El mitin de Trump en el que se destaca el caso del presunto simpatizante nazi del 6 de enero desata críticas

(CNN) — La representante Zoe Lofgren, miembro de la comisión de la Cámara de Representantes que investiga la insurrección en el Capitolio en enero de 2021, llamó la atención este domingo al expresidente Donald Trump por presentar a una oradora durante su mitin del sábado que destacó la situación de un alborotador del 6 de enero y presunto simpatizante nazi que fue condenado por los cinco cargos que enfrentaba en mayo.

“Cuando el presidente Biden advirtió que hay algunos elementos en este grupo extremo que son semifascistas, tal vez no necesitaba usar ‘semi'”, dijo el demócrata de California a Jim Acosta de CNN en “Newsroom”, refiriéndose a los recientes comentarios del actual presidente sobre los “republicanos MAGA”.

Biden reprendió a finales de agosto a los republicanos que se han adherido al credo de su predecesor, calificándolo de “semifascismo”.

La oradora en el mitin de Trump en Pensilvania fue Cynthia Hughes, líder de un grupo de apoyo a los acusados del 6 de enero como Timothy Hale-Cusanelli, cuyo caso se hizo viral después de que el Departamento de Justicia publicara fotos de él luciendo un distintivo “bigote de Hitler”.

ANÁLISIS | Trump está de vuelta en los titulares y podría costarle a los republicanos en noviembre

La decisión de Trump de presentar a una oradora destacando un caso así, cuando hay cientos de otros acusados de disturbios en el Capitolio que citar como ejemplo, provocó una respuesta punzante de Lofgren, también miembro de la comisión judicial de la Cámara de Representantes: “Ser partidario de Adolf Hitler te coloca en la categoría de fascista; no hay duda de ello. Creo que esto es preocupante”.

El apoyo a los alborotadores del Capitolio fue solo un ejemplo de cómo Trump utilizó su primer mitin desde el registro del FBI en Mar-a-Lago para complacer a su base, despotricando contra Biden, a quien llamó “enemigo del Estado”, el FBI y el Departamento de Justicia, y promoviendo solo brevemente a los candidatos al Senado y a la gobernación de Pensilvania por los que estaba en Wilkes-Barre para hacer campaña.

El mitin se produjo apenas unos días después de que el expresidente dijera que consideraría “muy, muy seriamente” el indulto total para los amotinados del Capitolio si se presenta en 2024 y gana.

Durante el mitin del sábado, Hughes señaló el hecho de que Hale-Cusanelli, a quien llamó su sobrino, había permanecido en la cárcel desde su detención hace casi dos años como ejemplo de lo que llamó la injusticia más amplia que enfrentan los acusados en los casos relacionados con el 6 de enero. Si bien es cierto que Hale-Cusanelli no estaba acusado de ningún delito violento, el juez de su caso decidió que debía permanecer en la cárcel mientras esperaba el juicio porque suponía una amenaza para el público y porque existía la posibilidad de que se produjera una “escalada de violencia” por sus supuestas creencias neonazis de larga data.

“Me preocupan mucho las declaraciones posteriores al 6 de enero que sugieren que el acusado está deseando una guerra civil”, dijo el juez federal Trevor McFadden en una audiencia judicial celebrada aproximadamente dos meses después de la detención de Hale-Cusanelli en enero de 2021.

“Todos los jueces tienen miedo de liberar a alguien que luego se vuelva loco”, dijo McFadden, designado por Trump, durante la audiencia de marzo de 2021. “Hay muchas cosas aquí que hacen que me preocupe por eso”.

Los fiscales habían sacado a relucir informes policiales de 2020 en los que personas judías acusaban a Hale-Cusanelli de acoso. Dijeron que les preocupaba que pudiera ir tras un informante que dio al FBI información que ayudó a su caso. Y mencionaron que algunos compañeros de la base de la Marina donde trabajaba en Nueva Jersey tenían miedo de enfrentarse a él por sus comentarios racistas y sexistas.

¿Qué desafíos enfrenta Trump tras allanamiento en Mar-a-Lago? 5:43

Durante el juicio celebrado en mayo, los fiscales reprodujeron un video en el que se veía a Hale-Cusanelli gritando un insulto sexista a una agente de policía durante la revuelta y reprodujeron audio y mostraron mensajes de texto del acusado en los que expresaba opiniones antisemitas, acusando a los judíos de controlar a Biden. También decía que quería una guerra civil.

ANÁLISIS | Biden intensifica su discurso contra la amenaza de Trump a la democracia mientras el expresidente vuelve a ofrecer indultos a los aliados

Hale-Cusanelli, que afirmó que no sabía que el Congreso se reunía en el Capitolio de los Estados Unidos, negó ser miembro de ningún grupo de supremacía blanca. Declaró que es medio judío y medio puertorriqueño, y que sus insultos racistas siempre pretendían ser “irónicos” y de “humor autocrítico”.

Un jurado lo declaró culpable de todos los cargos a principios de este año y será condenado a finales de este mes.

Fue el quinto alborotador del 6 de enero en ser condenado por un jurado en Washington y se enfrenta a hasta 20 años entre rejas por el delito de obstrucción de un procedimiento oficial. Sin embargo, es probable que la sentencia final sea mucho más baja.

Marshall Cohen contribuyó a este informe.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up