Los 12 presidentes asesinados en América en los últimos 120 años

(CNN Español) — El miércoles 7 de julio de 2021 quedará enmarcado como uno de los mayores atentados políticos de los últimos años en América, luego de que Jovenel Moïse, presidente de Haití, fuera asesinado.

Embajador de Haití en EE.UU. le dijo a CNN que cree que la primera dama “está ahora fuera de peligro”

Un grupo de personas atacó la casa del presidente Moïse, a quien hirieron de muerte, según un comunicado del primer ministro interino de Haití, Claude Joseph.

Este acto, calificado por Joseph como “atroz, inhumano y bárbaro”, no es el único de estas dimensiones que ha ocurrido en el continente americano.

Asesinan a presidente de Haití en asalto a su residencia 4:32

En los últimos 120 años (es decir, desde el inicio del siglo XX hasta la fecha), 12 presidentes han sido asesinados en Latinoamérica, el Caribe y EE.UU. Algunos eran mandatarios de gobiernos de facto o militares, mientras que otros llegaron al cargo por medio de procesos democráticos.

¿Quiénes son estos 12 presidentes? A continuación, puedes leer más sobre ellos.

Presidentes asesinados

William McKinley

McKinley recibió un disparo en el estómago por parte de Leon Czolgosz. El ataque se perpetró el 6 de septiembre de 1901 y ocurrió después de que el presidente de EE.UU. diera un discurso en la Exposición Panamericana en Buffalo, Nueva York.

El entonces mandatario de Estados Unidos falleció por las heridas ocho días después, el 14 de septiembre. El vicepresidente Theodore Roosevelt presta juramento en el cargo.

Ramón Cáceres

De acuerdo con un artículo académico de la Universidad Católica Madre y Maestra, Cáceres fue asesinado cuando era presidente de la República Dominicana en 1911.

Cáceres, que tenía fuerte apoyo de EE.UU. y su Congreso, vivió pugnas por el control del poder con rivales políticos. Uno de los personajes que más insatisfecho estaba con el presidente de la República Dominicana era el líder juvenil Luis Tejera, quien llevó a cabo un plan para capturarlo y hacerlo renunciar. El plan tuvo resultados desastrosos.

Mientras se dirigía a Haina, el coche presidencial tirado por caballos fue interceptado por un grupo de personas, quienes dispararon e hicieron a Cáceres. El presidente murió instantes después el 19 de noviembre de 1911.

Jean Vilbrun Guillaume Sam

Según la Biblioteca del Congreso de EE.UU., en los primeros años del siglo XX se vivió un periodo de gran inestabilidad política en Haití, algo que marcó los gobiernos de esa época, al punto de que el gobierno estadounidense interfirió en algunas ocasiones.

La inestabilidad también marcó el breve mandato del presidente Jean Vilbrun Guillaume, quien fue atacado por civiles descontentos con sus actos de presión social.

El 27 de julio de 1915, Guillaume ordenó la ejecución de 167 prisioneros políticos, incluido el expresidente Oreste Zamor, de acuerdo con el libro Encyclopedia of U.S. Military Interventions in Latin America. Esto provocó una insurrección social y los civiles atacaron hasta dar muerte a Vilbrun Guillaume.

Venustiano Carranza

Se trata de una de las figuras más importantes de la política mexicana del siglo XX. Fue el encargado de promulgar la Constitución de 1917, que es la Carta Magna que rige a México actualmente. Era simpatizante del movimiento de Francisco I. Madero, uno de los principales impulsores de la Revolución Mexicana.

De acuerdo con el Gobierno de México, “en 1920, Carranza buscó imponer como sucesor presidencial a Ignacio Bonillas, lo cual causó que diversos sectores del ejército y la sociedad se rebelaran contra su gobierno mediante el Plan de Agua Prieta”.

Tras la rebelión en su contra, Carranza abandonó la Ciudad de México el 7 de mayo de 1920 y se dirigió al estado de Veracruz para intentar instalar su gobierno ahí.

Sin embargo, fue asesinado días después, el 21 de mayo, en Tlaxcalantongo, Puebla.

Luis Sánchez Cerro

Según la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann, Sánchez Cerro estuvo inmerso en un periodo de inestabilidad política en Perú en la década de 1930.

Sánchez Cerro, quien es reconocido por esa universidad como el primer presidente peruano negro y con rasgos indígenas, tomó el poder de Perú junto a otros militares en 1930. Estuvo brevemente en el cargo porque otros militares en el cargo no lo reconocieron como presidente.

Sin embargo, en 1931 se llevaron a cabo unas “cuestionadas elecciones”, dice la Universidad Nacional Jorge Basadre Grohmann, en las Sánchez Cerro ganó la presidencia.

Su cargo duraría hasta el 30 de abril de 1933, cuando fue asesinado mientras “pasaba revista a las tropas reunidas en el Campo Marte de Lima”.

Gualberto Villaroel

De acuerdo con la Enciclopedia Britannica, en 1943 el presidente civil de Bolivia, Enrique Peñaranda, fue derrocado por un grupo militar llamado Razón de Patria (Radepa), que luego se alió con el Movimiento Nacionalista Revolucionario (MNR) para dejar en el poder coronel Gualberto Villaroel.

Britannica señala que el estilo de gobierno de Villaroel logró la movilización de los campesinos indígenas del MNR.

“El gobierno de Villaroel, tachado de fascista por la derecha y la izquierda, fue derrocado en 1946 en una sangrienta revolución en la que Villaroel fue ahorcado frente al palacio presidencial”, agrega.

Carlos Delgado Chalbaud

Según la Cámara de Comercio, Industria y Servicios de Caracas, el de Delgado Chalbaud es el único magnicidio en la historia política de Venezuela en contra de un presidente.

Chalbaud presidía la Junta Militar que derrocó al gobierno constitucional de Rómulo Gallegos. El 13 de noviembre de 1950, viajaba en el vehículo presidencial cuando un grupo de 20 personas lo interceptó para secuestrarlo junto a tres de sus acompañantes.

Chalbaud fue herido de muerte tras un tiroteo dentro del auto en el que lo subieron después del secuestro.

José Antonio Remón Cantera

Un artículo académico publicado en la Revista Humanismo y Cambio Social señala que José Antonio Remón Cantera, presidente de Panamá, fue asesinado el 2 de enero de 1955.

Ese día, Remón Cantera se encontraba en el palco presidencial del hipódromo de ‘Juan Franco’ para presenciar las últimas carreras, menciona el artículo. Entonces, atacantes desconocidos sorprenden el palco con ráfagas de disparos que hieren a Remón Cantera.

“Se le hicieron cinco transfusiones de sangre, se aplicó oxígeno. Pero fue inútil: a las nueve y media de la noche (del mismo 2 de enero), el presidente Remón moría” en el hospital”, agrega.

Anastasio Somoza García

El primero de una de las dictaduras más fuertes del siglo XX en Centroamérica. Somoza García se convirtió en el líder del Ejército de Nicaragua en 1933, y tres años después “derrocó al presidente electo, su tío Juan Bautista Sacasa, se hizo ‘elegir’ presidente y tomó el cargo el 1 de enero de 1937”, menciona Britannica.

Aunque de 1947 a 1950 no fue oficialmente presidente, su posición en jefe del Ejército siempre le aseguró su continuidad hasta su asesinato en 1956.

“Luego de que lo nominaran para otro mandato el 21 de septiembre de 1956, Somoza recibió un disparo de parte de un joven (…); murió unos días después en un hospital militar estadounidense”, añade Britannica.

“Somoza fomentó la agricultura, la ganadería y la producción de minerales; patrocinó obras públicas e hizo que Nicaragua dependiera menos de los ingresos del banano. Al mismo tiempo, amasó una considerable fortuna personal, exilió a la mayoría de sus oponentes políticos, fue propietario de grandes extensiones de tierra y de muchos negocios, y se imaginó a sí mismo como un líder paternalista a cargo de un pueblo arruinado”, finaliza.

Rafael Leónidas Trujillo

A su gobierno en República Dominicana se le considera como “una de las tiranías más sangrientas de América Latina”, indica una columna de opinión de Carlos Alberto Montaner que se publicó en CNN.

Su asesinato ocurrió el 30 de mayo de 1961, por lo que ya se cumplieron 60 años de este hecho.

“El personaje todavía sigue gravitando sobre la isla. El Jefe –como le llamaban sus partidarios– se disponía a acudir a San Cristóbal, la ciudad en la que nació. Lo mató un comando que viajaba en tres automóviles y entre los involucrados estuvieron Antonio de la Maza, Antonio Imbert Barrera, Pedro Livio Cedeño, Huáscar Tejeda, Amado García Guerrero, Salvador Estrella Sadhalá y Luis Manuel Cáceres”, agrega la columna.

Montaner dice que Leónidas Trujillo fue probablemente el más sanguinario de todos los dictadores latinoamericanos del siglo XX.

Agrega que no hay excusa para su actuar, “pero, a base de miedo, organizó el país y lo desarrolló en el aspecto económico, no sin quedarse con buena parte de estos ingresos. Se convirtió en una de las personas más ricas del planeta adquiriendo a precio de saldo los negocios más suculentos de República Dominicana, y luego explotándolos en régimen de monopolio”.

John F. Kennedy

El 22 de noviembre de 1963, asesinaron al presidente de EE.UU., John F. Kennedy, a tiros mientras viajaba en una caravana de autos abiertos en Dallas, Texas. El autor del asesinato fue Lee Harvey Oswald.

El presidente Kennedy y el gobernador Connally resultaron heridos por los tiros y los trasladaron al hospital Parkland.

Fueron tres disparos cuando la caravana pasaba por debajo de la autopista Stemmons. Dos balas alcanzaron a John F. Kennedy y una a Connally.

Los esfuerzos de emergencia de los doctores Malcolm Perry, Kemp Clark y otros no lograron reanimar al presidente. Las heridas del gobernador Connally eran críticas pero no mortales. A causa de una bala, sufre tres costillas rotas, un pulmón perforado y una muñeca rota. La bala finalmente se alojó en su muslo izquierdo.

Jovenel Moïse

El más reciente de los casos, el cual apenas sucedió hace algunas horas. El asesinato del presidente de Haití, Jovenel Moïse, ha asombrado al país y conmocionado a los líderes regionales. La nación caribeña de aproximadamente 11 millones de personas, muchas de las cuales viven en medio de la pobreza y el aumento de la violencia, ahora enfrenta un futuro aún más incierto.

El primer ministro interino de Haití, Claude Joseph, dijo que “un grupo de personas no identificadas, algunas de las cuales hablaban en español”, atacó la casa de Moïse alrededor de la 1 a.m. del miércoles e hirió de muerte al jefe de Estado.

La primera dama haitiana Martine Moïse también recibió un disparo en el ataque y está recibiendo “el tratamiento necesario” para sus heridas, agregó Joseph en un comunicado.

Moïse, de 53 años y exexportador de banano, había pasado la mayor parte del año pasado librando una guerra política con la oposición por los términos de su presidencia.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up