China está a punto de llegar a 1.000 millones de vacunas contra el covid-19 aplicadas. Sí, lo leíste bien

(CNN) — En unos días, China alcanzará la asombrosa cantidad de mil millones de dosis en su campaña de vacunación contra el covid-19, una escala y una velocidad sin rival en ningún otro país del mundo.

Hasta el miércoles, China había aplicado más de 945 millones de dosis, tres veces la cantidad aplicada en Estados Unidos y casi el 40% de las 2.500 millones de dosis aplicadas en todo el mundo.

El número es aún más notable dado que su despliegue tuvo un comienzo lento. China solo alcanzó su primer millón de dosis el 27 de marzo, dos semanas por detrás de EE.UU. Pero el ritmo se aceleró significativamente en mayo, con más de 500 millones de dosis aplicadas durante el último mes, según datos de la Comisión Nacional de Salud de China.

Solo el martes, aplicó más de 20 millones de dosis. A ese ritmo, es probable que supere los mil millones de dosis este fin de semana.

Vacunar a un país de 1.400 millones de personas contra el covid-19 es una tarea enorme. Debido a la contención exitosa del coronavirus en China, muchos residentes inicialmente vieron poca urgencia en vacunarse. Una historia de escándalos de seguridad relacionados con las vacunas domésticas también contribuyó a la vacilación pública.

Pero varios brotes locales recientes, incluso en las provincias del norte de Anhui y Liaoning y Guangdong en el sur, han alimentado los temores de infección, lo que ha provocado una prisa por vacunarse en las regiones afectadas.

Para aquellos que aún se muestran reticentes, China tiene una herramienta poderosa en su arsenal: un sistema de partido único de arriba hacia abajo que es omnipresente en alcance y contundente en acción, y una burocracia en expansión que puede movilizarse rápidamente.

Exasesor de la Casa Blanca dice que la peligrosa variante del coronavirus es «como el covid-19 con esteroides»

El enfoque de arriba hacia abajo ha sido promocionado por los funcionarios como una fortaleza del sistema chino que ayudó a frenar el virus, y nuevamente se ha implementado para acelerar la vacunación.

La campaña total para «vacunar a todos los que puedan ser vacunados» se está llevando a cabo en todo el país, tanto en las principales ciudades como en las aldeas pequeñas, con trabajadores del Gobierno llegando a los vecindarios para convencer a la gente de que se vacune. En las empresas estatales, mientras tanto, los jefes instan a los empleados a que se pongan las vacunas, mientras que los sitios de vacunación ofrecen beneficios, que van desde vales de compra hasta víveres y helados gratis.

Los gobiernos de todo el mundo han probado enfoques del tipo de la zanahoria y el palo para alentar a las personas a vacunarse. Pero en China las medidas punitivas a veces pueden dar un giro más oscuro.

Algunos complejos residenciales han advertido a los residentes que no podrán volver a ingresar a menos que estén vacunados, según publicaciones de residentes en redes sociales. Un centro comercial en Shanghái colocó un letrero en la entrada que requería que los clientes mostraran su certificado de vacunación para ingresar. Un parque de la ciudad en el norte de la provincia de Hebei rechazó a los visitantes no vacunados y los guió a los lugares de vacunación cercanos.

A medida que la cantidad de vacunas se disparó, algunos gobiernos locales incluso suspendieron la inoculación de la primera dosis este mes, para asegurarse de que hubiera suficientes para que las personas recibieran la segunda dosis a tiempo.

La Comisión Nacional de Salud de China no ofrece un desglose de cuántas personas se han vacunado por completo. Pero la distribución es desigual. Para la primera semana de junio, las principales ciudades de Beijing y Shanghai habían inoculado completamente a casi el 70% y el 50% de sus residentes, respectivamente. Pero la tasa en las provincias de Guangdong y Shandong se mantuvo por debajo del 20%, según Reuters.

ANÁLISIS de CNN | Donde la vacunación aumenta, los casos de covid-19 disminuyen

Zhong Nanshan, uno de los principales epidemiólogos y asesores del Gobierno, dijo que China tiene como objetivo vacunar completamente al 40% de su población para fin de mes y duplicar ese porcentaje para fin de año.

Debido a su enorme población, las dosis de China por cada 100 personas todavía están por detrás de países como Estados Unidos y Gran Bretaña. Pero si su campaña de inoculación puede mantener el ritmo actual, se pondrá al día rápidamente.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up