OPINIÓN | Cuando Charlie Watts dejó volar su otra bandera

Nota del editor: Gene Seymour es un crítico que ha escrito sobre música, películas y cultura para The New York Times, Newsday, Entertainment Weekly y The Washington Post. Síguelo en Twitter @GeneSeymour.Las opiniones expresadas en esta columna son exclusivamente suyas. Lee más artículos de opinión en cnne.com/opinion.

(CNN) — Siempre pensé que, en el rock ‘n’ roll, una broma para reír a carcajadas era que su mejor y más respetado baterista fuera un aficionado al jazz constante, comprometido y conocedor.

Charlie Watts, quien murió este martes a los 80 años, le dio a los Rolling Stones las piernas en su ascenso al estrellato y, al hacerlo, estableció el estándar de lo que el mundo conocido considera como rock ‘n’ roll puro y sin diluir.

Pero Watts mantuvo la fe y, a menudo, su tiempo con el jazz. Más especialmente con el movimiento modernista posterior a la Segunda Guerra Mundial, etiquetado como “bebop”, cuyas energías eran tan insurgentes, transformadoras de paradigmas y dionisíacos como las que impulsaban a los Stones hacia el frente y el centro del universo del rock-pop.

De hecho, Watts solía llamar golpear la trampa tendida para Mick Jagger, Keith Richards, Ron Wood y el resto del elenco rotatorio de jugadores de los Stones su “trabajo diario”, a la vez que buscaba tiempo para participar en otro lugar, en la invención polirrítmica practicada por gigantes del jazz de la era del bop como Kenny Clarke, Max Roach, Roy Haynes y Art Blakey.

¿Quién era Charlie Watts?

Incluso hubo un libro de 2017, “Los bateristas favoritos de Charlie Watts”, que recopilaba citas de Watts sobre todos los percusionistas de los que aprendió algo, incluidos los notables de la era del swing como Jo Jones y Sid Catlett.

De vez en cuando, Watts, irónico, seco y modesto dentro y fuera del escenario, dejaba volar su bandera del jazz en público, liderando una gran banda de estrellas de músicos de jazz británicos en una gira de 1986 y dirigiendo su propio quinteto, que en 1992 grabó un álbum tributo al mayor innovador del bebop, Charlie Parker.

Reacciones a la muerte de Charlie Watts 1:46

Incluso los modales y el comportamiento general de Watts en el escenario recordaban a los geniales y nítidos modelos del jazz. Su atención a los detalles de la moda era algo con lo que un tendedero comprometido como Miles Davis podría identificarse.

Pero la suposición aquí es que lo que realmente habría impresionado a Miles Davis fue lo que Watts hizo en su “trabajo diario”.

El más extravagante de los músicos de trap se enfrentaría al desafío de establecer el “gran ritmo” de la batería de rock con la sincronización precisa y el virtuosismo discreto de Charlie Watts.

Ya en 1966 en “Paint It Black”, la presencia de Watts es lo suficientemente fuerte como para darse a conocer junto con el insolente gruñido de Jagger, la guitarra rítmica de Richards, el bajo de Bill Wyman y el cítara de Brian Jones (inusual en su época, aunque no por mucho mas tiempo).

Charlie Watts, baterista de The Rolling Stones, muere a los 80 años 3:22

Y, sin embargo, aquí, como con casi cualquier pista de los Stones que pueda recordar a cualquier tempo, Watts de alguna manera encuentra una manera de conducir y contener a todos en el grupo.

Para usar una analogía, Watts podría poner la mesa y mantenerla lo suficientemente estable para evitar que todo lo que se le agregue se derrame. No confíes en mi palabra. Escucha (digamos) “19th Nervous Breakdown”, “Tumbling Dice”, “Midnight Rambler” o (por supuesto) “It’s Only Rock and Roll”.

Watts estaba tan consumado en la contención y el control que uno se preguntaba cuál de los tres miembros más duraderos de los Stones, Jagger, Richards o Watts, sería el más difícil de perder. Supongo que estamos a punto de averiguarlo.

Una cosa más: poco después de la muerte de Watts, me encontré con una de esas citas de si-no-es-cierto-debería-serlo de algún u otro lugar, que si bien durante generaciones hubo millones de fanáticos que aspiraban a ser Rolling Stones, los Stones reales aspiraban a ser Charlie Watts.

Parafraseando a James Brown, uno de los muchos fanáticos de Watts, démosle un poco a este baterista.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up