Los precios de la calefacción se disparan y Biden no puede hacer nada al respecto

Nueva York (CNN Business) — Los estadounidenses ya están sufriendo al ver los precios en la tienda de comestibles y al cargar gasolina. El siguiente paso: las facturas de la calefacción.

Los hogares estadounidenses que dependen del gas natural para la calefacción gastarán una media de US$ 746 para calentar sus casas este invierno, un 30% más que el invierno pasado, según la Administración de Información Energética (EIA, por sus siglas en inglés). Se espera que los precios del gas natural al por menor alcancen los niveles más altos desde el invierno de 2005-2006.

Los precios de la gasolina se disparan a medida que se agrava la crisis energética mundial

Esto se debe a que la era del gas natural barato, el combustible más utilizado para calentar los hogares estadounidenses, ha terminado, al menos por ahora. Los futuros se han disparado un 132% en lo que va de año, alcanzando recientemente niveles no vistos desde 2008.

Los expertos del sector advierten que los futuros del gas natural, y los precios de venta al público, podrían subir aún más si el invierno es muy frío y los estadounidenses se ven obligados a encender la calefacción.

“Vamos a estar a merced de la madre naturaleza”, dijo Rob Thummel, gestor senior de carteras de la firma de inversión en energía TortoiseEcofin.

El incremento del precio del gas natural amenaza con agravar el aumento del costo de la vida de los estadounidenses y exacerbar las presiones inflacionistas que aprietan la economía de Estados Unidos. Los analistas del sector afirman que el presidente Joe Biden tiene pocas opciones, si es que tiene alguna, para hacer frente a los altos precios del gas natural.

A medida que los precios del gas natural se disparan, la gente está considerando alternativas a la calefacción de sus hogares. Esto es lo que debes saber

Los futuros del gas natural podrían duplicarse “absolutamente” con respecto a los niveles actuales si se trata de un invierno particularmente gélido, dijo Thummel.

Sin embargo, lo más probable es que ese repunte sea temporal hasta que las temperaturas se calienten y los proveedores se vean incentivados a aumentar la producción.

Elon Musk vale brevemente más que ExxonMobil

Parte del problema es que, aunque la demanda de gas natural ha repuntado a medida que la economía de EE.UU. se ha reabierto tras los confinamientos por el covid-19, la oferta no se ha recuperado al mismo ritmo.

Uno de los problemas es que el huracán Ida dejó fuera de servicio la mayor parte de la producción de petróleo y gas natural en el Golfo de México.

Otro obstáculo que frena la oferta: los productores de gas natural están centrados en el pago de la deuda y en vivir dentro de sus posibilidades, según Christopher Louney, vicepresidente de estrategia global de materias primas de RBC Capital Markets.

“Ha sido un periodo de crecimiento de la producción difícil”, dijo Louney.

Los inversores también se muestran poco dispuestos a proporcionar más capital a las empresas de petróleo y gas, después de que el sector sufriera grandes dificultades durante la última década. El sector energético fue el peor de la última década en el S&P 500, por mucho.

El 2% de la riqueza de Elon Musk podría resolver el hambre mundial, dice el director del programa para la escasez de alimentos de la ONU

Bajo la presión del movimiento de inversión sostenible, muchos inversores preferirían destinar su capital a empresas que se consideran parte permanente de la solución a la crisis climática. Esa es una de las razones por las que el patrimonio neto de Elon Musk superó recientemente la valoración de mercado de ExxonMobil, una hazaña que parecía imposible hace unos años.

“El conjunto de capitales se ha vuelto más receloso de la inversión en combustibles fósiles”, dijo Ira Joseph, jefe global de generación de combustibles y precios de la electricidad en S&P Global Platts. “El mercado popular ha dado un giro del petróleo y el gas a las carteras verdes: solar, turbinas eólicas y almacenamiento en baterías”.

Multimillonario de capital privado advierte sobre agitación social

La crisis energética desatará disturbios sociales, según multimillonario 1:20

El CEO de Blackstone Stephen Schwarzman dijo que cada vez es más difícil para las empresas de combustibles fósiles pedir préstamos para financiar sus costosos proyectos de producción, especialmente en Estados Unidos.

“Si intentas conseguir dinero para hacer perforaciones, es casi imposible de conseguir”, dijo el multimillonario de capital privado a Richard Quest de CNN International esta semana en una conferencia de inversión en Arabia Saudita.

Schwarzman advirtió que los precios de la energía podrían llegar a ser tan altos que habrá “un verdadero malestar” que “desafíe al sistema político”.

Los precios del gas natural se han disparado mucho en Europa y Asia. Ha llegado al punto de que algunas fábricas en Europa se han visto obligadas a cerrar porque no pueden pagar la factura del gas. China ha recurrido al racionamiento de la electricidad, lo que ha provocado apagones.

La escasez de gas en el extranjero puede estar contribuyendo a la subida de los futuros del gas natural en EE.UU., aunque no esté justificada.

“Este mercado está impulsado por la histeria en torno a la eurozona y Asia”, dijo Robert Yawger, director de futuros de energía de Mizuho Securities USA.

Estados Unidos no se queda sin gas

ANÁLISIS | Los progresistas se tambalean luego de que los moderados dieran un nuevo golpe salvaje al paquete de gastos

La buena noticia es que, aunque sea un invierno extremadamente frío, Estados Unidos no se va a quedar sin gas natural. Esto se debe en gran parte a que es el principal productor mundial de este combustible. Y aunque los inventarios de gas natural son más bajos de lo habitual, no están en niveles alarmantes.

“No hay escasez”, dijo Yawger, añadiendo que hay un “cero por ciento de posibilidades” de que el país se quede sin gas natural.

Y si este invierno resulta ser más cálido de lo habitual, como prevén los pronósticos del gobierno, los futuros del gas natural podrían caer en picada.

En ese caso, Yawger dijo que los futuros del gas natural en EE.UU. podrían volver a caer al rango de US$ 3 a 4 por millón de Unidades Térmicas Británicas (BTU), una reducción de hasta la mitad de los niveles actuales.

Con todo, los precios elevados del gas natural de hoy complican las perspectivas de inflación y ponen aún más en duda las predicciones del gobierno de Biden y de la Reserva Federal de que las actuales subidas de precios serían un fenómeno temporal.

“La inflación es definitivamente más que transitoria”, dijo esta semana el CEO de BlackRock Larry Fink, en la conferencia de inversión. “Estamos en un nuevo régimen”.

‘No hay una OPEP a la que llamar’

Al ser cuestionado sobre los altos precios del gas natural, un funcionario de la Casa Blanca dijo a CNN que Biden ha dado instrucciones a su administración para que vigile el suministro de gas natural y tome medidas para garantizar que las familias tengan acceso al gas que necesitan.

“Estamos especialmente centrados en la posibilidad de que el suministro y el almacenamiento sean limitados en el noreste, que históricamente se enfrenta a los precios más altos”, dijo el funcionario de la Casa Blanca.

El Plan de Rescate Estadounidense, aprobado por el Congreso en marzo, incluía US$ 4.500 millones en fondos de asistencia energética para las familias de bajos ingresos. La Casa Blanca prometió trabajar directamente con los estados para hacer llegar esta financiación a los hogares que se enfrentan a los altos costos este invierno.

COP26: todo lo que debes saber de la conferencia clave de la ONU sobre cambio climático

Pero el gobierno de Biden tiene pocas o ninguna opción para combatir los altos precios del gas natural, al menos a corto plazo.

A diferencia del petróleo, Estados Unidos no tiene una reserva de emergencia de gas natural que pueda liberar para hacer bajar los precios. Y no hay un grupo de productores con el que los funcionarios de Biden puedan negociar para producir más gas (no es que esa estrategia haya funcionado en el frente del petróleo recientemente).

“No hay una OPEP a la que llamar”, dijo Thummel, gestor de la cartera de TortoiseEcofin.

En teoría, el gobierno de Biden podría fomentar una mayor producción nacional relajando la normativa medioambiental. Pero esa medida tardaría en repercutir en la oferta, además de socavar la agenda climática de Biden, la más progresista de la historia de Estados Unidos.

De hecho, estas preocupaciones sobre la escasez de gas natural surgen apenas unos días antes de que Biden viaje a Escocia para asistir a la COP26, una cumbre internacional cuyo objetivo es desenganchar al mundo de los combustibles fósiles.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up