De cruzar irregularmente la frontera a ser jefe de neurocirujanos en EE.UU.: la increíble historia del Dr. Q que Brad Pitt llevará al cine

(CNN Español) — El Dr. Alfredo Quiñones-Hinojosa, o Dr. Q, como le llaman sus pacientes, es un referente en el campo de la neurobiología en Estados Unidos. Pero antes de consagrarse como académico y convertirse en jefe de área en la Clínica Mayo en Jacksonville, Florida, recorrió un camino lleno de desafíos por haber cruzado irregularmente la frontera desde México.

Tras varios años de trabajo como recolector agrícola y soldador, obtuvo una beca en la Universidad de Berkeley y luego se graduó con honores en Harvard. Es experto en operaciones cerebrales con el paciente despierto y su historia será llevada a la pantalla grande por la productora de Brad Pitt.
En entrevista “En Diálogo con Longobardi”, recordó su difícil infancia y contó cómo aplica en el quirófano lo que aprendió en sus distintos oficios. También explicó por qué estamos “en una etapa prehistórica” en lo que respecta al conocimiento del cerebro y aseguró que sueña con encontrar una cura contra el cáncer.

Marcelo Longobardi: ¿Cuánto hay de dolor y cuánto de esperanza en emigrar?

Dr. Quiñones-Hinojosa: Nunca me he concentrado en los momentos difíciles, al contrario, he decidido centrarme en las batallas, los logros, las cosas felices que me ha dado el mundo. Mi país también me las dio, a pesar de haber crecido en un lugar humilde. México hizo mucho por quien soy ahora. Lógicamente, EE.UU. abre puertas. (…) Este país también se ha formado de las historias de los migrantes.

Marcelo Longobardi: Un repaso de tu vida incluye una abuela curandera y la pérdida de tu hermanita.

Dr. Quiñones-Hinojosa: Mi abuelita María era una mujer humilde de raíces indígenas, partera y curandera. Salvó muchas vidas en ranchitos y áreas agrícolas, me siento muy identificado con ella. Lo de mi hermanita fue un golpe muy grande que casi destruye nuestras vidas, pero al mismo tiempo ayudó a que mis padres mantuvieran la familia unida. Les doy gracias por el ejemplo de la honestidad y por mirar a la luz cuando el resto del mundo mira oscuridad.

Marcelo Longobardi: Luego de cruzar la frontera pasaste por muchos trabajos, ¿qué aprendiste en el camino?

Dr. Quiñones-Hinojosa: Cuando era recolector de tomates en el campo, quería ser el mejor en la historia de esa granja. Cuando era soldador, quería llegar a ser certificado por el estado de California. Me acuerdo de que utilizaba los mismos principios que en la actualidad en el quirófano. Cuando estoy soldando vasos sanguíneos que se me quieren salir de control, utilizo la misma clase de movimientos meticulosos (…) Pienso que esos principios que me traje desde niño y luego al trabajar desde los 19 años en EE.UU. son los mismos que me han impulsado y me han preparado para llegar a hacer lo que hago en la Clínica Mayo.

Dr. Quiñones-Hinojosa: Entendemos menos del 1% del cerebro 1:11

Un especialista del cerebro

Marcelo Longobardi: ¿Cuánto sabe la ciencia del cerebro humano?

Dr. Quiñones-Hinojosa: Cada año seguimos haciendo descubrimientos de cómo las células se van moviendo y van migrando en el cerebro. Pero todavía estamos en una etapa muy prehistórica en cuanto al entendimiento del cerebro. Sabemos que es un organismo con 100 billones de neuronas, 160 trillones de sinapsis. Hay más sinapsis en tu cerebro que estrellas en la galaxia. Tenemos un universo del cual entendemos muy poco. Pienso que en los siguientes 20 o 30 años, con la tecnología que estamos adquiriendo ahora, al estudiar las células neuronales migratorias o las células madre en el tejido adiposo, vamos a empezar a abrir ventanitas para entenderlo más a fondo. Sin embargo, a veces estimo que entendemos menos del 1% del cerebro.

¿Cómo afecta la desnutrición el cerebro de los niños? 1:15

Marcelo Longobardi: El desarrollo del cerebro es muy importante en las primeras etapas de vida. ¿Cómo influye en los casos donde hay problemas de desnutrición?

Dr. Quiñones-Hinojosa: Tocaste un punto muy importante. Nuestro cerebro siguió desarrollándose de forma anatómica hasta los 18, 19 o 20 años y mucha gente no lo sabe. En el proceso de la adolescencia hacemos un cambio enorme de hormonas. La parte frontal de nuestro cerebro forma nuevas conexiones. Cada etapa de vida requiere diferentes tipos de nutrición. En las edades más pequeñas se necesitan vitaminas y una buena alimentación (…) Por esa razón, creo que tenemos que concebir que la pobreza no solo nos está afectando económicamente, sino también en la forma en la que el cerebro de está desarrollando en millones de seres humanos.

La dura lucha contra el cáncer

El Dr. Q dice que uno de sus mayores sueños es encontrar una cura contra el cáncer y remarca cómo se ha visto un aumento dramático de esa enfermedad a nivel global.

Dr. Quiñones-Hinojosa: Acabo de publicar un artículo en la revista Mayo Clinic Proceedings, en el cual nos damos cuenta de que en las últimas tres o cuatro décadas la cantidad de seres humanos con cáncer sigue aumentando de una forma increíblemente rápida. Se estima que será la causa más significativa de muerte en EE.UU. para 2025 y en el resto del mundo para 2030. El problema, por ejemplo, para mí, tratar un paciente con cáncer en el cerebro requiere una cantidad estratosférica de recursos. Es muy caro el cáncer y no tenemos las herramientas, no las hemos inventado. Es otra de las razones por las que sigo tratando de inventar curas contra la enfermedad y hacerlas disponibles para el resto del mundo. Que no nada más aquellos que tienen puedan obtener esas curas.

¿Por qué es tan difícil tratar el cáncer cerebral? 1:41

Nota del editor: El programa “En diálogo con Longobardi” puede verse todos los domingos a las 9 p.m. de Miami (10 p.m. de Buenos Aires) en la pantalla de CNN en Español. Además, sus shows pueden escucharse en varias plataformas.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up