Dos pescadores de Texas quedaron varados sin servicio de telefonía celular. Todo lo que tenían para salvarse era un silbato

(CNN) — Se suponía que un paseo en bote por el río temprano en la mañana conduciría a un día de pesca, pero en cambio se convirtió en horas de intentos de rescate que requirió que un helicóptero rescatara a dos hombres de Texas.

Alrededor de las 6:30 a.m. del 4 de diciembre, Bart Giles y Stevie Rodriguez se subieron al bote de Giles y se dirigieron a una competencia de pesca, dijo Giles a CNN.

Rescatan el cuerpo de una mujer de un coche sumergido cerca del borde de las cataratas del Niágara

Giles notó que en este momento la luz aún estaba baja y que solo podían ver lo que estaba justo frente a ellos.

Mientras subían por la parte del río del lago Amistad, 10 minutos al norte de Del Rio, Texas, Giles notó una canoa volcada. Se desvió para evitarla, pero luego decidió darse la vuelta para controlar el barco en caso de que alguien necesitara ayuda.

Fue entonces cuando el barco se atascó y la pareja quedó varada.

“Normalmente, esta área está cubierta de agua, pero ese día solo había barro”, dijo Giles a CNN.

Para ver lo suave que era el suelo, Giles saltó y se hundió hasta el pecho en el barro.

Sin servicio de telefonía celular, los pescadores sacaron su silbato de emergencia. Giles comenzó a hacer sonar la señal de emergencia, que son tres ráfagas cortas.

Bart Giles y Stevie Rodríguez estuvieron varados durante horas antes de ser rescatados.

“De repente escuché a un perro ladrar y le dije a mi compañero de pesca: ‘Si hay un perro por aquí, tiene que haber un humano'”, explicó Giles.

Un perro apareció de un arbusto y un hombre lo siguió a unas 274 metros del bote en el lado de México.

“Ese pequeño silbato de US$ 3 es lo que nos salvó de tener que pasar una noche ahí fuera”, dijo Giles a CNN.

El hombre encontró a los navegantes alrededor de las 10 a.m. y pidió ayuda. Pero no fue hasta alrededor del mediodía cuando los guardabosques de Texas localizaron el bote y comenzaron el rescate.

Los guardabosques y el Servicio de Parques Nacionales (NPS, por sus siglas en inglés) no pudieron acercar sus botes lo suficiente debido al barro, le dijo Giles a CNN.

Y cuando los equipos de rescate se comunicaron con el Departamento de Seguridad Pública de Texas (DPS, por sus siglas en inglés) en busca de ayuda, sus helicópteros estaban fuera de servicio o estaban demasiado lejos para llegar antes del atardecer. Fue entonces cuando los pilotos del Departamento de Policía de San Antonio, Garrett Hunter y Roy Rodríguez, recibieron una llamada.

“Se estaba haciendo tarde en la noche, así que éramos el barco equipado más cercano que estaba disponible para la llamada”, dijo Hunter a CNN. Empacaron el helicóptero y se les unió el nadador de rescate de DPS, el sargento Steve Tippett.

Después de una hora y 20 minutos de viaje en helicóptero llegaron al lugar.

“Teníamos unos 20 minutos para trabajar antes de que fuera demasiado oscuro para lidiar con los obstáculos en el área”, dijo Rodríguez a CNN.

Se necesitaron unos 15 minutos para extraer a ambos hombres.

Bart Giles y Stevie Rodríguez después de un viaje de pesca hace unas semanas.

Desde el momento en que los hombres se quedaron atrapados hasta que regresaron a tierra pasaron alrededor de 10 horas.

El consejo de Giles para los que van a pescar es: “Asegúrate de tener todo tu equipo de seguridad y definitivamente ten ese silbato”.

Desde entonces, el bote ha sido recuperado y solo necesita ser limpiado y reparado con algunas piezas de equipo, dijo Giles a CNN.

“Este barco es insustituible. Mi abuela lo compró antes de morir”, agregó Giles. “La última vez que salió en un bote o fue a pescar fue en ese bote”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up