Julia Haart dejó atrás las pelucas y el fundamentalismo de la comunidad judía ultraortodoxa y se convirtió en la CEO del conglomerado Elite World Group

(CNN Español) — Julia Haart nació en 1971 en Moscú. Tras mudarse a Estados Unidos y establecerse junto a sus padres y hermanos en la comunidad judía ultraortodoxa de Monsey en Nueva York, un día decidió dejar todo atrás y comenzar una nueva vida.

El reality “My Unorthodox Life” de la plataforma Netflix muestra la vida hoy en día de la CEO de Elite World Group. Quizás ese nombre no te diga mucho, pero cuando hablamos de la agencia mundial de modelos Elite y la línea de lencería La Perla, la situación cambia un poco.

Haart dejó toda su anterior vida atrás para iniciar una nueva etapa ya que, según ella, vivía atrapada. “Iba cubierta de pies a cabeza; llevaba una peluca en la cabeza y lo que me habían enseñado y dicho toda mi vida era que, si quería llegar al cielo y que Dios me amara, tenía que ser obediente, callar, quedarme en un segundo plano y ser madre y esposa”, afirmó en una videollamada con Zona Pop desde su lujoso penthouse en Manhattan.

(De izquierda a derecha) Julia Haart, Silvio Scaglia -su esposo- y su hija mayor, Batsheva Weinstein en el episodio 6 durante la Semana de la Moda en París (Foto Netflix © 2021)

Sus hijos, su más grande tesoro

Julia Haart es muy abierta y directa con sus cuatro hijos Batsheva (28), Shlomo (25), Miriam (21) y Aron (15). Cada uno tiene su propia personalidad, y además de ser su madre, ellos la ven como su amiga.

“Nunca tuve un plan para mis hijos. La forma en que vi mi papel como mamá fue en darles todo el apoyo que pudieran necesitar para llegar a donde quisieran ir. Quiero que ellos se comuniquen conmigo. Hemos pasado por mucho juntos”, asegura Haart, quien inició su carrera en el mundo de la moda con su propia línea de zapatos.

“Nos movimos 400 años hacia el futuro. Dejamos los años de 1800 y entramos en el siglo XXI. Shlomo no es religioso en absoluto, pero ama el Sabbat. Le gustan las tradiciones. Entonces, en realidad, superó a Batsheva. A todos nos encanta ser judíos”, añade.

No por haber dejado atrás la comunidad ultraortodoxa se olvidan de sus raíces, asegura Haart. “Todos amamos las tradiciones. Todos amamos lo que aprendimos, ya sabes, caridad, bondad comunitaria. Por eso lo hemos llevado con nosotros en nuestro corazón. Pero creo que el viaje de todos es muy diferente”.

Pero sin duda, hay un personaje en este reality a quien Julia le confiaría la vida de sus hijos y es Robert Brotherton, el vicepresidente de operaciones de la compañía: “En primer lugar, es mi mejor amigo en el universo, mi hermano y mi cómplice. Él es la persona en la que confiaría, no solo con mi vida, sino también con la vida de mis hijos. Y ese es el elogio más grande que podría hacerle a alguien”.

View this post on Instagram

A post shared by Julia Haart (@juliahaart)

Julia Haart, ¿un ejemplo a seguir para las mujeres?

Algo que colocó a Julia en la cima es que transformó a Elite World Group de una compañía que valía US$ 90 millones a US$ 1000 millones, según afirma la misma Haart.

Además, tiene en puerta varios lanzamientos de marcas y productos relacionados con el mundo de la moda.

Y, sobre todo, seguir empoderando a la mujer para que a esta le deje de importar cómo se ve, qué talla es o cuánto mide su cintura.

Pero ¿se considera un ejemplo para las mujeres?

Ella responde: “Eso espero; no soy perfecta. Estoy segura de que cometo errores todo el tiempo, pero creo que mis errores hacen que otras personas se sientan cómodas. Espero que, al ser abierta en decirle mi verdad al mundo, incluso si es una verdad defectuosa, incluso si he cometido errores, el punto es que no importa. Ve a por ello. Hazlo”.

Julia Haart asegura que le confiaría a Robert Brotherton la vida de sus hijos (Foto Netflix © 2021)

Fundamentalismo: ¿qué es?

La palabra que más repite Julia a lo largo del reality es la palabra fundamentalismo. En el contexto religioso es la interpretación literal de los textos religiosos.

De acuerdo con el diccionario de la Real Academia Española, el fundamentalismo es una “exigencia intransigente de sometimientos a una doctrina o práctica establecida”. La palabra que más repite Julia a lo largo del reality, es la palabra fundamentalismo.

Para Julia, esta palabra “significa que un grupo de personas se separa del resto del mundo y convence a las personas que viven allí de que ese es el único camino del bien, y que mezclarse, reunirse o pasar tiempo con alguien fuera de esa comunidad es peligroso y maligno, y que Dios te odiará y te irás al infierno”.

Zona Pop
¿Crees que la vida quería que vivieras lo que viviste como judía ortodoxa, lo que pasaste en Monsey para poder ser la persona que eres hoy?

Julia Haart
Me pregunto eso todo el tiempo porque, por un lado, todo lo que viví me ha convertido en la persona que soy hoy. Pero, por otro, por todo esto que fui todo el tiempo, la oculté y la mantuve en silencio porque me dijeron que tenía que hacerlo para ser una buena mujer.

Lo mejor está por venir

Hay muchos planes de crecimiento, desde transformarse en un conglomerado de medios, hasta el empoderamiento y democratización de la industria de la moda.

“Tengo ocho años. Literalmente, he estado en este siglo durante ocho años. Para mí, todo esto es el comienzo de lo que considero mi misión; quiero seguir esforzándome para hacer otras cosas”, afirma Haart.

“Así que creo que el día en que me pellizque y diga ‘está bien, lo has hecho’, será el día en que haya un ejército de mujeres a mi lado que sean financieramente independientes, que tengan el control de sus vidas y que nunca tengan que pedir permiso”, concluye.

Hasta el momento no se ha confirmado una segunda temporada de “My Unorthodox Life”, pero la primera está compuesta de nueve episodios y disponible en toda Latinoamérica en la plataforma Netflix.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up