Descubren extraños fósiles de la Edad de Hielo en el río Mississippi, golpeado por la sequía

(CNN) — Los bancos de arena que han quedado expuestos recientemente a lo largo del río Mississippi, golpeado por la sequía, han llamado la atención de los cazadores de fósiles, lo que ha dado lugar a dos hallazgos excepcionales de una extraña especie de la Edad de Hielo.

Wiley Prewitt estaba explorando un área recientemente expuesta el 26 de octubre cuando se encontró con un diente bastante grande que sobresalía de la arena. El residente de Oxford, Mississippi, pronto se enteraría de que era una quijada fosilizada de un león americano gigante, una especie que se extinguió hace aproximadamente 11.000 años.

“Supe de inmediato solo por la forma de los dientes que era un fósil de carnívoro, pero por supuesto, no sabía que era un león (americano). Todos los conocemos, pero nunca sueñas que vas a encontrar uno”, dijo Prewitt. “Simplemente no podía creerlo. Estaba jugando a la lotería de fósiles”.

Se ha descubierto un raro fósil de león americano cerca del río Mississippi. El diente, en la foto, tiene un fragmento de la mandíbula todavía adherido. (Crédito: George Phillips/Mississippi Museum of Natural Science)

El león americano fue el gato extinto más grande que vivió en América del Norte durante la última edad de hielo, según el Servicio de Parques Nacionales. Conocida por su nombre científico, Panthera atrox, que significa “pantera temible” en latín, la especie era un 25% más grande que un león africano actual, con una altura de 1,2 metros hasta los hombros y una longitud de 1 a 2,4 metros. Los leones estadounidenses pesaban entre 227 y 363 kilogramos en promedio, aunque algunos de los más grandes pueden haber superado los 450 kilógramos, señala el servicio de parques.

Tres días después del hallazgo de Prewitt, el Simposio y Exposición de Fósiles y Artefactos de Mississippi organizó un evento en el que se presentaron fósiles de leones estadounidenses descubiertos previamente. Prewitt tomó el fósil con la esperanza de que los expertos lo identificaran, pero no sabía cuán importante sería su hallazgo para comprender un poco más sobre el pasado de Mississippi.

“Cuando (Prewitt) sacó la parte anterior de la mandíbula de un león, supe de inmediato qué era”, dijo George Phillips, curador de paleontología en el Museo de Ciencias Naturales de Mississippi, quien estuvo en el evento. “¿Quién hubiera pensado en un millón de años que aparecería otro fósil de león, considerando que son raros, en un evento (en) el cual el tema era el león americano?”

Si bien el fósil no era una mandíbula completa, se dejó mucho para identificar fácilmente el espécimen, dijo Phillips: tenía una brecha significativa entre el canino y los premolares que solo podía pertenecer al león americano. Después de observar otros fósiles de la misma especie en el evento, Phillips dijo que era fácil reducir las posibilidades de otros carnívoros y confirmar que estaba mirando otro fósil del león.

El león americano medía 1,2 metros de alto hasta los hombros y medía de 1,5 a 2,4 metros de largo. Un fémur de la especie es la última incorporación a la colección MMNS. Se representa junto a otros fémures de depredadores que se encuentran comúnmente en la actualidad. (Crédito: George Phillips/Mississippi Museum of Natural Science)

Una semana después de ese sorprendente descubrimiento, un funcionario local de vida silvestre extrajo un gran fémur de león americano del sedimento del río, lo que resultó en la adición de otro fósil de la misma especie escasa a la colección del museo, dijo Phillips a CNN.

Los fósiles de carnívoros son mucho más difíciles de encontrar en comparación con sus contrapartes de presa, según Phillips. Dos descubrimientos de huesos de león americano en una semana más o menos es increíble, dijo, y lo llamó “simplemente un fósil increíblemente raro”.

Una creciente colección de leones americanos

Prewitt planea donar el fósil que encontró al museo en Jackson, lo que lo convertiría en la cuarta adición a la colección de huesos de león americano de la institución, contando la adición del fémur recién encontrado.

“Lo interesante del río es que cada año es diferente. Cuando el río sube, la marea alta expone diferentes cosas y cubre otras cosas. Así que aquí, siempre estás buscando nuevos sitios”, dijo Prewitt. “Los fósiles realmente te hacen contemplar el tiempo profundo y creo que, para mí, eso es realmente parte de su magia”.

El primer fósil del león americano fue una mandíbula inferior, encontrada en Natchez, Mississippi, en 1836. Fue identificada casi 20 años después por el paleontólogo Joseph Leidy. (Crédito: George Phillips/Mississippi Museum of Natural Science)

El primer fósil del león americano se encontró en Natchez, Mississippi, en 1836, pero el paleontólogo Joseph Leidy no lo identificó hasta casi 20 años después. Leidy descubrió que el fósil, una mandíbula inferior, pertenecía a una especie nunca antes descubierta. Era más grande que el extinto león cavernario europeo, el miembro más grande conocido de la familia de los felinos en ese momento. Antes de eso, se desconocía que los leones gigantes habían vagado por América del Norte.

“Creo que las personas se enorgullecen más de un área cuando se dan cuenta de que existe algo así, algún aspecto de la antigüedad del área donde viven”, dijo Phillips. “Los arqueólogos intentan hacer lo mismo, mostrar que hubo gente que estuvo aquí antes que tú. Bueno, también hay criaturas extintas de aspecto extraño que estuvieron aquí antes que tú”.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up