Dejó su empleo como abogada en Nueva York y se mudó a Ghana

(CNN) — En 2012, Nana Amoako Anin trabajaba como fiscal en Nueva York. Estadounidense de ascendencia ghanesa, había pasado gran parte de su vida adulta estudiando derecho y entrando en la profesión jurídica.

Pero un día, a pesar de las perspectivas de progreso profesional en una de las ciudades más prósperas del mundo, decidió que había llegado el momento de un cambio drástico.

Fue entonces cuando se mudó a Ghana.

Puede parecer una decisión sorprendente, pero Anin no es la única. El atractivo del país de África Occidental ha resultado irresistible para otras personas en los últimos años que han optado por atender la llamada del presidente del país, Nana Akufo-Addo.

Hace dos años, Addo designó 2019 como “el año del retorno”, un bonito eslogan para promocionar su país como destino de viaje para su diáspora dispersa en Europa y Estados Unidos.

El año del retorno se programó para conmemorar el 400º aniversario de la llegada de los esclavos africanos a Estados Unidos, reconociendo la importancia de Ghana como centro de transporte para muchos de los capturados y transportados a través del Atlántico.

La campaña fue un éxito, ya que el país recibió un aumento de visitantes, entre los que se encontraban celebridades como Naomi Campbell e Idris Elba. Ese año se produjo un aumento de los ingresos por turismo.

Más allá de la campaña de 12 meses, algunos, como el cantante Stevie Wonder, han empezado a hacer planes para una mudanza permanente. Otros regresaron para quedarse.

Para Anin, la mudanza se hizo en busca de un mejor equilibrio entre la vida laboral y la personal.

“He vivido en Estados Unidos la mayor parte de mi vida, me formé como abogada y tenía todas las expectativas de conocer los tribunales y el entorno empresarial, en Estados Unidos, durante gran parte de mi carrera profesional”, dice.

La vida tenía otras ideas. El estrés en el trabajo y el nacimiento de su hija le hizo replantearse su vida y, de repente, se planteó una nueva vida en Ghana.

“El estrés cambió mis planes, creo que para bien”, comenta.

“Antes de mudarme me había convertido en fiscal en Nueva York. La experiencia sacudió mi mundo, trayendo consigo muchos desequilibrios personales”.

“Lo tenía todo”

La afición de Nana Amoako Anin por el yoga la llevó a tomar la decisión de mudarse. Cortesía de Elroy Salam

La clave de su decisión fue su descubrimiento del yoga y su posterior formación como instructora, que según ella fue una puerta de entrada a cambios de vida más radicales.

“Así que, cuando mi marido y yo nos trasladamos a Ghana, nunca imaginé que se abrirían tantas puertas para mi propia curación y la de los demás”.

Anin dice que su decisión de dejar atrás a Nueva York, y a su “glorioso y codiciado departamento de la esquina en Park Slope, Brooklyn, fue una sorpresa para sus conocidos.

“Lo tenía todo antes de mudarme a Ghana. Había marcado todas las casillas de los objetivos de la vida y podría haber permanecido fácilmente en suelo estadounidense. Lo que cuestioné fueron las largas horas de trabajo y el estrés maníaco que conllevaba mi estilo de vida”, indicó.

“Dejar Nueva York cuando lo has ‘conseguido’ no es algo que la mayoría de la gente haga por voluntad propia, así que nuestros planes de mudarnos conmocionaron a nuestra familia y amigos. Todavía recuerdo haber escuchado: ‘¿dejas un sueldo de seis cifras para trasladar a tu familia al extranjero y empezar de nuevo en África? Y de la familia: ‘no naciste allí, será duro'”.

Anin dice que ella y su marido planearon durante cuatro años antes de dar el paso.

“Miramos de frente a nuestros ahorros”, dice. “Pensamos intensamente en el envío de nuestro coche y en cómo sería la vida al trasladarnos con nuestra hija pequeña”.

“Los gastos eran una cuestión clave en nuestra mente. En el momento de nuestra mudanza, Ghana tenía una de las economías de más rápido crecimiento de África y [Accra] también estaba clasificada como una de las ciudades más caras para vivir”.

“Construir nuestra propia casa siempre había sido el plan. Sin eso, no veíamos el valor de mudarnos, para acabar alquilando una casa, donde un alquiler… podía costarnos US$ 4.000 al mes”.

“Un sinfín de recompensas”

Dentaa Amoateng: “El traslado a Ghana no fue una sorpresa para nadie”. Cortesía de Dentaa Amoateng

La construcción de su nuevo hogar familiar duró dos años, un tiempo tenso en el que ella y su hija permanecieron en Nueva York mientras su marido se adelantó para supervisar la obra.

“Hubo muchas llamadas por Skype y lágrimas de frustración”, dice Anin. “Me asaltó la duda de si la construcción y la mudanza merecían la pena. A veces, me arrepentí antes de la mudanza, pero aguanté. Y las recompensas han sido infinitas”.

Anin y su familia no son los únicos.

La empresaria y filántropa ghanesa-británica Dentaa Amoateng decidió mudarse a Ghana desde el Reino Unido en 2019, después de ir y venir durante años. Ahora se ha comprometido a crear una red en el país para los repatriados.

“El traslado a Ghana no fue una sorpresa para nadie”, dice. “Llevo años dedicándome a Ghana y a la gente de la diáspora. Siempre iba y venía entre el Reino Unido y Ghana, y poco a poco me encontré viviendo la mayor parte del año en Ghana”.

“Me sentía bien, a mi familia y a mis hijos les encantaba. Sentí una sensación de paz en Ghana al saber que mis hijos por fin podían aprender y hablar su lengua materna, el twi. No fue algo planeado, simplemente se alineó”.

Stevie Wonder se muda a Ghana y esta es la razón

A pesar de los beneficios, dice que le ha costado acostumbrarse a los cambios “drásticos” de su estilo de vida desde que se mudó a África Occidental.

“La adaptación no fue fácil”, dice. “Al ser un país en vías de desarrollo, todo, en cuanto a infraestructuras, estaba también en desarrollo”.

Pero añade: “Ghana tiene mucho que ofrecerme a mí y a los de la diáspora. Como uno de los países más estables de África Occidental, la economía de Ghana ha crecido en oro, cacao y petróleo”.

Un “riesgo importante”

Samuel Brooksworth estableció su nueva empresa, Remoteli, en Ghana. Créditos: Remoteli Ltd

Estos retornos van en contra de la narrativa tradicional de la migración africana. Una investigación realizada por el Proyecto de Investigación CoronaNet, una base de datos sobre las respuestas gubernamentales al coronavirus, destacó que hasta 970.714 personas, o el 3,2% de la población ghanesa, emigraron en 2019. Los destinos más populares fueron Europa y América.

La migración fuera de Ghana se ha producido tanto de forma legal como ilegal, ya que muchos han sobrepasado los visados una vez que han entrado en otro país o han cruzado las fronteras de forma clandestina. A pesar de ello, hay una afluencia a Ghana de ghaneses y negros de la diáspora.

Lo que se ofrece a los que regresan es una democracia fuerte y una economía sana. También hay una cultura dinámica, especialmente en torno a la comida, y un litoral que invita tanto a los turistas como a los que deciden establecerse.

Aunque la pandemia, que llevó a Ghana a cerrar temporalmente sus fronteras, ha tenido un gran impacto en los viajes mundiales, para algunos ha sido el impulso para dar finalmente el paso.

Samuel Brooksworth, antiguo concursante de la versión británica del reality show “The Apprentice”, aprovechó la turbulencia de 2020 para trasladarse del Reino Unido a Ghana y crear la empresa de habilidades a distancia Remoteli.

“Durante la pandemia, vimos que el desempleo de los graduados había aumentado y vimos la oportunidad de empezar a trabajar en el extranjero, aquí en Ghana”, dice Brooksworth.

Él dice que ahora su empresa contrata a licenciados ghaneses calificados como trabajadores a distancia para empresas y particulares de todo el mundo, proporcionando servicios de atención al cliente, asistencia virtual, gestión de redes sociales y desarrollo de webs y aplicaciones.

“El cambio fue más que una oportunidad de negocio”, dice Brooksworth. “Me sentí obligado a tener un impacto en el continente, lo que me obligó a asumir un gran riesgo para trasladarme a Ghana”.

“Tras varias visitas a Ghana supe que una de las áreas en las que quería trabajar era en torno al empleo. Trasladarnos para perseguir nuestro sueño no fue fácil. A veces había dudas, sobre todo porque también había que tener en cuenta a mi mujer y a mis hijos en el proceso”.

“Ahora lo hemos hecho funcionar, y el riesgo ha valido la pena con el éxito de Remoteli. Lo estoy disfrutando y me encanta el entorno. Quiero estar aquí mientras me expando por el continente”.

Una sensación increíble

“Nunca experimento la tristeza del domingo por la noche”, dice Anin. Cortesía de Elroy Salam

Esta narrativa cambiante –con muchos en la diáspora y fuera de ella que reconocen los beneficios de vivir en África– es algo con lo que me identifico.

Después de visitar Ghana durante el año del retorno, siempre supe que volvería. Me mudé en 2020 y encontré el equilibrio entre el trabajo y la vida que siempre había deseado. La pandemia ofreció una gran oportunidad para estar más cerca de la familia y de mis raíces tras la pérdida de mi abuelo.

A medida que las fronteras de todo el mundo se reabren, es posible que más personas sean acogidas “en casa”.

Para la exneoyorquina Anin, la mudanza no ha estado exenta de cierta añoranza por su vida anterior.

“No me arrepiento de haberme mudado. He visto y vivido algunos de mis momentos más felices aquí”, dice. “Pero lo que echo de menos es el pulso de Nueva York. Extraño las tiendas de la esquina abiertas 24 horas y los conciertos en Central Park. He vuelto a viajar desde que me mudé, y pienso seguir con esa peregrinación regularmente”.

Pero, dice, las ventajas superan con creces a las desventajas, sobre todo cuando mira hacia el futuro.

“Al haber adoptado la vida de un empresario, ha habido muchas libertades que no cambiaría. Por ejemplo, hacer mi propio horario, poder trabajar para mí misma y establecer mis propios horarios. Y tener más tiempo con mi familia”.

“Estas cosas parecen sencillas, pero son enormes ventajas de empezar una nueva vida en Ghana. Curiosamente, nunca experimento la tristeza de los domingos por la noche. Es una sensación increíble”.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up