¿Qué causa los incendios forestales, por qué son cada vez más extremos y qué se podría hacer para evitarlos?

(CNN Español) — Los incendios forestales causan estragos en varias zonas del planeta. Miles de hectáreas arrasadas por el fuego, daños materiales millonarios, personas heridas y en algunos casos fallecidas, evacuaciones forzadas por el avance de las llamas son solo algunas de las devastadoras consecuencias.

Pero, ¿qué es lo que causa un incendio forestal?

“El fuego es un componente fundamental de un bosque saludable, ya que le permite reproducirse, desarrollarse y fortalecerse”, explicó a CNN Javier Sierra, portavoz de Sierra Club y experto en temas ambientales que impactan a la comunidad latina.

“Pero la crisis climática cambia esta ecuación y convierte el fuego en un factor devastador para los bosques del planeta”, añadió.

“Un buen ejemplo es el Oeste de Estados Unidos, donde la sequía se extiende por el 93% del territorio, y en varias áreas ya es crónica”, dijo Sierra.

Así quedó esta ciudad en California tras incendio Dixie 0:45

En ese territorio, las temperaturas más altas han causado que la tierra se reseque más. Según explicó a CNN Park Williams, autor principal del estudio y profesor en el Observatorio de la Tierra Lamont-Doherty en la Universidad de Columbia, el calentamiento del planeta causado por los humanos ha provocado que el déficit de presión de vapor (VPD) aumente en un 10% desde finales del siglo XIX. Esto significa que se produce más evaporación y estiman que ese efecto se duplicará para 2060.

“Sucesivas olas de calor agravan la situación convirtiendo bosques enteros en yesca”, detalló Sierra. “Estas olas de calor se ven acentuadas por un fenómeno llamado ‘cúpula de calor’, la cual se forma debido a una amplia zona de alta presión atmosférica que atrapa el aire cálido y lo comprime aumentando exageradamente su temperatura”.

FOTOS | Las imágenes más impactantes de los incendios en Grecia

“Esto lo vimos gráfica y trágicamente en el Noroeste de Norteamérica hace unas semanas. Quillayute, WA, por ejemplo, alcanzó los 110o F, 45 más que su temperatura media y 11 más que su anterior récord”, indicó el portavoz de Sierra Club. Y resaltó: “La ciencia nos asegura que sin la crisis climática este calor extremo hubiera sido ‘virtualmente imposible’”.

1 de 41
| Las columnas de humo se elevan desde el incendio Kwis cerca de Eugene, Oregon, el 10 de agosto. (Foto por Chris Pietsch / The Register-Guard / USA Today Network) Mira más imágenes →

2 de 41
| Un bombero trabaja para extinguir un incendio controlado, una medida preventiva, para proteger una casa en Greenville, California, el lunes 9 de agosto. Foto por David Odisho / Getty Images

3 de 41
| Los bomberos que luchan contra el incendio Dixie despejan un árbol caído de una carretera en el condado de Plumas, California, el viernes 6 de agosto. Foto por Noah Berger / AP

4 de 41
| Las llamas del Dixie consumen una camioneta en la autopista 89, al sur de Greenville, California, el 5 de agosto. Foto por Noah Berger / AP

5 de 41
| El jefe de operaciones Jay Walter pasa por el histórico edificio Sierra Lodge mientras el incendio Dixie arde en Greenville, California, el 4 de agosto. El incendio arrasó con varios edificios históricos y docenas de casas en el centro de Greenville. Foto de Noah Berger / AP

6 de 41
| Los bomberos trabajan en una casa de Greenville que fue envuelta por el incendio Dixie el 4 de agosto. Foto de Josh Edelson / AFP / Getty Images

7 de 41
| El incendio Dixie arde cerca de Taylorsville, California, el 29 de julio. Foto de David Swanson / Reuters

8 de 41
| El gobernador de California, Gavin Newsom, a la izquierda, y el gobernador de Nevada, Steve Sisolak, recorren un área destruida por el incendio Tamarack en Gardnerville, Nevada, el 28 de julio. Foto por Sam Metz / AP

9 de 41
| El bombero Brentt Call camina a través de un área quemada del Bootleg cerca de Klamath Falls, Oregon, el 27 de julio. Foto de Chris Pietsch / The Register-Guard / USA Today Network

10 de 41
| Los capitanes de Cal Fire Tristan Gale, izquierda, y Derek Leong monitorean una operación en el Bosque Nacional Lassen de California el 26 de julio. Las cuadrillas habían prendido fuego a la tierra para detener la propagación del incendio Dixie. Foto de Noah Berger / AP

11 de 41
| Los bomberos intentan llegar al lugar de un incendio en Quincy, California, el 25 de julio. Foto de Neal Waters / Agencia Anadolu / Getty Images

12 de 41
| Los voluntarios clasifican la ropa en un refugio para los afectados por el incendio en Bly, Oregon. Foto por Maranie Staab / Bloomberg / Getty Images

13 de 41
| Scott Griffin inspecciona su propiedad, que fue destruida por el incendio Bootleg en Sycan Estates, Oregon. Foto de Mathieu Lewis-Rolland / Reuters

14 de 41
| Las llamas consumen una casa mientras el incendio Dixie arrasa con la comunidad de Indian Falls del condado de Plumas, California, el 24 de julio. Foto de Noah Berger / AP

15 de 41
| La gente se para detrás de la línea de fuego mientras las llamas del incendio Steptoe Canyon se propagan a través de la hierba seca en Colton, Washington, el 22 de julio. Foto por Frank / Lewiston Tribune / AP

16 de 41
| Las columnas de humo del Dixie se elevan sobre el Bosque Nacional Plumas de California, cerca de Pacific Gas y Electric Rock Creek Power House, el 21 de julio. Foto de Peter DaSilva / UPI / Shutterstock

17 de 41
| Los bomberos caminan cerca de un incendio forestal en Topanga, California, el 19 de julio. Foto de Ringo H.W. Chiu / AP

18 de 41
| Un bombero hace un trabajo de limpieza en el Bosque Nacional Fremont-Winema, que ha estado luchando con el incendio Bootleg en Oregon. Foto de Mathieu Lewis-Rolland / Getty Images

19 de 41
| Un auto es carbonizado por el incendio Bootleg en una carretera cerca de Bly, Oregon. Foto de Nathan Howard / AP

20 de 41
| Nicolas Bey, de 11 años, abraza a su padre, Sayyid, cerca de un remolque donado que están usando después de que su casa fuera incendiada en el incendio Bootleg cerca de Beatty, Oregon. Foto de David Ryder / Reuters

21 de 41
| Los bomberos extinguen los puntos calientes en un área afectada por el incendio cerca de Bly, Oregon. Foto de David Ryder / Reuters

22 de 41
| Un cachorro de oso se aferra a un árbol después de ser descubierto por un oficial de seguridad en el incendio Bootleg en Oregon. Foto de Bryan Daniels / AP

23 de 41
| Los bomberos trabajan para proteger Markleeville, California, del incendio de Tamarack el 17 de julio. El incendio de Tamarack fue iniciado por un rayo. Foto de Ty O’Neil / SOPA Images / LightRocket / Getty Images

24 de 41
| El incendio de Tamarack arde en Markleeville, cerca de la frontera entre California y Nevada, el 17 de julio. Foto de Ty O’Neil / SOPA Images / LightRocket a través de Getty Images

25 de 41
| Un miembro del Equipo 12 del equipo de Manejo de Incidentes del Noroeste sostiene un mapa del incendio de Chuweah Creek cuando los incendios forestales devastaron Nespelem, Washington, el 16 de julio. Foto de David Ryder / Reuters

26 de 41
| Una nube del incendio Bootleg se eleva en el aire cerca de Bly, Oregon, el 16 de julio. Foto de Payton Bruni / AFP / Getty Images

27 de 41
| Los bomberos rocían agua del tren de bomberos de Union Pacific Railroad mientras luchan contra el incendio Dixie en el Bosque Nacional Plumas de California el 16 de julio. Foto de Noah Berger / AP

28 de 41
| Los caballos suben una ladera que fue quemada por el Chuweah Creek en el este de Washington. Foto de David Ryder / Reuters

29 de 41
| El fuego del Bootleg ilumina el humo cerca de Bly, Oregon, en la noche del 16 de julio. Foto de Payton Bruni / AFP / Getty Images

30 de 41
| Un bombero lucha contra el incendio Bootleg en el bosque nacional Fremont-Winema, a lo largo de la frontera de Oregón y California, el 15 de julio. Foto del Servicio Forestal de EE. UU. / ZUMA Press Wire

31 de 41
| Un avión de extinción de incendios arroja retardante de llamas en el Bootleg en Bly, Oregon, el 15 de julio. Foto de Mathieu Lewis-Rolland / Reuters

32 de 41
| Los bomberos excavan en los puntos calientes debajo después de que las llamas del incendio Snake River Complex que azotaron el área al sur de Lewiston, Idaho, el 15 de julio. Foto de Pete Caster / Lewiston Tribune vía AP

33 de 41
| Hay autos quemados afuera de una casa que fue destruida por el incendio de Chuweah Creek en Nespelem, Washington. Foto de David Ryder / Reuters

34 de 41
| Dee McCarley abraza a su gato Bunny en un centro de la Cruz Roja en Klamath Falls, Oregon, el 14 de julio. Foto por Nathan Howard / AP

35 de 41
| Un avión arroja retardante de llamas en el incendio de Chuweah Creek en Washington el 14 de julio David Ryder / Reuters

36 de 41
| El jefe de la Sección de Operaciones, Bert Thayer, examina un mapa del incendio Bootleg en Chiloquin, Oregon, el 13 de julio. Foto de Nathan Howard / AP

37 de 41
| El fuego consume una casa cuando el incendio Sugar arrasa con Doyle, California, el 10 de julio. Es la segunda vez en menos de un año que la pequeña ciudad ha sido devastada por un incendio forestal. Foto de Noah Berger / AP

38 de 41
| Hombres abrazan a un miembro de la Cruz Roja en un centro de evacuación del incendio de Bootleg en Klamath Falls, Oregon. Foto de Mathieu Lewis-Rolland / Reuters

39 de 41
| Las brasas soplan a través de un campo mientras el incendio Sugar arde en Doyle, California, el 9 de julio. Foto de Noah Berger / AP

40 de 41
| Los bomberos monitorean el Sugar en Doyle, California, el 9 de julio. Photo por Noah Berger / AP

41 de 41
| En esta fotografía de larga exposición, tomada a principios del 2 de julio, las llamas rodean un lago Shasta afectado por la sequía durante el incendio Salt, en California. Foto de Josh Edelson / AFP / Getty Images

end div.modal

Incendios extremos, la “nueva normalidad”

Los incendios extremos se han vuelto cada vez más comunes. La temporada de incendios dura más y empieza más temprano.

Según los científicos, la temporada de incendios en Estados Unidos dura 73 días más en promedio que lo que duraba en 1970. Y el fuego quema el doble de territorio estadounidense de lo que se incendiaba hace tres décadas.

Bolivia y Perú se ven afectados por incendios forestales 0:44

En la zona oeste de Estados Unidos, esto se ve reflejado en los incendios que actualmente devastan la zona. Para los expertos, se debe a una serie de factores.

Entre ellos, el hecho de que más gente se ha mudado al oeste y construye casas en zonas donde hay peligro de incendios.

Además, los incendios han creado su propio clima, lo que los hace que sean más explosivos y difíciles de predecir.

Se prevé que esta temporada de incendios forestales, que es superior al promedio, continúe hasta septiembre, o tal vez se alargue más

Pero sobre todo, el cambio climático genera mayores oscilaciones en las condiciones que propician estos eventos.

La influencia del cambio climático en los incendios

De hecho, el informe del Panel Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático (IPCC, por sus siglas en inglés) de la ONU publicado esta semana dejó en claro que la crisis climática causada por el hombre empeora el tiempo extremo en todo el planeta.

Según el IPCC, el mundo ahora está 1,1 grados Celsius más cálido que los niveles preindustriales. En el Acuerdo de París se había establecido como umbral crítico para evitar mayores impactos el límite de 1,5 grados.

“El informe concluyó que la actividad humana cambia el clima del planeta con consecuencias sin precedentes e irreversibles. Estas consecuencias impactan desproporcionadamente a comunidades de bajos ingresos y de color, como nosotros los latinos”, indicó Sierra.

La voracidad del fuego en California se ve desde el espacio 0:46

“El calentamiento de la atmósfera está extendiendo las primaveras y los veranos alarmantemente. En el Oeste de Estados Unidos, por ejemplo, la temporada de incendios ha aumentado en 75 días en las últimas décadas, debido a una menor acumulación de nieve en el invierno y una mayor evaporación el resto del año”, detalló.

Según el especialista, la población más afectada por estos incendios es la latina. “La firma risQ, la cual analiza los riesgos climáticos, concluyó que nosotros, los latinos, confrontamos los mayores riesgos de estos incendios”, señaló Sierra. “risQ indica que tenemos el doble de probabilidades de vivir en las zonas más amenazadas por los incendios que el resto de la población. En cambio, para los residentes blancos, en la última década, su riesgo de sufrir las consecuencias de un incendio ha descendido”.

“Una combinación de factores, como la escasez de vivienda y la falta de recursos económicos, fuerza a familias latinas a vivir en las zonas más proclives a los incendios”, explicó Sierra. Y añadió: “El reporte revela que entre 2010 y 2019, el número de latinos que se han mudado a esas áreas aumentó un asombroso 223%, mientras que la población blanca en esas zonas descendió un 32% en el mismo periodo de tiempo”.

Los incendios forestales, una amenaza global

Pero el fuego no solo afecta a Estados Unidos. En las últimas semanas, varios incendios han causado graves daños en Grecia, Macedonia del Norte, Turquía, Argelia, Italia y Chipre.

El informe del IPCC detalló que unas 38 condiciones climáticas que promueven incendios forestales se han vuelto más probables en el sur de Europa durante el último siglo. Entre 1979 y 2013, “el área de combustión global afectada por largas temporadas de incendios se duplicó, y la duración media de la temporada de incendios aumentó en un 19%”, aunque a escala global, el área total quemada disminuyó entre 1998 y 2015 debido principalmente a cambios en el uso del suelo, según el IPCC.

Lo qué se puede hacer para evitar los incendios y mitigar sus secuelas

Para el IPCC, es “inequívoco” que los humanos hayan causado la crisis climática. El informe concluyó que ya se han producido “cambios generalizados y rápidos”, algunos de ellos irreversibles.

Pero el mensaje más importante que deja el reciente informe del IPCC es un llamado a la acción para evitar que la crisis climática se vuelva aún peor de lo que ya es.

En ese sentido, Sierra destacó algunas acciones que pueden llevarse a cabo para evitar que los incendios forestales causen mayores daños y se vuelvan más extremos.

“Construir estructuras contra incendios, crear espacios adecuados y defensivos alrededor de las estructuras. Establecer cortafuegos estratégicos cerca de las comunidades, evitar construir hogares y otras estructuras en lugares proclives a los incendios”. Esas son algunas de las medidas que indicó Sierra.

Además, el especialista sostuvo que “el gobierno federal [de Estados Unidos] debe dedicar fondos para comunidades vulnerables a los incendios, sobre todo en las áreas limítrofes entre el bosque y las comunidades”.

Por último, Sierra dijo: “Y algo realmente crucial: tenemos que actuar ahora para reducir la contaminación de combustibles fósiles que está destruyendo la atmósfera, causando la crisis climática que aviva catástrofes naturales como las sequías, incendios e inundaciones, y destruyendo la salud de millones de personas en todo el planeta”.

Este artículo incluye informes de Uriel Blanco, John Keefe, Curt Merrill, Christina Walker, Ivana Kottasová y Jennifer Gray

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up