el jefe de Cowessess, Cadmus Delorme, “una de muchas etapas en el viaje de sanación”.

Con información de Rob Picheta, Livia Borghese, Cecilia Armstrong, Dave Alsup, Rebekah Riess, Nicole Chavez y Paula Newton.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up