¿Vuelas a casa después de las vacaciones? Vacunarse o tener el refuerzo es el primer paso hacia un viaje seguro, dice un experto

(CNN) — Para los estadounidenses que viajan después de Navidad y Año Nuevo, recibir sus vacunas contra el covid-19 o dosis de refuerzo lo antes posible es fundamental para evitar enfermedades graves, dijo un experto en salud a CNN este sábado.

En medio de un incremento de casos en todo el país impulsado por la variante del coronavirus ómicron antes de la temporada navideña, partes del país informan un aumento de hospitalizaciones y muertes. Y las personas deben estar preparadas para un mayor riesgo de infección durante el viaje tomando medidas preventivas, según el Dr. Peter Hotez, decano de la escuela de medicina tropical de Baylor College of Medicine.

“Si solo has recibido dos dosis de la vacuna Pfizer o Moderna, aunque oficialmente cuenta como completamente vacunado, sabemos que su impacto en la enfermedad sintomática avanzada es casi cero”, dijo Hotez a Amara Walker de CNN este sábado.

El régimen inicial de dos dosis aún protegerá “mejor contra enfermedades graves”, dijo, “pero creo que aún necesita recibir un refuerzo si desea viajar de manera segura”.

Las inyecciones de refuerzo pueden tardar dos semanas en proporcionar una inmunidad máxima, han dicho los médicos, lo que significa que cuanto antes se vacune, mejor. Otros pasos, incluido el uso de una mascarilla de calidad, pueden ayudar a reducir el riesgo de infección.

Millones de estadounidenses inmunodeprimidos deberían retrasar los planes de viaje futuros durante algunas semanas, si es posible, con la esperanza de que el aumento actual no se prolongue tanto como los anteriores, dijo Hotez.

Ofrecen incentivos económicos para vacunarse contra el covid-19 ante aumento de contagios en EE.UU.

Y debido a la infecciosidad de las variante ómicron, “incluso si está vacunado con el refuerzo, debe enfrentar la posibilidad de que pueda contraer una enfermedad sintomática al atravesar los aeropuertos y pasar por Ubers”, dijo.

Estados Unidos ha vacunado completamente a casi el 62% de su población total, lo que deja a millones de personas sin vacunar en mayor riesgo de enfermedad grave y muerte por covid-19, según datos de los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades de EE.UU. Y más del 31% de los inoculados ha recibido dosis adicionales o refuerzos.

Aunque las primeras investigaciones indican que ómicron puede causar una enfermedad menos grave que la variante delta, la cepa detectada recientemente es altamente contagiosa y amenaza con agotar los recursos de atención médica, advirtieron funcionarios y expertos. Un sello distintivo de la temporada ha sido la escasez de kits de prueba covid-19, una herramienta crucial para tratar de mitigar el virus que se mueve rápidamente.

El Dr. Jeremy Faust, médico de emergencias del Brigham and Women’s Hospital en Boston, dijo que si bien siempre existe el riesgo de contraer el virus durante un viaje, existen esfuerzos de mitigación disponibles.

“Entonces, si alguien ha estado expuesto en tu órbita o en tu círculo, o ha sido infectado, no tienes que asumir que todos lo tienen. Continúa haciendo cosas como usar mascarillas alrededor de las personas o realizar pruebas”, le dijo Faust a Boris Sánchez de CNN este sábado.

Y para los que viajan, Faust aconseja buscar “los eslabones débiles de la cadena”.

“No es necesariamente el avión en sí. Podría ser la línea del aeropuerto en el baño donde debe tener mucho cuidado con mascarillas y otras medidas de mitigación”, dijo. “Y creo que dependiendo de tu umbral, tienes que ajustarte en consecuencia”.

Ola de contagios en Europa pulveriza todos los récords máximos anteriores 2:05

Las opciones de tratamiento se reducen para ómicron

Con millones de viajeros, ómicron también fue parcialmente responsable de las cancelaciones del fin de semana de Navidad de unos 1.700 vuelos dentro o fuera de Estados Unidos, según el sitio web de seguimiento de aviación FlightAware.

Las aerolíneas, incluidas Delta y United, dijeron que experimentan escasez de personal debido a ómicron, que se convirtió en la cepa dominante en Estados Unidos la semana pasada cuando los funcionarios anunciaron una nueva ola de medidas para combatir la propagación.

Y en cuanto a la lucha contra la variante ómicron, actualmente hay un tratamiento con anticuerpos monoclonales que aún se espera que sea eficaz contra la cepa, dijo el jueves la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE. UU. en un comunicado.

La FDA autoriza el primer tratamiento antiviral oral para el covid-19: Paxlovid de Pfizer

Es “poco probable” que el tratamiento conocido como REGEN-COV o el uso combinado de bamlanivimab y etesevimab “retenga actividad” contra ómicron, según el comunicado. Eso significa que sotrovimab es el único tratamiento con anticuerpos monoclonales actualmente disponible para combatir la variante ómicron.

La Oficina del Subsecretario de Preparación y Respuesta ha tomado medidas para detener las asignaciones de otras terapias con anticuerpos monoclonales y que 300.000 dosis adicionales de sotrovimab estarán disponibles en enero, dijo la agencia.

Estados Unidos también sufre una escasez del tratamiento con anticuerpos monoclonales Evusheld, que solo se administrará a personas que tienen el sistema inmunológico comprometido y no tienen infecciones activas por covid-19. Los funcionarios federales compraron hasta 700.000 dosis del medicamento preventivo, lo suficiente para ayudar solo a una décima parte de las siete millones de personas que se estima que son elegibles.

Aviones de pasajeros de Delta Airlines en la pista del Aeropuerto Internacional John F. Kennedy en Nueva York, el 24 de diciembre de 2021. Crédito: YUKI IWAMURA / AFP a través de Getty Images

Las minorías todavía tienen un mayor riesgo de sufrir los resultados más graves del covid-19

Desde el inicio de la pandemia de coronavirus, las comunidades de minorías raciales y étnicas han sido las más afectadas por el covid-19, ya sea a través de enfermedades, muertes o luchas económicas.

Casi dos años después, algunas de esas disparidades persisten.

Los grupos minoritarios raciales y étnicos que tenían otras afecciones de salud y contrajeron covid-19 tenían más probabilidades de tener una tasa de mortalidad hospitalaria más alta que los pacientes blancos, según un estudio publicado el jueves en JAMA Health Forum.

El estudio, que rastreó datos de más de 14 millones de hospitalizaciones en beneficiarios de Medicare entre enero de 2019 y febrero de 2021, encontró una disminución en las hospitalizaciones no relacionadas con covid-19 y un aumento en las hospitalizaciones relacionadas con covid-19 en todos los ámbitos.

Pero “la tasa promedio de hospitalizaciones por covid-19 de negros e hispanos superó la de los beneficiarios blancos hasta febrero de 2021”, escribieron los investigadores.

Reporte revela situación precaria de las minorías étnicas ante el covid-19

“Los beneficiarios hospitalizados con covid-19 tenían más probabilidades de pertenecer a grupos minoritarios raciales y étnicos en relación con los beneficiarios hospitalizados prepandemia”, también señalaron.

La “disparidad persistentemente ampliada” en la mortalidad no relacionada con covid-19 puede estar relacionada con factores que incluyen diferencias en el acceso a las pruebas de covid-19, acceso a la atención y cambios en la combinación de casos y la calidad de la atención relacionados con factores pandémicos, escribieron los autores.

Para las hospitalizaciones por covid-19, la mortalidad no fue “significativamente diferente” para los pacientes negros en comparación con los pacientes blancos, pero la mortalidad aumentó 3,5 puntos porcentuales en los pacientes hispanos.

Los investigadores sugirieron que un “efecto de derrame”, que aumentó las hospitalizaciones por covid-19, puede haber cambiado la distribución de los recursos hospitalarios “aumentando potencialmente las disparidades raciales y étnicas en los resultados”.

Para las hospitalizaciones no relacionadas con covid-19, la mortalidad en los pacientes negros aumentó casi 0,5 puntos porcentuales más que en los pacientes blancos, “un aumento del 17,5% sobre la tasa de mortalidad prepandémica entre los pacientes negros”.

Virginia Langmaid y Elizabeth Cohen de CNN contribuyeron a este reporte.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up