Fuertes vientos azotan el sur de California y la tormenta tropical Kay amenaza con incrementar el calor y las inundaciones

(CNN) — Vientos feroces, algunos con ráfagas de hasta 160 km/h (100 mph) han comenzado a golpear el sur de California, aumentando las temperaturas de por sí sofocantes este viernes, a medida que una tormenta tropical que podría hacer caer el equivalente a un año de lluvia se aproxima y amenaza con peligrosas inundaciones repentinas en un estado afectado por la sequía.

El clima extremo se produce mientras la tormenta tropical Kay avanza hacia el norte después de tocar tierra el jueves en México como un huracán de categoría 1. Aunque Kay se ha debilitado hasta convertirse en una tormenta tropical, sigue teniendo vientos sostenidos de 65 km/h (40 mph). Y está aumentando los vientos a través del terreno montañoso, similar a un evento de viento de Santa Ana, a ráfagas mucho más fuertes, incluyendo una ráfaga de 175 km/h (109-mph) este viernes en el Pico Cuyamaca en las montañas de San Diego, informó el Servicio Meteorológico Nacional.

Un trabajador camina por un campo de girasoles seco en agosto cerca de Sacramento, California.

A medida que los vientos de Kay empujan el aire cálido y seco desde el este, gran parte del sur y el centro de California, que ya se está horneando a través de una ola de calor impulsada por la crisis climática, permanecerá bajo advertencias de calor excesivo hasta las 8:00 p.m. del viernes. Y la preocupación es cada vez mayor que los vientos erráticos y fuertes impulsarán la extensión de incendios forestales, incluyendo el incendio de Fairview, que ha terminado con la vida de dos personas y que explotó en tamaño esta semana, con más de 11.000 hectáreas incendiadas.

“Con los vientos realmente fuertes, podríamos seguir registrando cómo los incendios que ya están ardiendo siguen extendiéndose antes de que la lluvia llegue realmente aquí”, dijo el Servicio Meteorológico Nacional en San Diego a CNN.

La lluvia de Kay ha comenzado a caer este viernes en el extremo sur de California, incluyendo San Diego, y en el extremo suroeste de Arizona, incluyendo Yuma, mientras aumenta el riesgo de inundaciones repentinas.

El servicio meteorológico dijo en una actualización de 1:40 p.m. PT que la lluvia fuerte continuó en los desiertos de San Diego y las bandas de lluvia estaban empujando en los condados de Orange y Riverside.

Si bien se espera que la lluvia llegue el sábado para sofocar el calor aplastante, llevando alivio a los residentes cansados y los operadores de la red eléctrica que se habían preparado para los cortes de energía, también podría desencadenar flujos de escombros, especialmente en los lugares asolados por el fuego.

La tormenta tropical Kay podría llevar lluvia equivalente a un año al sur de California afectado por la sequía

Una advertencia de inundación repentina está en efecto en el suroeste del Condado Imperial. Y la oficina del servicio meteorológico en Flagstaff, Arizona, advirtió de inundaciones repentinas potencialmente mortales en el condado de Cococino en “cruces de aguas bajas, arroyos, lavados normalmente secos y carreteras”. El Parque Nacional del Gran Cañón está incluido en la advertencia, dijo el servicio meteorológico.

Las alertas de inundación cubren a más de 6 millones de personas en el sur de California, incluyendo Palm Springs, Riverside y Barstow; el sur de Nevada, incluyendo Las Vegas; y el oeste de Arizona, incluyendo Yuma, Lake Havasu City y Kingman.

Y aunque el oeste de EE.UU. lleva meses asolado por la sequía, recibir hasta 100 mm de lluvia en tan solo dos días no supondrá el tipo de recuperación que se necesita. De hecho, la región del Valle Imperial, que alberga una de las zonas agrícolas más productivas del país y que sufre una grave sequía desde principios de la primavera boreal, se está preparando para sufrir graves daños.

“Los agricultores del Valle Imperial están preparando sus tierras para la temporada de siembra, por lo que una lluvia de entre 12 y 25 mm causará daños y retrasos en su calendario”, dijo Robert Schettler, portavoz del Distrito de Riego de Imperial.

Aunque los daños que dejará Kay son todavía inciertos, se espera que la tormenta deje a su paso temperaturas más moderadas cuando se aleje el sábado por la noche de la costa oeste de EE.UU. y se adentre en el Pacífico.

Mientras tanto, los incendios forestales siguen asolando el norte de California, y Oregon se enfrenta a un mayor peligro de incendio debido a la llegada de fuertes vientos del este procedentes de otro sistema meteorológico.

Podrían caer récords de temperatura y lluvia

Es probable que las temperaturas superiores a 37,7 °C  (100 °F) continúen este viernes en gran parte de California, por lo que se espera que se establezcan récords de temperatura antes de que Kay enfríe las temperaturas.

Las autoridades meteorológicas de Los Ángeles informaron una temperatura de 36 °C (97 °F) el jueves en el Aeropuerto Internacional de Los Ángeles, superando su anterior récord para la fecha del 8 de septiembre, establecido en 1984.

La ciudad de Paso Robles, California, también batió su récord para esa fecha, con 42,2 °C (108 °F); su anterior récord de 41,1 °C (106 °F)se estableció el año pasado.

Detrás del calor, los rápidos y fuertes diluvios también podrían reescribir los libros de récords. Se esperan de 50 a 100 mm en 36 horas este viernes y el sábado en el aeropuerto del condado de Imperial, que recibe una media de 60 mm de lluvia cada año. Si Imperial recibe más de 76 mm de lluvia, hará que este mes sea el más lluvioso de la historia; el anterior septiembre más lluvioso fue en 1976.

¿Por qué es peligroso que la tormenta tropical Kay se acerque tanto a California?

En Palm Springs, que normalmente recibe 116 mm de lluvia al año, se pronostican de 50 a 100 mm. Si caen 76 mm en Palm Springs, pondrían este mes entre los tres septiembres más lluviosos de la ciudad, donde la media de precipitaciones en septiembre es de 6mm.

Yuma podría recibir 38 mm, lo que haría 2022 el septiembre más húmedo desde 2009. El promedio de lluvias de septiembre en la ciudad es de 17 mm.

Los incendios afectan a California y Oregon

Aunque la lluvia sin duda ayudaría a los bomberos que trabajan en la extinción de los incendios forestales, ya se han producido muchos daños: el gobernador de California, Gavin Newsom, declaró el jueves el estado de emergencia en tres condados por dos incendios.

Además del incendio de Fairview, el incendio de Mosquito, en los condados de El Dorado y Placer, en el norte de California, ha calcinado 11.900 hectáreas y está contenido en un 0%, según InciWeb, un centro nacional de intercambio de información sobre incendios forestales. El fuego amenaza a más de 3.600 estructuras, según una actualización del viernes en el sitio web.

Se han emitido órdenes de evacuación para partes del condado de Placer, y se ha ordenado la evacuación de algunos residentes del condado de El Dorado, según las autoridades.

“Ambos incendios están amenazando a múltiples comunidades e infraestructuras críticas, obligando a la evacuación de decenas de miles de residentes”, dijo la oficina del gobernador en un comunicado.

Una brutal ola de calor alimenta incendios forestales y cortes de energía en toda California. Y un huracán podría prolongarla

Oregon, por su parte, se enfrenta a fuertes vientos del este que aumentarán el peligro de incendios en todo el estado debido a un sistema meteorológico independiente de Kay.

“Una advertencia de bandera roja … estará en efecto este VIERNES Y SÁBADO, debido a los fuertes vientos del este esperados y la baja humedad. Estas condiciones pueden causar una rápida propagación del fuego”, tuiteó el Servicio Meteorológico Nacional en Portland.

Se espera que las ráfagas de viento en la región oscilen entre 40 y 80 km/h (25 a 50 mph), según un tuit del servicio meteorológico en Portland.

Las empresas de servicios públicos Pacific Power y Portland General Electric anunciaron que podrían cortar la electricidad de forma proactiva en algunas zonas de alto riesgo para reducir el riesgo de incendio.

Los cortes se llevarán a cabo “en un área limitada de alto riesgo para ayudar a reducir el riesgo de incendios forestales y para ayudar a proteger a las personas, la propiedad y el medio ambiente”, dijo Portland General Electric en un comunicado. La medida podría afectar a unos 30.000 medidores en la zona de Portland y Salem, Oregon, según la empresa.

Alrededor de 12.000 clientes de Pacific Power en los condados de Linn, Douglas, Lincoln, Tillamook, Marion y Polk han sido notificados de los posibles cortes, dijo el proveedor en un comunicado.

— Taylor Ward, Allison Chinchar, Christina Maxouris, Steve Almasy, Stephanie Elam, Ella Nilsen, Paradise Afshar y Chris Boyette contribuyeron con este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up