Llega semana crucial para las discusiones sobre infraestructura. La agenda de Biden se enfrenta a grandes obstáculos en el Congreso

(CNN) — La agenda legislativa del presidente Joe Biden se enfrenta a un mes crítico. El presidente y los demócratas del Congreso trabajan para asegurar acuerdos con los republicanos en varios temas clave, incluyendo un proyecto de ley de infraestructura de gran alcance y una revisión de la policía, y se preparan para la acción en la legislación electoral que creen que debe ser aprobada para superar los esfuerzos en los estados liderados por el Partido Republicano para restringir los derechos de voto.
Pero habrá grandes obstáculos para los demócratas. Los dos partidos siguen muy distanciados en los aspectos clave del paquete de infraestructuras, lo que lleva a algunos demócratas a argumentar que se está acabando el tiempo para lograr un acuerdo. Y no hay un camino claro para aprobar en el Senado el proyecto de ley sobre el derecho al voto ya aprobado por la Cámara. Los republicanos siguen oponiéndose firmemente, y persisten las divisiones entre algunos demócratas sobre la legislación y la forma de garantizar su aprobación. El senador de Virginia Occidental  Joe Manchin, reiteró su oposición al proyecto de ley en un artículo de opinión publicado el domingo, en el que dejaba claro que no apoyaría la modificación de las normas del Senado para impulsar gran parte de la agenda de Biden.

Este mes también se está analizando la mejora de la regulación de las armas y los próximos pasos para investigar la insurrección del 6 de enero en el Capitolio de EE.UU., después de que los republicanos del Senado bloquearan la formación de una investigación independiente.

Bloquean comisión para investigar ataque al Capitolio 6:21

Muchos demócratas están ansiosos por debilitar el obstruccionismo e impulsar estas medidas sin el apoyo de los republicanos, pero Manchin insiste en que sus colegas del Senado, dividido en partes iguales, sigan adelante con las conversaciones bipartidistas, pues cree que el enfoque partidista destruiría el carácter de la cámara. La presión sobre él aumentará, incluyendo una reunión esta semana con grupos de derechos civiles que intentan convencerlo de dar su apoyo al proyecto de ley sobre el voto y anular las maniobras obstruccionistas que los republicanos utilizan para bloquearlo.

Pero el artículo de opinión del domingo fue la declaración más fuerte de Manchin hasta ahora.

«Creo que la legislación sobre el voto partidista destruirá los ya debilitados lazos de nuestra democracia, y por esa razón, votaré en contra de la Ley Para el Pueblo. Además, no votaré para debilitar o eliminar las medidas de obstrucción”, escribió el demócrata moderado de Virginia Occidental en el diario Charleston Gazette-Mail.

Infraestructuras

A medida que los legisladores regresan a Washington el lunes, aumenta la presión de la izquierda para que la Casa Blanca abandone las negociaciones con los republicanos, lo intente de modo unilateral y apruebe un plan masivo de infraestructuras solo con los votos demócratas.

Pero, a pesar de que las conversaciones entre Biden y los republicanos se han prolongado más allá de la fecha límite inicial del Día de los Caídos sin un avance significativo, existen riesgos políticos si se abandonan las conversaciones demasiado pronto. Por un lado, Manchin ha señalado que no está dispuesto a abandonar las conversaciones. Sin él, el líder de la mayoría, Chuck Schumer, no puede aprobar un proyecto de ley de infraestructuras en las líneas del partido.

Biden rechazó el viernes la última contraoferta del Partido Republicano, a pesar de un aumento de US$ 50.000 millones en el gasto, diciendo a la senadora Shelley Moore Capito de Virginia Occidental, la negociadora republicana, que la nueva oferta no cumplía sus objetivos políticos, según la Casa Blanca. Se espera que ambos vuelvan a hablar el lunes. Pero con la lentitud de las conversaciones, no está claro si la brecha entre demócratas y republicanos pueda cerrarse.

Aunque ambas partes se han acercado al centro, sus propuestas contrastantes, que ascienden a US$ 1 billón en nuevos gastos por parte de la Casa Blanca y a unos US$ 300.000 millones en nuevos gastos por parte de los republicanos, siguen estando muy alejadas.

El Partido Republicano responde al plan de infraestructuras de Biden con una propuesta de US$ 928.000 millones

Un grupo bipartidista de senadores podría convertirse en los próximos socios negociadores de Biden en materia de infraestructuras. Está por ver si pueden llegar a un acuerdo, pero el grupo ha estado trabajando en una propuesta que podría presentar esta misma semana, según fuentes con conocimiento de la iniciativa. La secretaria de Energía, Jennifer Granholm, dijo el domingo a Jake Tapper, de CNN, en el programa «State of the Union», que el presidente estaría dispuesto a reunirse con el grupo.

«Está dispuesto a reunirse con cualquiera que ayude a avanzar en esto, ya saben que el reloj está corriendo. Hay un punto final para esta discusión», dijo.

Mientras tanto, si los demócratas van a avanzar solos, necesitarán semanas, si no meses, para tener un proyecto de ley listo para ir al pleno.

La Cámara de Representantes revisará esta semana su proyecto de ley de transporte superficial de US$ 547.000 millones, una pieza que podría servir como piedra angular de un plan de infraestructuras exclusivamente demócrata.

Legislación electoral

Los demócratas se enfrentan a una intensa presión para promulgar protecciones federales para los votantes en medio de los esfuerzos a nivel estatal para aprobar proyectos de ley de voto restrictivos, pero por ahora, no hay votos suficientes para que el partido apruebe una de sus principales prioridades en el Senado.

Schumer se ha comprometido a presentar el proyecto de ley demócrata de reforma del derecho al voto, de la financiación de las campañas y de la ética, titulado »For the People Act» (‘Ley por el Pueblo’), a finales de mes. Pero Manchin hizo oficial el mes pasado que no puede respaldar el proyecto de ley en su forma actual y que, en su lugar, preferiría presentar la Ley de Avance del Derecho al Voto John Lewis, que tiene un alcance más limitado y pretende restaurar las disposiciones de aplicación de la Ley del Derecho al Voto.

Manchin repitió su apoyo a la legislación el domingo, escribiendo: «La Ley de Avance del Derecho al Voto John Lewis actualizaría la fórmula que los estados y las localidades deben utilizar para garantizar que las leyes de voto propuestas no restringen los derechos de ningún grupo o población en particular», y señaló que también cuenta con el apoyo de la senadora republicana Lisa Murkowski de Alaska.

La Legislatura de Florida aprueba un proyecto de ley electoral que agrega restricciones a la votación

Los próximos días serán una prueba clave para Schumer y los demócratas en cuanto a si harán cambios en la legislación más amplia para obtener el voto de Manchin. Pero el demócrata de Virginia Occidental no es el único que ha expresado su preocupación por la versión actual del proyecto de ley. Otros demócratas, incluido el senador Mark Warner de Virginia, han dicho que necesitan ver cambios para garantizar que el proyecto de ley pueda implementarse con éxito. El proyecto de ley se presentó por primera vez en 2019 como la primera pieza legislativa de los demócratas de la Cámara después de que ganaran la mayoría.

«No podemos fallar en cosas clave para nuestra democracia como la S.1», dijo Schumer en una reciente conferencia de prensa, y agregó: «Todo está sobre la mesa y vamos a seguir discutiendo a medida que avanzamos».

Republicanos contraatacan en Georgia: demócratas denuncian nueva ley que restringiría el voto de minorías

Pero incluso si los demócratas del Senado lograran que todos los miembros de la fila votaran «sí» al proyecto de ley, aún no habría los 10 votos republicanos necesarios para aprobarlo. Y como Manchin y otros tienen claro que no van a eliminar al obstruccionismo para aprobar el proyecto de ley, los demócratas no pueden eludir la necesidad del apoyo de los republicanos.

Por su parte, el senador Angus King, un independiente de Maine que forma parte de los demócratas, dijo el domingo que, aunque en general se opone a la eliminación del obstruccionismo, consideraría la posibilidad de cambiarlo para aprobar la Ley para el Pueblo.

«Si se trata de los derechos de voto y de los derechos de los estadounidenses a ir a las urnas y elegir a sus líderes frente a las estrategias de obstrucción, elegiré la democracia», dijo a Tapper en «State of the Union».

El Partido Republicano responde al plan de infraestructuras de Biden con una propuesta de US$ 928.000 millones

Reforma policial

Los negociadores clave en el esfuerzo bipartidista para reformar la policía se proponen que junio sea el mes en el que se cierre un acuerdo. Las conversaciones entre el senador republicano Tim Scott, de Carolina del Sur, el senador demócrata Cory Booker, de Nueva Jersey, y la diputada demócrata Karen Bass, de California, representan una de las mejores oportunidades de acción bipartidista en el Capitolio, ya que los tres negociadores comparten un profundo respeto y confianza entre ellos. Ellos y sus equipos han estado trabajando durante los fines de semana y el receso para encontrar un camino bipartidista. Este mes pondrá a prueba si pueden cerrar el acuerdo.

«Junio es el mes», dijo el viernes Bass, el principal negociador de los demócratas de la Cámara de Representantes.

«Entendemos que tenemos que hacer esto, y no nos podemos retrasar», continuó el demócrata de California. «Sabemos que nos estamos preparando para entrar en los meses de verano, y lo digo con buen ánimo, porque hemos estado trabajando juntos muy bien. Así que seguimos trabajando juntos para lograrlo en junio».

Cámara de Representantes de EE.UU. aprueba proyecto de reforma policial nombrado en honor a George Floyd

Antes del receso, Scott, el principal negociador de los republicanos en el Senado, dijo a los periodistas que «o se aprueba en junio o es un fracaso».

Los negociadores han estado trabajando en los principales puntos de fricción, incluida la inmunidad cualificada. Algunos progresistas de la Cámara de Representantes se han opuesto a cualquier compromiso que no elimine la doctrina legal que protege a los agentes de policía de ser demandados en los tribunales civiles. Scott, que es el único republicano negro en el Senado, ha propuesto un compromiso que haría recaer la responsabilidad en los departamentos de policía, pero algunos republicanos del Senado han expresado su preocupación por cualquier cambio en la inmunidad cualificada.

ANÁLISIS | Crecen las esperanzas de un compromiso de reforma policial, pero acechan enormes obstáculos políticos

Investigaciones sobre el 6 de enero

Apenas unas horas después de que los republicanos del Senado bloquearan la creación de un panel independiente para investigar la insurrección del 6 de enero, los demócratas empezaron a maquinar cómo proceder para investigar el ataque que dejó cinco muertos y más de 140 policías heridos.

En una llamada con su bancada, la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, esbozó las posibles opciones para investigar la insurrección después de que le preguntaran sobre los próximos pasos. Esas opciones incluían dar al Senado la oportunidad de votar de nuevo la legislación para crear la comisión, crear un nuevo comité selecto en la Cámara para hacer la investigación y permitir que los comités permanentes continúen con sus investigaciones existentes sobre la insurrección del 6 de enero, o designar a un comité preexistente, como el de Seguridad Nacional, para que se haga cargo de una investigación.

Sin embargo, la Cámara de Representantes no vuelve a sesionar hasta el 14 de junio, y esta semana solo hay trabajo de los comités, por
lo que no está claro si Pelosi tomará medidas sobre estas opciones antes de esa fecha.

Mientras tanto, se espera que las comisiones de Reglas y de Seguridad Nacional y Asuntos Gubernamentales del Senado hagan públicas esta semana sus conclusiones sobre los fallos de seguridad que condujeron al atentado del 6 de enero.

«Piensan que somos sus sirvientes»: una radiografía a la relación fracturada entre la policía del Capitolio y los miembros del Congreso

El exhaustivo informe de más de 100 páginas incluirá un análisis detallado de cómo los fallos de seguridad, la mala planificación, la lentitud en la respuesta de las fuerzas de seguridad y el escaso intercambio de información y comunicaciones contribuyeron a la mortal insurrección, según fuentes familiarizadas con este asunto.

La investigación del Senado ha sido realizada de forma bipartidista por los líderes demócratas y republicanos de los dos comités, pero sin duda dará lugar a una feroz batalla entre los dos partidos sobre qué más se debe hacer para investigar el ataque del Capitolio.

Proyecto de ley sobre China y otros temas de la agenda

Se espera que el Senado apruebe esta semana una legislación bipartidista poco frecuente destinada a combatir la influencia de China.

La votación final se retrasó hasta después del receso del Día de los Caídos, después de que el proyecto de ley avanzara tras una lucha de horas sobre las enmiendas que amenazaban con descarrilar la legislación. Para hacer avanzar la legislación, Schumer llegó a un acuerdo con el senador republicano Ron Johnson y varios republicanos del Senado para aplazar la votación del proyecto de ley sobre la competencia de China hasta el regreso del Senado esta semana, y pasar directamente a votar el avance de la legislación de la comisión del 6 de enero, que fracasó el mes pasado después de que los republicanos bloquearan el proyecto.

Como resultado del acuerdo alcanzado, Schumer dijo que habrá una serie de votaciones que podrían culminar con la aprobación final del proyecto de ley, que invertiría más de US$200.000 millones en tecnología, ciencia e investigación en Estados Unidos, tan pronto como el martes.

La amplia legislación tiene como objetivo hacer frente a la influencia de China en múltiples frentes y «potenciará la innovación estadounidense y preservará nuestra ventaja competitiva para las próximas generaciones», dijo Schumer.

Biden expande la lista de Trump de empresas chinas en las que no se puede invertir en Estados Unidos

El proyecto de ley fue el resultado de múltiples comités del Senado, lo que lo convierte en una de las pocas áreas de cooperación bipartidista exitosa en la cámara. Si el proyecto de ley se aprueba, supondría una importante victoria bipartidista para Schumer, que coescribió y apoyó firmemente la medida, así como para Biden, que hizo de la cooperación un componente central de su estrategia, pero que se ha enfrentado a las críticas por avanzar unilateralmente en los principales temas de su agenda hasta ahora.

El Senado también está preparado para tratar otros temas tras el regreso del receso.

Schumer dijo en una reciente rueda de prensa que, cuando el Senado vuelva a reunirse, los demócratas «forzarán una votación sobre la HR 7, la Ley de Equidad Salarial, la igualdad salarial para las mujeres», que describió como «una pieza legislativa que debería haberse aprobado hace tiempo».

El líder de la mayoría continuó diciendo que el Senado también «empezará a confirmar los nombramientos judiciales del presidente Biden», y dijo que podría «pedir al Senado que considere la legislación sobre armas y la legislación sobre igualdad LGBTQ durante el periodo de trabajo de junio.

— Ali Zaslav y Jeremy Herb contribuyeron con este reportaje.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up