Biden pide a la comunidad de inteligencia que informe sobre el origen del covid-19 en 90 días

(CNN) — El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, dijo el miércoles que ordenó a la comunidad de inteligencia que redoble sus esfuerzos para investigar los orígenes de la pandemia de covid-19 y le informe sobre sus avances en 90 días.

El anuncio se produce después de que un informe de inteligencia de EE.UU. descubriera que varios investigadores del Instituto de Virología de Wuhan en China se enfermaron en noviembre de 2019 y tuvieron que ser hospitalizados, un nuevo detalle que impulsó una renovada presión pública sobre Biden para profundizar en el origen del virus.

«Como parte de ese informe, solicité áreas de investigación adicional que pudieran ser necesarias, incluidas preguntas específicas para China. También solicité que este esfuerzo incluya el trabajo de nuestros laboratorios nacionales y otras agencias de nuestro gobierno para aumentar los esfuerzos de la comunidad de inteligencia. Y le he pedido a la comunidad de inteligencia que mantenga al Congreso completamente informado de su trabajo», dijo Biden en un comunicado.

«El hecho de que nuestros inspectores no estuvieran en el terreno en esos primeros meses siempre obstaculizará cualquier investigación sobre el origen del covid-19», añadió.

Biden dijo en el comunicado que en marzo ordenó a su asesor de seguridad nacional, Jake Sullivan, que encargara a la comunidad de inteligencia la preparación de un informe sobre el análisis más actualizado de los orígenes de la pandemia de covid-19, incluyendo si el virus surgió del contacto humano con un animal infectado o de un accidente de laboratorio. Biden dijo que recibió ese informe a principios de este mes y pidió un seguimiento adicional.

«A día de hoy, la comunidad de inteligencia de EE.UU. se ha ‘unido en torno a dos escenarios probables’, pero no ha llegado a una conclusión definitiva sobre esta cuestión. Aquí está su posición actual: ‘mientras que dos elementos en la comunidad de inteligencia se inclinan hacia el escenario anterior y uno se inclina más hacia lo último, cada uno con una confianza baja o moderada, la mayoría de los elementos no creen que haya suficiente información para evaluar que uno sea más probable que el otro’», dijo Biden en el comunicado.

Esa es esencialmente la misma opinión pública que la comunidad de inteligencia ha tenido durante más de un año sobre los orígenes del covid-19, aunque la declaración del miércoles deja en claro que estos dos escenarios son «probables» y no solo están siendo investigados. CNN informó en abril de 2020 que la comunidad de inteligencia estaba investigando si el nuevo coronavirus se propagó desde un laboratorio chino en lugar de un mercado en Wuhan, China. El gobierno chino ha sostenido que el virus se originó y se propagó de forma natural.

Una serie de factores influyeron en la decisión de Biden de encargar a su comunidad de inteligencia una inmersión más profunda en los orígenes del covid-19, incluida la idea de que el informe inicial ordenado en marzo no fue lo suficientemente lejos para profundizar en el tema, según una fuente familiarizada con la decisión.

Biden consideró la declaración del miércoles y la revisión adicional como de interés público convincente dada la magnitud de la devastación causada por la pandemia, dijo la fuente.

También hubo una clara presión pública sobre la administración para abordar el problema después de que el diario Wall Street Journal y CNN informaran recientemente sobre nuevos datos que subrayan la plausibilidad de la teoría del laboratorio, así como nuevos comentarios del Dr. Anthony Fauci, el asesor médico en jefe de Biden, quien reconoció que él y otros científicos pueden haber sido demasiado terminantes en declaraciones públicas anteriores que descartaban esa posibilidad.

Fauci duda sobre orígenes del covid-19 6:08

La presión del Congreso también ha aumentado.

La senadora demócrata Patty Murray de Washington, presidenta de la Comisión de Salud, Educación, Trabajo y Pensiones del Senado, pidió el miércoles «respuestas claras» de la comunidad de inteligencia sobre los orígenes del coronavirus y dijo que su panel exploraría cualquier opción adicional que pudiera tomar.

También el miércoles, una legislación respaldada por los senadores republicanos Josh Hawley de Missouri y Mike Braun de Indiana fue aprobada por consentimiento unánime para requerir a la administración de Biden, específicamente la directora de Inteligencia Nacional Avril Haines, que desclasifique cualquier información de inteligencia relacionada con los vínculos entre el Instituto de Virología de Wuhan y los orígenes de la pandemia de covid-19.

El mes pasado, Haines testificó que las agencias de inteligencia de EE.UU. aún no saben «exactamente dónde, cuándo o cómo se transmitió el virus del covid-19 inicialmente» en China, pero siguen centrados en dos teorías principales: «que surgió naturalmente del contacto humano con animales infectados o fue un accidente de laboratorio».

Dos fuentes le dijeron a CNN el domingo que la evaluación no ha cambiado.

Biden dijo que Estados Unidos trabajará con sus aliados para seguir presionando a China «para que participe en una investigación internacional completa, transparente y basada en pruebas y para proporcionar acceso a todos los datos y pruebas relevantes».

Cuando se le preguntó durante una sesión informativa en la Casa Blanca si el anuncio estaba relacionado con el reciente informe de inteligencia de EE.UU. sobre la enfermedad de los investigadores, la secretaria de prensa adjunta principal, Karine Jean-Pierre, dijo a periodistas el miércoles que el tema es «algo en lo que el presidente ha estado trabajando desde hace tiempo».

«Hemos estado diciendo durante mucho tiempo que China necesitaba brindar más acceso al laboratorio, cooperar más plenamente con los investigadores científicos y no creemos que hayan cumplido con ese estándar», dijo Jean-Pierre a CNN.

Y agregó: «Llegar al fondo del origen de esta pandemia nos ayudará a entender cómo prepararnos para la próxima pandemia y la siguiente».

CNN informó el martes que el equipo de Biden suspendió un esfuerzo del Departamento de Estado lanzado a finales de la administración Trump para demostrar que el covid-19 se originó en un laboratorio chino por preocupaciones sobre la calidad de su trabajo, según tres fuentes familiarizadas con la decisión.

La decisión de suspender la investigación, que se realizó principalmente por parte de la oficina de verificación y control de armas del Departamento de Estado, se tomó después de que los funcionarios de Biden fueran informados sobre los hallazgos preliminares del equipo en febrero y marzo de este año, dijo un portavoz del Departamento de Estado.

Origen del covid-19 vuelve a estar en centro del debate 1:57

El diario Wall Street Journal fue el primero en informar sobre la información de inteligencia respecto a las hospitalizaciones anteriores.

Esa investigación del Departamento de Estado que se suspendió es independiente de la investigación de la comunidad de inteligencia, que nunca se ha detenido. Las agencias de inteligencia estadounidenses han continuado examinando si el virus surgió naturalmente del contacto humano con animales infectados o si pudo haber sido el resultado de un accidente de laboratorio.

La Organización Mundial de la Salud llevó a cabo una investigación sobre los orígenes de la pandemia y concluyó en un informe que el riesgo de una fuga accidental del Instituto de Wuhan, donde se estaban llevando a cabo investigaciones sobre el coronavirus en murciélagos, era «extremadamente bajo».

El informe dice que «no hubo informes de enfermedades respiratorias compatibles con el covid-19 durante las semanas / meses anteriores a diciembre de 2019, y no hubo evidencia serológica de infección en los trabajadores a través de pruebas serológicas específicas del SARS-CoV-2».

Pero la investigación de la OMS fue criticada por Estados Unidos, Reino Unido y otros gobiernos por su acceso limitado a «muestras y datos originales completos». La organización también fue acusada de ser demasiado deferente con China durante el transcurso del estudio. En el estudio fueron coautores 17 científicos chinos, varios de ellos de instituciones estatales.

Cuando se publicó el informe de la OMS en marzo, el director general de la organización, Tedros Adhanom Ghebreyesus, dijo en un comunicado que el documento era el comienzo, no el final, de la investigación sobre la fuente del virus.

«Todavía no hemos encontrado la fuente del virus, y debemos continuar siguiendo la ciencia y no dejar piedra sin remover», dijo el director general de la OMS en un comunicado.

Mientras los funcionarios de la administración de Biden trabajaban en los próximos pasos a seguir, se había vuelto extremadamente claro a través de declaraciones públicas, tan recientemente como el martes en la reunión de la Asamblea Mundial de la Salud, que el gobierno chino no tenía intención de participar en la segunda fase de la investigación de la OMS.

Si bien no tenía sentido que los chinos invirtieran el rumbo y fueran transparentes, los comentarios públicos de Biden sirvieron para impulsar un mayor interés dentro de la administración para tomar medidas adicionales unilateralmente para investigar los orígenes del virus.

El presidente ha ordenado a las agencias y los laboratorios nacionales que trabajen en estrecha colaboración con la comunidad de inteligencia en su inmersión profunda de 90 días, incluso mientras continúan presionando por una investigación más exhaustiva de la OMS.

Natasha Bertrand, Kylie Atwood, Katie Bo Williams, Ali Zaslav, Manu Raju, Ted Barrett y Zachary Cohen de CNN contribuyeron a este informe.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up