Aprende a meditar como un monje budista en Bangkok

Bangkok (CNN) — Bangkok, una vibrante ciudad de 10 millones de habitantes, parece a veces la ciudad budista más improbable del mundo, a pesar de las relucientes agujas de sus famosos santuarios y templos.

Resulta tentador considerar estos últimos como un pintoresco relleno de fondo, o como trampas turísticas atestadas de visitantes extranjeros.

Mientras tanto, todos los demás parecen estar atrapados en un tráfico lento que va y viene entre condominios y edificios de oficinas, a medida que las hordas de trabajadores de las provincias transforman los sitios de construcción en pueblos improvisados.

El restaurante Riverside causa furor en Tailandia gracias a la moda de las experiencias gastronómicas en las inundaciones

Tras la puesta de sol, la escena cambia a los concurridos puestos de comida callejera y a los últimos bistrós con estrellas Michelin. Antes de la pandemia, los bares, los clubes nocturnos, las salas de masaje y los locales de música en vivo competían por exprimir las últimas horas del día antes de que todo volviera a empezar.

Sí, las armas de distracción masiva de Bangkok hacen que sea demasiado fácil llenar la vida sin dedicar ni un momento a la autorreflexión.

Es una lástima, porque más allá del ruido y la ostentación se encuentra uno de los mayores encantos de la ciudad: la oportunidad de reducir la velocidad, reflexionar y encontrar algo de calma en medio del caos a través de la meditación.

El budismo en Tailandia

La mayoría de los tailandeses siguen el budismo Theravada, considerado la primera escuela de budismo existente y la tradición más centrada en la meditación.

Casi todos los wat, nombre de los monasterios budistas de Bangkok, enseñan sobre cómo meditar, a menudo con una sala dedicada a la práctica o, como mínimo, un espacio en el suelo donde los laicos pueden sentarse, doblar las piernas y practicar técnicas mentales básicas que son, en su mayoría, exclusivas del budismo.

Bangkok está llena de oportunidades para reducir la velocidad y encontrar la calma a través de la meditación.Créditos: Jack Taylor/AFP/Getty Images

Además de los monasterios que se encuentran por toda la ciudad, Bangkok ofrece una serie de centros de meditación independientes que también organizan clases regulares, sesiones sin cita previa y retiros de meditación.

Tanto para los visitantes como para los residentes, la práctica de la meditación en Tailandia ofrece la oportunidad de dar un paso atrás, apartarse del ajetreo cotidiano durante un breve periodo y echar un vistazo al panorama general. Para algunos, también ayuda a recuperarse de la ansiedad, la depresión y el trauma tras la pandemia de covid-19.

Mindfulness y meditación: un experto explica el trasfondo de esta práctica milenaria

¿Qué estilo de meditación es el más popular en Tailandia?

El principal estilo de meditación budista que se enseña en Tailandia es el mindfulness o conciencia plena, conocido en el antiguo pali –la lengua sagrada del budismo theravada– como satipatthana.

¿Qué lugar ocupa la meditación en el budismo? Según los maestros de Wat Sanghathan, un templo situado en las afueras de Bangkok, la moralidad guía nuestros pensamientos, palabras y actos: es una fuerza interior que nos impulsa a contenernos y nos impide dañar a los demás.

Meditar nos ayuda a cultivar esos sentimientos, manteniéndonos tranquilos y conscientes de nuestros actos.

A diferencia de la meditación de algunas religiones, no es necesario suprimir el pensamiento. Todos los pensamientos, así como las sensaciones físicas transitorias, incluidos el dolor y el malestar, se consideran objetos de meditación válidos, en lugar de distracciones.

¿Por qué ser agradecido es tan bueno para tu salud?

Elena Antonova, profesora titular de la Universidad Brunel de Londres, es una neurocientífica cognitiva que estudia los efectos de la meditación de conciencia plena en la estructura y el funcionamiento del cerebro.

“Es muy importante, cuando empezamos a meditar, dejar de lado las ideas preconcebidas de que la meditación de conciencia plena o la meditación en general consiste en tener una mente libre de pensamientos”, explica a CNN.

“No hay una meditación buena o mala en términos de cuántos pensamientos hay. Lo que es importante y lo que la define como una meditación consciente es si somos conscientes de estos pensamientos como si pusiéramos eventos en la mente, o si estamos tan atrapados en ellos que perdemos completamente la noción (de nuestros) cuerpos y de todo lo que nos rodea”.

El principal estilo de meditación que se enseña en Tailandia es el satipatthana, la atención plena.PRASERT/Adobe Stock

En los templos budistas de Tailandia, la gente suele sentarse con el pie derecho sobre el muslo izquierdo, el pie izquierdo bajo el muslo derecho y la mano derecha colocada sobre la izquierda en su regazo con los pulgares tocándose. Pero puedes sentarte en la posición que quieras y utilizar un cojín o una silla.

La meditación comienza siguiendo el ascenso y descenso de tu respiración, ya sea en la nariz o en el abdomen, y luego se desplaza a otros fenómenos físicos o mentales a medida que aparecen al azar.

Observa tus pensamientos a medida que surgen, pero vuelve siempre a tu base: la inhalación y la exhalación de tu respiración.

Beneficios de la meditación para la salud

¿El resultado? Ser consciente de los pensamientos, los sentimientos y el estado de ánimo mientras se medita puede trasladarse a la vida cotidiana, facilitando el permanecer en el momento y evitando que las preocupaciones insignificantes nos abrumen.

También se suele decir que la presión arterial disminuye, el ritmo cardíaco es más estable, la circulación es mejor y hay otras mejoras en el bienestar.

#SaludExpress: Los beneficios de la meditación 1:35

“El mindfulness tiene un efecto en el aumento del volumen del hipocampo, y eso se ha demostrado en una serie de estudios… puede ocurrir incluso después de ocho semanas de reducción del estrés basada en el mindfulness”, dice Antonova a CNN. “El hipocampo es una estructura importante. Participa en la consolidación y formación de la memoria, así como en su recuperación”.

“Con la meditación, lo mejor es pensar en ella como un tiempo para uno mismo, un tiempo para nutrir nuestro bienestar, una especie de momento de spa de higiene mental, en realidad”, dice Antonova. “Y solo necesitamos unos 10 minutos al día, siempre que lo hagamos con constancia”.

Todo lo que debes saber sobre el mindfulness o la conciencia plena

¿Estás preparado para dejar las aplicaciones del teléfono y estudiar la meditación en persona? Tailandia acaba de reabrir sus puertas a los turistas vacunados de 63 países, incluido Estados Unidos, sin largas restricciones de cuarentena.

He aquí algunos lugares recomendados en Bangkok y sus alrededores donde se puede aprender a meditar desde el nivel inicial hasta el avanzado, unirse a grupos regulares de meditación y practicar por cuenta propia.

Centro Internacional de Meditación Wat Mahathat

Wat Mahathat Yuwaratrangsarit ofrece sesiones de meditación gratuitas para extranjeros.Créditos: Stefan Laws/Adobe Stock

Fundado en el siglo XVIII, Wat Mahathat ocupa un recinto de 8 hectáreas cerca del río Chao Phraya y del mundialmente famoso Templo del Buda de Esmeralda. El monasterio cuenta con el centro de meditación más antiguo de Bangkok, con sede en la Sección 5, un edificio antiguo escondido en la mitad sur del complejo, entre las residencias de los monjes.

Aquí, los participantes se sientan juntos en salas tranquilas y con aire acondicionado. Aunque está cerrado temporalmente durante la pandemia, el centro abre normalmente para la práctica y la instrucción de 1 a 4 p.m. y de 6 a 8 p.m. todos los días.

Todos los sábados hay una sesión especial para extranjeros, pero los demás días de la semana suele haber un monje que habla inglés o un residente laico capaz de enseñar o interpretar a los instructores tailandeses.

La enseñanza se basa en un sistema de conciencia plena popularizado por el difunto maestro de meditación de Myanmar Mahasi Sayadaw.

Todas las nacionalidades y religiones son bienvenidas, y no es necesario reservar previamente. Las clases no tienen costo alguno, ni se piden donativos.

Para los participantes que deseen pasar la noche, el alojamiento y las comidas también se proporcionan sin costo alguno. Se requiere ropa blanca para las visitas de corta y larga duración, y se puede adquirir en la biblioteca del centro. En el interior del centro, están prohibidas las charlas ociosas y el uso de teléfonos móviles.

Centro Internacional de Meditación Wat Mahathat, Maharat Road, Phranakorn, Bangkok; +66 (0)2 222 6011

Centro de Meditación Wat Arun

Se trata de uno de los tesoros más sorprendentes de Bangkok, escondido en la parte trasera de Wat Arun, lejos de la concurrida orilla del río y de la pintoresca estupa principal, una de las principales atracciones turísticas.

Situado en una parte del monasterio en la que pocos turistas se aventuran, el centro ocupa un edificio del siglo XVIII de paredes laqueadas en rojo, suelos de madera y patios ordenados.

Hartanto Gunawan, director e instructor del centro de meditación, procede de Indonesia, donde dejó un puesto de CEO de una multinacional para vivir como monje en el norte de Tailandia.

Dejó el monasterio al cabo de cuatro años para crear una escuela sin ánimo de lucro en Wat Arun para niñas desfavorecidas y vulnerables al tráfico de personas, con el centro de meditación como complemento para ayudar a superar el trauma.

El histórico Wat Arun de Bangkok.Créditos: Voravud Sasakul/Adobe Stock

Personas de todas las religiones y tradiciones de meditación son bienvenidas a practicar aquí e incluso a pasar la noche sin costo alguno. El horario normal del centro es de 9 a 17 horas; a diferencia de otros centros de Bangkok, éste ha permanecido abierto durante la pandemia.

Ajahn Hartanto habla un inglés perfecto y enseña lo que él llama “meditación de investigación”. En lugar de limitarse a concentrar o aquietar la mente, dice que debemos utilizarla para la autoindagación: para entender quiénes somos y por qué estamos aquí.

“Un terrorista o un delincuente pueden tener la mente concentrada y aun así apretar el gatillo”, explica. “Por tanto, una mente concentrada puede seguir siendo muy peligrosa”.

Centro de Meditación Wat Arun, Wat Arun (Templo del Amanecer), 158 Wang Doem Road, Wat Arun, Bangkok Yai, Bangkok Tel. +66 (0)2 891 2185, +66 (0)86 355 9302

Pequeña Sangha de Bangkok (Little Bang)

Little Bang, un grupo popular entre los expatriados de Bangkok, comenzó en 2007 como un conjunto de seis charlas dirigidas por monjes occidentales.

Dirigido por Pandit Bhikkhu, un monje nacido en Nueva Zelandia que reside en Wat Paknam, el grupo evolucionó hasta convertirse en un centro de intercambio de información sobre el dhamma, meditaciones guiadas, retiros y otras actividades relacionadas con el budismo.

Los lunes por la tarde se celebran meditaciones en grupo de 6:30 a 8 p.m. en la Fundación Rojana Dhamma, normalmente guiadas por Pandit Bhikkhu o por profesores de meditación invitados.

Los participantes suelen llegar un poco antes para tomar un té o un café y conocer a los recién llegados antes de sentarse a meditar. A continuación, se ofrece una charla y un debate abierto.

Pandit Bhikkhu tiene un enfoque muy realista e informal en el que todos, desde los principiantes hasta los meditadores experimentados, se sienten bienvenidos. Se proporcionan cojines y el evento es gratuito.

Durante los últimos meses de pandemia, las sesiones de los lunes en la Fundación Rojana Dhamma fueron sustituidas temporalmente por sesiones de meditación por Zoom que se celebran cada segundo lunes del mes.

Merece la pena visitar la página web para informarse de otros eventos relacionados con la meditación en toda la ciudad.
Little Bang, Fundación Rojana Dhamma, 148 Soi Sukhumvit 23; +66 (0)2 664 2095

Centro Internacional de Meditación Wat Prayong

Si estás preparado para algo más riguroso que una sesión de un día, este centro de Wat Prayong, en las afueras de Bangkok, organiza retiros de meditación de siete días durante la primera semana de cada mes, unicamente de noviembre a febrero.

A aproximadamente una hora en coche del centro de Bangkok, Wat Prayong es un monasterio relativamente nuevo rodeado de campos de arroz en una zona tranquila.

El programa lo organiza Mae Chee Brigitte, una monja budista austriaca que fue galardonada por la ONU como “mujer destacada en el budismo” en 2009.

Dependiendo de los asistentes, la instrucción puede ser en inglés, alemán o tailandés, o una mezcla de los tres. El retiro, de una semana de duración, forma a los participantes en la filosofía y el estilo de vida budistas, incluyendo instrucciones sobre la reverencia y el canto, sesiones de debate con monjes, meditación de conciencia plena y atención a los principios morales budistas.

El riguroso programa de formación va de las 4:30 a las 21:00 horas del segundo al sexto día, y medio día el primero y el último. Los retiros son gratuitos. La última temporada de retiros comenzó el 1 de noviembre de 2021.

Centro Internacional de Meditación Wat Prayong, Klong Sipsi Road, Khlong Sip Song, Nong Chok, Bangkok; +66 (0)8 946 24954

Wat Sanghathan

A Wat Sanghathan, al que se llega fácilmente a través de un breve paseo desde el muelle N29 del Chao Phraya River Express, se accede a unas 20 hectáreas de árboles, estanques y canales cerca del río.

Es uno de los preferidos por quienes desean organizar un auto-retiro, con instrucción en meditación de conciencia plena y filosofía budista por parte del abad de habla inglesa, Ajahn Sanong Katapunyo, o de una monja residente que también enseña en inglés.

Como muchos otros templos, no es necesario ser religioso para aprender a meditar en Wat Sanghathan. Los monjes insisten en que no es algo reservado para momentos especiales y lugares sagrados, sino que es una práctica cotidiana que puede observarse incluso mientras se hacen cosas mundanas como comer o lavarse los dientes.

La gente medita en un templo del centro de Bangkok.Sulo Letta/Adobe Stock

En Wat Sanghathan siguen una práctica de meditación llamada “Vipassana Kammathana”, que se basa en los cuatro fundamentos de la atención plena: conciencia del cuerpo, los sentimientos, los pensamientos y los fenómenos.

El horario diario va de las 4 de la mañana a las 9 de la noche, durante el cual se espera que se asista a las sesiones de canto de la mañana y de la tarde (no es necesario cantar si no quieres, pero se espera que estés allí) en una de las capillas.

Mindfulness, la práctica budista para controlar los desafíos

El resto del día es libre de practicar la meditación sentada y a pie en su tiempo libre.

La meditación a pie difiere ligeramente. En lugar de centrarte en tu respiración, te centras en tus pies.

En primer lugar, conecta con tu espacio poniéndote brevemente de pie y haciendo un barrido mental del cuerpo desde la parte superior de la cabeza hasta los pies y de nuevo hacia arriba. A continuación, pon la mano derecha sobre la izquierda y colócala delante de ti o en la parte baja de la espalda. A continuación, comienza a caminar, levantando el pie derecho y adelantándolo lentamente.

Si tus pensamientos se desvían y no eres capaz de concentrarte, detente, anota las sensaciones que te distraen y vuelve a tu caminata.

¿Por qué caminar? Los profesores del templo dicen que ayuda a aumentar la energía y la concentración, a la vez que te conecta con el presente.

Los estudiantes disponen de un alojamiento sencillo y de las comidas de la mañana y del mediodía, que son gratuitas.

La ropa blanca, que se puede comprar en el wat, es obligatoria para pasar la noche. Normalmente se permite a los visitantes permanecer hasta una semana, pero es posible prolongar su práctica con la aprobación del abad. Los hombres también pueden solicitar la ordenación temporal como monjes.

Un centro de meditación afiliado, Ban Sawangjai, ofrece retiros de siete días que comienzan el primer sábado de cada mes en Wat Tham Krissana, un tranquilo monasterio rupestre en las colinas de Khao Yai, a unas dos horas y media en automóvil al noroeste de Bangkok. Las estancias aquí pueden organizarse con anticipación a través de Wat Sanghathan. Una de las ventajas de Ban Sawangjai es una sauna tradicional tailandesa a base de hierbas en la que se pueden eliminar los dolores de la meditación sentada.

Wat Sanghathan, 100/1 Bangpai, Muang, Nonthaburi; +66 (0)2 447 1766 o en inglés +66 (0)89 050 0052

— Joe Cummings fue uno de los primeros autores de Lonely Planet, creando la guía seminal Lonely Planet Tailandia, a la que siguieron otros títulos para países de la región. También es autor de “Buddhist Temples of Thailand” (Marshall Cavendish) y “Meditation Temples of Thailand: A Guide” (Silkworm Books). Joe vive en Bangkok, donde escribe regularmente para CNN Travel y otras publicaciones de todo el mundo.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up