Las tormentas devastan a EE.UU., un país llevado al límite después de un año confinamientos por el coronavirus

(CNN) — No hay un buen momento para un devastador aluvión de tormentas invernales, pero es difícil imaginar que el clima helado en gran parte de Estados Unidos llegue en un momento menos oportuno. El país no solo se encuentra en una pandemia que cerró todo tipo de actividad y dejó a decenas de millones de estadounidenses desempleados, sino que también se encuentra en las primeras etapas de una campaña de vacunación contra el covid-19 que ha brindado la primera esperanza en un año que la nación se acerca a la normalidad.

Los días de nieve, hielo y lluvia helada están arruinando aún más el despliegue de una vacuna que ha estado lejos de ser impecable, lo que priva a las personas mayores y a los trabajadores esenciales que están en el plazo para recibir sus segundas dosis. Desde Texas hasta Nueva York, los funcionarios están sopesando el impacto del sistema meteorológico, e incluso estados como Colorado y Florida que escaparon de lo peor de la ira del invierno están experimentando retrasos en los envíos como resultado de las tormentas.

MIRA: Más de 12 millones de personas en Texas bajo alerta por tormenta

Sin mencionar el peligro de que las personas se apiñen en casas y centros de calentamiento cuando se supone que deben distanciarse físicamente. Tricia Lancaster de Dallas no tuvo más remedio que dar la bienvenida a los miembros de la familia en su casa después de que se cortó la energía, le dijo a CNN.

«Estamos tratando de mantenernos a salvo y no estar juntos debido al covid. Pero ahora, todos están juntos. Es malo», dijo.

Los estadounidenses no necesitaban más recordatorios de las cosas que una vez dieron por sentado. El coronavirus ya había paralizado los viajes. Ahora, las carreteras y las las vías traicioneras hacen que viajar, incluso a un lugar seguro, no sea una opción.

Las tormentas han bloqueado las necesidades básicas, como agua y electricidad, para millones. Algunos han recurrido a calentarse con parrillas y calentadores de automóviles, con consecuencias mortales en algunos casos.

MIRA: Cómo evitar la intoxicación por monóxido de carbono mientras tratas de mantenerte caliente durante los cortes de energía

Aquellos que pudieron viajar a las tiendas encontraron largas filas y estantes vacíos, lo que agrega el riesgo de más problemas para los residentes que ya tienen pocos suministros a medida que se acerca un clima más desagradable.

Luchando por mantener a los niños calientes

Kimberly Hampton de Irving, Texas, que esta semana ha sufrido las temperaturas más frías en décadas, dijo que ha sido imposible mantener abrigada a su familia. Ella acomodó a su hijo de 7 meses en mantas en su corralito, mientras que sus gemelos de 3 años estaban envueltos en capas de ropa, dijo. La familia estaba «acostada una encima de la otra» para compartir el calor corporal, dijo.

Pasaron más de un día a oscuras. La leche congelada que Hampton había almacenado para su hijo se estaba descongelando. Se quedaron sin leña y gas para el generador.

«Mi esposo tendrá que ir a comprar fórmula porque toda mi leche congelada se está echando a perder. Mis otros hijos están muy tristes y no entienden por qué hace frío o por qué no pueden ver televisión o comer una comida caliente», dijo dijo el martes.

La tormenta plantea interrogantes sobre la infraestructura eléctrica de Texas, aproximadamente el 90% de la cual está controlada por el Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas. Si bien ERCOT defiende su manejo de la tormenta, diciendo que evitó un colapso de la red y un posible apagón prolongado, la jueza del condado de Harris, Lina Hidalgo, dijo el miércoles que 34 ciudades de su condado aún no tienen electricidad y que «no tenemos un final en vista».

El gobernador Greg Abbott ha pedido una investigación sobre ERCOT, que el liderazgo del consejo dice que da la bienvenida.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up