¿Qué ha hecho Gustavo Petro en sus 100 días como presidente de Colombia?

(CNN Español) — Cuando Gustavo Petro ganó las elecciones presidenciales en Colombia con un programa basado en cambios y reformas, muchos se preguntaron si el mandatario podría superar los retos y unir a los colombianos. Ahora, Petro cumplirá este martes los primeros 100 días de su Gobierno y su mandato comienza a tomar forma tras una serie de primeras medidas.

Mauricio Jaramillo, profesor de la Facultad de Estudios Internacionales, Políticos y Urbanos de la Universidad del Rosario, dijo a CNN que el balance “se puede dividir en aciertos y desaciertos”. “Yo tengo la impresión de que ha tenido dos grandes aciertos, haber conseguido una reforma al sistema fiscal y la ‘paz total'”,  en referencia a la propuesta de Petro de incluir en este proceso tanto a las guerrillas como a los narcotraficantes.

¿Está Petro en la vanguardia o en la retaguardia en la defensa de la democracia y de los derechos humanos?

“El no haber tenido una postura coherente en cuanto a la transición energética ha sido muy costoso para Colombia en términos de especulación”, dijo Jaramillo. “Y hay todavía oficinas que no tienen nombramientos y eso ha conspirado contra la idea de que haya un cambio, que es lo que tenía en mente la gente”.

Gustavo Petro y Nicolás Maduro se reúnen en Caracas 1:34

Carlos Medina Gallego, profesor de Ciencias Políticas en la Universidad Nacional de Colombia, dijo en cambio a CNN que “son significativos los logros en estos primeros 100 días, pero son aún más grandes los retos que tienen para poder avanzar en el camino de los propósitos que se ha propuesto”.

“Tiene una serie de problemas que enfrentar hacia el futuro, que es consolidar un equipo de Gobierno lo suficientemente sólido, que se circunscriba y subordine de manera absolutamente clara a los parámetros de la propuesta de Gobierno”, consideró.

¿Qué ha hecho el presidente de Colombia en estos primeros 100 días de Gobierno?

Seguridad y defensa

Petro ha dicho que “la guerra contra las drogas ha sido un completo fracaso”, y en el marco del nuevo enfoque de su Gobierno presentó un proyecto de ley para legalizar el uso recreativo de la marihuana.

Además, el Gobierno dijo en agosto que dejaría de extraditar a Estados Unidos a los narcotraficantes que accedan a negociar con el Estado y no reincidir. Para los que se rehúsen, sin embargo, la extradición seguirá siendo inminente.

Rahul Gupta, director de la Oficina de Política Nacional de Control de Drogas (ONDCP) de la Casa Blanca, señaló, tras conocerse la medida, que la administración Biden estaba “en una nueva era sobre la política de drogas que es holística, basada en la ciencia, y es compasiva y está enfocada, centrada en las personas”. Gupta dijo además que Colombia debe ver a Estados Unidos como un aliado y recalcó que Washington buscaba “seguir cooperando en asuntos antinarcóticos y de seguridad mientras trabajamos en alinear nuestras prioridades y nuestros intereses en común”.

Por otro lado, el embajador de Estados Unidos en Colombia, Francisco Palmieri, dijo a la revista Semana que estaban al tanto de los cambios en la extradición y que “es algo con lo cual podemos trabajar”, aunque advirtió también que un paro total de las extradiciones “perjudicaría las relaciones”.

A poco de asumir, Petro ordenó suspender los bombardeos aéreos contra grupos armados ilegales, una táctica usual en las últimas décadas, para evitar daños colaterales a la población civil.

“Los bombardeos deben ser suspendidos, vamos a evaluar el momento específico en que como una directriz absoluta se pueda disponer, pero hacia allá es que tendemos”, dijo el ministro de Defensa de Petro, Iván Velásquez, en una conferencia de prensa el 25 de agosto.

¿Se pasó Petro de la raya con la reanudación de las relaciones con Maduro? 2:46

Petro también pasó a retiro a 23 generales y renovó las cúpulas de las Fuerzas Militares y la Policía, nombrando a personal que no tuviera acusaciones de corrupción ni violaciones de derechos humanos, reportó Reuters.

La “paz total”

Estas medidas em los últimos 100 días se dieron, también, como un gesto en medio de los diálogos de paz con la guerrilla del Ejército de Liberación Nacional (ELN) que Petro ordenó retomar —estaban suspendidos desde 2019, tras el atentado a la Escuela de Policía que dejó 22 personas muertas—, y para los cuales suspendió las órdenes de captura y extradición para los negociadores del ELN.

Y todo eso se enmarca, además, en el concepto de “paz total” esbozado por Petro, por el cual se convierte a la búsqueda de la paz en una política de Estado.

Más concretamente, el 26 de octubre el Congreso aprobó la ley del mismo nombre que autoriza al presidente a buscar la paz con los grupos guerrilleros y las bandas criminales vinculadas con el narcotráfico, como ya se hizo en el pasado con las ahora desmovilizadas Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). La paz total que busca Petro incluye también a grupos disidentes de las FARC que no aceptaron el acuerdo de paz de 2016.

Petro junto al secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken.

“Ha tenido un poco el acierto de tener apoyo internacional, ha involucrado de manera muy acertada a Venezuela”, dijo Jaramillo sobre la “paz total” a CNN. “En Naciones Unidas también recibió un espaldarazo. Ha conseguido también el involucramiento de Estados Unidos”, agregó.

Al respecto, Petro se reunió en octubre con el secretario de Estado de EE.UU., Antony Blinken, para abordar precisamente la idea de la “paz total”.

“Tenemos muchos puntos en común en prácticamente todos los problemas que tenemos que abordar. En el combate de las drogas, por ejemplo, apoyamos firmemente el enfoque integral de la Administración”, dijo Blinken, al tiempo que se comprometió a seguir apoyando a Colombia en los acuerdos de paz con las FARC.

Venezuela

Petro también avanzó rápidamente en estos 100 días para normalizar las relaciones con Venezuela, que entraron en crisis en 2019 luego de que el presidente de Colombia, Iván Duque, reconoció la legitimidad de Juan Guaidó, presidente de la Asamblea Nacional, como presidente interino de Venezuela en lugar de Nicolás Maduro, tras una serie de cuestionadas elecciones y represiones a la oposición venezolana, lo que llevó a Caracas a romper relaciones con Bogotá.

Las relaciones entre Colombia y Venezuela, países que comparten 2.341 kilómetros de frontera, en las últimas décadas han sido muy díficiles. Más recientemente, Bogotá y Caracas entraron en conflicto en 2015 por una crisis fronteriza y el enorme flujo de migrantes venezolanos, y en 2019 Colombia se unió a un grupo de países —entre ellos Estados Unidos— que reconocieron a Guaidó como presidente interino en lugar de Maduro, llevando al quiebre político que Petro ahora intenta desandar.

A fines de agosto los países restablecieron las relaciones diplomáticas, con la llegada de los embajadores Armando Benedetti y Félix Plasencia a Caracas y Bogotá, respectivamente.

Un mes después, Colombia y Venezuela reabrieron formalmente sus fronteras, cerradas desde hacía siete años. Y en noviembre se reanudaron los vuelos entre ambos países.

También en noviembre, Petro tuvo una primera cumbre con Maduro en Caracas, todo un símbolo del proceso de restablecimiento de relaciones: mandatarios de Colombia y Venezuela no se reunían desde 2016.

Reforma tributaria

Petro había prometido una reforma tributaria en campaña y en estos primeros 100 días en el cargo intentó avanzar en esa dirección.

En noviembre el Senado y la Cámara de Representantes del Congreso de Colombia finalmente aprobaron el proyecto de ley de reforma tributaria, con la cual el gobierno espera el equivalente a uno US$ 4.000 millones en 2023.

Petro junto al presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. (Crédito: FEDERICO PARRA/AFP via Getty Images)

El proyecto aprobado busca darle prioridad a la educación y la salud públicas, reduciendo los beneficios tributarios a los sectores de mayores ingresos.

Pero el Gobierno no logró todo lo que buscaba: su plan inicial era recaudar US$ 5.200 millones con esas reformas, pero varios puntos, como el impuesto a las pensiones más altas, quedaron fueran tras los debates en el Congreso en los que se dio cuenta parcialmente de las críticas de la oposición.

Al respecto, el expresidente Álvaro Uribe, líder del partido Centro Democrático, advirtió en su cuenta de Twitter que las reformas podían “disminuir la inversión, afectar el crecimiento, empleo y recaudo”.

Para Jaramillo, lograr aprobar la reforma tributaria es otro de los aciertos más importantes de Petro en estos 100 días.

“Esto, sin duda alguna, significa que el Gobierno va a tener recursos para emprender buena parte de los programas sociales y las reformas que se ha planteado. Además es una señal de calma para los mercados de que el Estado colombiano es un Estado viable financiera y económicamente”, dijo.

De manera similar, Medina Gallego destacó que Petro “ha logrado sortear todos los problemas que tiene en materia de construir gobernabilidad en el Poder Legislativo y ha logrado construir las mayorías, lo que le ha permitido sacar adelante una serie de iniciativas legislativas de importancia”.

Reforma tributaria en Colombia: ¿quién se verá más afectado? 3:26

El dólar

A poco de asumir Petro como presidente de Colombia, la moneda colombiana comenzó a devaluarse con respecto al dólar estadounidense y llegó a un pico de 5.000 pesos por dólar, mientras que actualmente la tasa se ubica en aproximadamente 4.800 pesos por dólar, según el Banco de la República.

El 7 de agosto, el día de la toma de posesión, la cotización era de unos 4.300 pesos por dólar.

En octubre, en medio de la depreciación del peso ante la moneda estadounidense, el ministro de Hacienda de Colombia, José Ocampo, dijo que el Gobierno llevará a cabo “una política macroeconómica responsable, vamos a cumplir la Regla Fiscal, no va a haber control de cambios, vamos a diversificar exportaciones”, y agregó que esperaba que esto fuera reconocido por los mercados.

El alza del dólar no es nueva en Colombia: con altibajos, se mantiene una tendencia alcista desde al menos 2018, en medio de un proceso global de apreciación de la moneda estadounidense.

Tras el triunfo de Petro en las elecciones, sin embargo, se aceleró el proceso en principio por el nerviosismo de los mercados frente a la reforma tributaria, y luego ya por el contexto internacional de alta inflación, cortes en la cadena de suministros y alza en energía y alimentos potenciada por la guerra en Ucrania.

Con información de Marlon Sorto, Ángela Reyes, Melissa Velásquez y Stefano Pozzebon de CNN.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up