Las autoridades rastrearon al sospechoso de los asesinatos de estudiantes de Idaho hasta Pensilvania, dicen fuentes

(CNN) — Las autoridades rastrearon al hombre acusado de los asesinatos de cuatro estudiantes de la Universidad de Idaho hasta Pensilvania y lo vigilaron durante varios días antes de finalmente arrestarlo el viernes, dijeron las fuentes a CNN.

Bryan Christopher Kohberger, de 28 años, fue arrestado en su estado natal de Pensilvania y acusado de cuatro cargos de asesinato, así como de un delito grave de robo en relación con la muerte por apuñalamiento de cuatro estudiantes de la Universidad de Idaho en noviembre, según Bill Thompson, fiscal del condado de Latah.

Arrestan a un sospechoso en relación con el caso de los asesinatos de estudiantes de la Universidad de Idaho

Aún así, los investigadores no han confirmado públicamente el motivo del sospechoso o si conocía a las víctimas. El arma homicida tampoco ha sido localizada, dijo el viernes el jefe de policía de Moscow, James Fry.

En las casi siete semanas desde que los estudiantes fueron encontrados asesinados a puñaladas en una casa fuera del campus, los investigadores realizaron más de 300 entrevistas y revisaron aproximadamente 20.000 pistas en su búsqueda del sospechoso. Las noticias de los asesinatos, y el largo período de tiempo sin un sospechoso o acontecimientos significativos, han sacudido a la comunidad de la Universidad de Idaho y la ciudad circundante de Moscow, que no había visto un asesinato en siete años.

Los investigadores identificaron a Kohberger como el sospechoso a través de pruebas de ADN y al confirmar que era dueño de un Hyundai Elantra blanco visto cerca de la escena del crimen, según dos fuentes policiales informadas sobre la investigación.

Kohberger, quien según las autoridades vivía a solo minutos de la escena de los asesinatos, es estudiante de doctorado en el Departamento de Justicia Criminal y Criminología de la Universidad Estatal de Washington, confirmó la escuela.

La casa donde cuatro estudiantes de la Universidad de Idaho fueron asesinados en la madrugada del 13 de noviembre. (Crédito: Ted S. Warren/AP)

Condujo a campo traviesa en un Hyundai Elantra blanco y llegó a la casa de sus padres en Pensilvania alrededor de Navidad, según una fuente policial. Las autoridades comenzaron a rastrearlo en algún momento durante su viaje al este de Idaho.

“En algún momento, justo antes de Navidad, nos estábamos concentrando en que él estuviera o fuera a Pensilvania”, dijo la fuente a CNN.

Un equipo de vigilancia del FBI lo rastreó durante cuatro días antes de su arresto, mientras que las fuerzas del orden trabajaban con los fiscales para desarrollar suficiente causa probable para obtener una orden judicial, dijeron las dos fuentes policiales.

Se usaron técnicas de genealogía genética para conectar a Kohberger con evidencia de ADN no identificada, le dice a CNN otra fuente con conocimiento del caso. El ADN se corrió a través de una base de datos pública para encontrar posibles coincidencias de miembros de la familia, y el trabajo de investigación posterior de las fuerzas del orden lo llevó a él como sospechoso, dijo la fuente.

El sospechoso está “un poco conmocionado”, dice el abogado defensor

Kohberger fue procesado el viernes por la mañana en Pensilvania y está detenido sin derecho a fianza, según muestran los registros.

Kohberger tiene la intención de renunciar a su audiencia de extradición para acelerar su traslado a Idaho, dijo el jefe de defensa pública del condado de Monroe, Jason LaBar, en un comunicado a CNN este sábado.

“El señor Kohberger está ansioso por ser exonerado de estos cargos y espera resolver estos asuntos lo antes posible”, indicó LaBar.

LaBar le dijo luego a CNN que Kohberger llegó a Pensilvania alrededor del 17 de diciembre para celebrar las fiestas con su familia.

“Su padre en realidad salió (a Idaho) y condujeron juntos a casa”, dijo LaBar.

Señaló que el Hyundai Elantra blanco de Kohberger fue encontrado en la casa de sus padres, donde las autoridades lo detuvieron este viernes temprano. LaBar dijo que el padre de su cliente, Michael, abrió la puerta a la policía. Padre e hijo cooperaron, indicó.

LaBar dijo que ha recomendado que su cliente sea evaluado psicológicamente antes de los procedimientos judiciales.

Bryan Kohberger

Kohberger está solo en una celda, según LaBar, y “bajo vigilancia las 24 horas por parte de los guardias para garantizar su seguridad”.

LaBar dijo que la audiencia de extradición es un “procedimiento de formalidad”. Dijo que todo lo que el Commonwealth necesita probar es que su cliente se parece o es la persona en la orden de arresto y que estaba en el área en el momento del crimen.

LaBar dijo que habló con Kohberger durante aproximadamente una hora el viernes por la noche, discutiendo dónde estaba en el momento de los asesinatos. “Saber, por supuesto, que es probable que tengan datos de ubicación de su teléfono celular que lo ubican en la frontera de Washington e Idaho”, dijo LaBar a CNN, “obviamente, fue una decisión fácil, ya que no niega que él es Bryan Kohberger”.

Kohberger está “un poco conmocionado”, afirmó LaBar.

Y agregó: “Realmente no sabemos mucho sobre el caso. No tengo ninguna declaración jurada o causa probable. No quería discutir el caso con él porque simplemente soy su representante para este asunto de procedimiento en cuanto a si quiere o no ser extraditado a Idaho”.

La investigación continúa

Incluso con un sospechoso acusado, el trabajo de las fuerzas del orden está lejos de terminar, dijeron los fiscales.

“Este no es el final de esta investigación. De hecho, este es un nuevo comienzo”, dijo Thompson el viernes por la noche.

Thompson instó a las personas a continuar enviando pistas y pidió a cualquier persona que tenga información sobre el sospechoso que “se presente, llame a la línea de información, reporte todo lo que sepa sobre él para ayudar a los investigadores”.

Desde los asesinatos de los cuatro estudiantes: Kaylee Goncalves, 21; Madison Mogen, 21; Xana Kernodle, 20; y Ethan Chapin, 20 algunos miembros de la comunidad se han sentido frustrados porque los investigadores aún tienen que ofrecer una narrativa completa de cómo se desarrolló la noche. Las autoridades han publicado detalles limitados, incluidas las actividades de las víctimas que llevaron a los ataques y las personas que han descartado como sospechosas.

Fry dijo a los periodistas este viernes que la ley estatal limita la información que las autoridades pueden divulgar antes de que Kohberger comparezca por primera vez en la corte de Idaho. La declaración jurada de causa probable, que detalla la base fáctica de los cargos de Kohberger, está sellada hasta que el sospechoso esté físicamente en el condado de Latah, Idaho, y haya recibido la orden de arresto de Idaho, dijo Thompson.

Lo que sabemos sobre el sospechoso

Kohberger es residente de Pullman, Washington, una ciudad a unos 14 kilómetros del lugar de los asesinatos, dijeron las autoridades. Su apartamento y oficina en el campus Pullman de la Universidad Estatal de Washington fueron registrados por la policía este viernes por la mañana, confirmó la universidad en un comunicado.

En junio de 2022, terminó sus estudios de posgrado en la Universidad DeSales, donde también cursó estudios universitarios, según un comunicado en el sitio web de la escuela. También obtuvo un título de asociado de Northampton Community College en 2018, confirmó la universidad a CNN.

LaBar calificó a Kohberger de “muy inteligente”.

Dos semanas después de que la policía encontrara a cuatro estudiantes asesinados de la Universidad de Idaho, así va la investigación

El abogado dijo que habló con la familia de Kohberger este viernes por la noche durante 15 a 20 minutos.

“También están muy conmocionados”, dijo. “Fuera de lugar para Bryan… El FBI, la policía local, los policías estatales de Idaho estaban en su casa aproximadamente a las 3 a.m. ayer llamando a la puerta y anunciándose para entrar, algo de verdadera conmoción y asombro para ellos”.

En una publicación de Reddit eliminada después de que se anunciara el arresto de Kohberger, un estudiante investigador llamado Bryan Kohberger que estaba asociado con un estudio de la Universidad DeSales buscó participar en un proyecto de investigación “para comprender cómo las emociones y los rasgos psicológicos influyen en la toma de decisiones al cometer un delito”.

“En particular, este estudio busca comprender la historia detrás de su delito penal más reciente, con énfasis en sus pensamientos y sentimientos a lo largo de su experiencia”, decía la publicación.

CNN contactó a uno de los principales investigadores del estudio, un profesor de la Universidad DeSales, pero se negaron a comentar sobre el asunto. La universidad no ha respondido a las solicitudes de comentarios.

John Miller, Pamela Brown, Jay Croft, Mark Morales, Josh Campbell, Jim Sciutto, Elizabeth Joseph, Stephanie Becker, Veronica Miracle y Paul Murphy de CNN contribuyeron a este reporte.

The-CNN-Wire
™ & © 2023 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up