Así era el Cartel de Cali, la que fue conocida como la organización narcotraficante más grande del mundo

(CNN Español) — El Cartel de Cali fue en un momento el mayor proveedor de cocaína del mundo: según estimaciones estadounidenses, el poderoso grupo criminal con sede en Cali, una de las principales ciudades colombianas, generaba US$ 8.000 millones al año. En 2014, el Departamento del Tesoro declaró la victoria sobre el Cartel de Cali.

Los líderes del cartel, Miguel y Gilberto Rodríguez Orejuela, fueron arrestados en los años 90 y pagaron prisión en EE.UU. tras haberse declarado culpables en 2006 en Miami por cargos de narcotráfico.

Gilberto Rodríguez Orejuela murió este martes 1 de junio en un centro médico de Carolina del Norte, informó la Agencia Federal de Prisiones de EE.UU.

Muere Gilberto Rodríguez Orejuela, exlíder del cartel de Cali

Esto es lo que debes saber de los líderes, los miembros y la historia del Cartel de Cali, que fue conocido durante algunos años como la organización narcotraficante más grande del mundo.

Historia del Cartel de Cali

Los años 80 y 90 en Colombia fueron el apogeo del Cartel de Cali. Coexistió con el Cartel de Medellín, que se fracturó hacia finales de los años 80 y principios de los 90. El líder del Cartel de Medellín, Pablo Escobar —quizás el narcotraficante más famoso del mundo— fue asesinado en una persecución con la policía en 1993.

Casa de Pablo Escobar será el espacio de un monumento en memoria de las víctimas

Tras la fragmentación del Cartel de Medellín, el Cartel de Cali se convirtió en el líder de la cocaína.

“El Cartel de Cali nació como una “asociación informal de cinco principales narcotraficantes independientes organizaciones que operaban fuera de Cali, Colombia. El Cartel de Cali surgió de una pequeña banda criminal con sede en Cali conocida como “Los Chemas”. Esta pandilla fue fundada a principios de la década de 1970 por Gilberto Rodríguez Orejuela y José Santacruz Londoño”, explica un reporte de la Administración de Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) de 1994.

En 1995, el entonces presidente Bill Clinton le dio un fuerte golpe al cartel, explica Insight Crime. “Firmó una orden ejecutiva que aprobó sanciones económicas dirigidas a una serie de presuntos narcotraficantes, entre ellos los hermanos Rodríguez Orejuela, creando una extensa lista de personas y empresas que se conoció como la “Lista Clinton”.

Estados Unidos declara la victoria sobre el Cartel de Cali

Ese mismo año, en junio, Gilberto Rodríguez Orejuela fue capturado por un grupo de la policía de Colombia. En agosto fue capturado su hermano Miguel Rodríguez Orejuela, también líder del cartel.

Durante el tiempo que estuvieron detenidos en Colombia, los hermanos Orejuela continuaron dirigiendo las operaciones de la organización “a través del hijo de Miguel, William Rodríguez-Abadía, y otros que supervisaban varios aspectos del cartel utilizando nuevas rutas y nuevos métodos”, explica la DEA.

Gilberto fue extraditado a Estados Unidos en 2004. Miguel en 2005.

En 2006, en Miami, ambos hermanos Rodríguez Orejuela se declararon culpables por cargos de narcotráfico y fueron sentenciados a 30 años de prisión. Rodríguez-Abadía se declaró culpable de conspiración de narcotráfico.

En 2014, el Departamento del Tesoro anunció que se consideraba desaparecido el Cartel de Cali. En ese entonces eliminó a 308 personas y entidades de su lista de sanciones financieras, la eliminación más grande jamás realizada.

La medida impactó a 78 personas y 230 empresas, propiedades inmobiliarias y otras entidades que, según Estados Unidos, fueron utilizadas para el lavado de dinero durante el apogeo del cartel.

En 2020, Gilberto Rodríguez Orejuela solicitó su liberación anticipada de una cárcel en Estados Unidos por su deteriorado estado de salud.

El junio de 2022, Gilberto Rodríguez Orejuela murió en un centro médico de Carolina del Norte. Rodríguez Orejuela padecía de varias enfermedades, entre ellas cáncer de colon y próstata, según argumentaba su equipo legal en una moción que intentaba su excarcelación en 2019.

Datos relevantes del Cartel de Cali

“Durante el apogeo de sus operaciones en los años 80 y 90, el Cartel de Cali traficó cientos de toneladas de cocaína a Estados Unidos y Europa, y amasó una fortuna de unos US$ 12.000 millones”, afirma Insight Crime.
Como parte de su acuerdo de culpabilidad, los hermanos Orejuela entregaron US$ 2.100 millones en activos en todo el mundo.
El cartel transportaba cocaína desde las selvas del Amazonas, donde se cosechan y procesan las hojas de coca en laboratorios al aire libre, a las calles de ciudades de todo el mundo.
Tras la declaración de culpabilidad de los hermanos en 2006, “28 de los miembros de la familia Rodríguez-Orejuela aceptaron la confiscación de todos sus bienes, en cualquier lugar del mundo, que hayan sido obtenidos directa o indirectamente con ganancias del narcotráfico”, según el Departamento de Estado de EE.UU.
El Cartel de Cali “usó la violencia para aterrorizar a los posibles competidores y testigos potenciales”, dice el reporte de la DEA de 1994. “Se basó en la corrupción para influir y obtener el control de muchas instituciones colombianas”, añade.
La organización criminal usó diversos métodos para traficar cocaína en EE.UU., de acuerdo a las investigaciones. Desde ocultar la droga en postes de concretos que se enviaban primero a Venezuela y luego al sur de Florida, hasta esconderla en baldosas de cerámica que llegaban a Guatemala, donde se volvía a empaquetar en cajas de vegetales congelados.

Así fueron capturados los Rodríguez Orejuela y José Santacruz Londoño

Gilberto y Miguel Rodríguez Orejuela dirigieron el cartel hasta 1994. Los hermanos y su socio José Santacruz Londoño eludieron a la policía a través de una amplia red de informantes y sofisticadas medidas de seguridad.

Se necesitarían los esfuerzos combinados de la DEA, la CIA, la Armada colombiana, agentes encubiertos y el director de la Policía colombiana para capturar a los tres hombres.

Los agentes capturaron a los líderes del cartel uno por uno, aprovechando sus debilidades humanas para atraparlos con la guardia baja.

Las peligrosas confesiones del heredero del Cartel de Cali

En el caso de Gilberto Rodríguez, fue su descuido al quitarse su auricular de seguridad justo cuando la policía se acercó a él. Agentes antidrogas mujeres que se hicieron pasar por deportistas encontraron la guarida del narcotraficante siguiendo el olor de la colonia de su ayudante hasta llegar a un apartamento.

El hermano de Gilberto, Miguel, resultó más esquivo. Cuando la policía allanó su casa, se escondió en un compartimento secreto debajo del lavabo del baño. Policías perforaron agujeros en el compartimiento pero no encontraron nada. Más tarde, los agentes encontraron una toalla ensangrentada en el compartimiento, lo que llevó a la policía a creer que Rodríguez se había quedado en silencio mientras los agentes le perforaban un poco el hombro.

Los equipos de inteligencia de la Marina y la Policía, incluida una unidad de la CIA, regresaron por Rodríguez en una redada que sorprendió a su equipo de seguridad. Rodríguez fue atrapado mientras corría a su escondite, un compartimiento equipado con comida y agua, un tanque de oxígeno y una copia del código penal de Colombia.

El hombre número tres del Cartel de Cali, Santacruz, también resultó difícil de encontrar. En última instancia, fue su debilidad por la buena comida lo que lo expuso.

Los agentes vigilaron decenas de restaurantes de Bogotá, capital de Colombia. Cuando Santacruz entró a cenar a un restaurante, un agente lo identificó, y llamó al entonces director de la Policía colombiana, el general Rosso José Serrano, quien ordenó a sus guardias de seguridad personal arrestar al narcotraficante.

Con información de Brian Barger y Evan Pérez de CNN y Ana Melgar y María Camila Rincón de CNN en Español.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up