ANÁLISIS | Con los inmigrantes, DeSantis redobla su apuesta por los leales a Trump

(CNN) — El asombro, la conmoción y la condena no son un subproducto desafortunado de las decisiones del gobernador de Florida, Ron DeSantis, como la de llevar a 50 inmigrantes a Martha’s Vineyard. Son el resultado deseado del enfoque político del duro republicano, que busca la reelección y tiene en mente una posible campaña presidencial diseñada para atraer a una base radical del partido que disfruta de los candidatos que avivan la indignación.

DeSantis fue tachado de inhumano, autoritario e incluso acusado de tráfico de personas cuando el patio de recreo de los millonarios frente a la costa de Massachusetts se vio obligado a hacer frente a las llegadas inesperadas.

En una época política anterior, las esperanzas de DeSantis de llegar a un cargo superior podrían haber terminado aquí mismo. Utilizar a los inmigrantes desesperados que huyen de la represión y la penuria económica en Venezuela como peones en un juego de poder no parece compatible con los ideales estadounidenses de acoger a los pueblos pobres y hambrientos que anhelan respirar libres.

Así es Martha’s Vineyard, el lugar donde llegaron decenas de inmigrantes

Sin embargo, es un comentario sobre la política actual —y los incentivos para el radicalismo y los gestos extremos que definen al Partido Republicano moderno— que la medida del gobernador de Florida se consideraba en algunos sectores como la más audaz hasta la fecha. Volvió a mostrar el asombroso talento para convertir en armas los temas culturales que excitan a los votantes de base del Partido Republicano y cómo DeSantis utiliza su posición de gobernador para crear un registro de acción en la agenda “Make America First Again”.

Es una estrategia que le ha convertido en una megaestrella de la televisión conservadora y significa que sería un formidable candidato a las primarias presidenciales de 2024, se presente o no su antiguo mentor, el expresidente Donald Trump, campeón de la política de gestos extremos.

La tormenta sobre los inmigrantes en Martha’s Vineyard se desarrolló exactamente según el libro de jugadas del gobernador de línea dura, al igual que las controversias anteriores sobre la enseñanza de la sexualidad en las escuelas, los atletas transgénero, las máscaras durante la pandemia de coronavirus y su promesa de ir tras un fraude electoral casi inexistente. E

n este como en otros casos, DeSantis tomó medidas que algunos en la izquierda y en los medios de comunicación consideraron extremas y fuera de lugar. Luego, apareció ante las cámaras desafiante, no solo asumiendo su decisión sino burlándose de aquellos cuyas críticas convierte en más combustible para aumentar su poder y atraer a la base del Partido Republicano. La imagen de un conservador sin disculpas que se enfrenta a sus críticos es políticamente muy eficaz, al menos por ahora, dado que no se enfrenta a un electorado nacional más amplio.

¿Inspira De Santis a EE.UU.? Republicano explica sus razones 2:48

Pero siguen existiendo algunos aspectos misteriosos del episodio, como el hecho de que DeSantis, que dirige Florida, organizó vuelos para los migrantes de Texas. Y hay crecientes indicios de que los migrantes enviados a Martha’s Vineyard pueden haber sido engañados para convencerlos de subir a los aviones.

María Santana, de CNN, informó, por ejemplo, que una mujer llamada “Perla” les dijo a tres migrantes que fueron enviados a la isla que recibirían ayuda con alojamiento y trabajo una vez que llegaran a su destino.

El gobierno de Biden ofrece a los republicanos una oportunidad en materia de inmigración

El envío de migrantes de DeSantis puede ser inhumano. Pero tiene su propia y dura lógica. Afirma que ciudades como Washington y estados como Massachusetts están fomentando el flujo de migrantes porque no cooperan plenamente con las autoridades de aplicación de la ley de inmigración.

Su desprecio por las ciudades y estados “santuario” es compartido por otro gobernador republicano aficionado a la política de acrobacias: Greg Abbott, de Texas. El acérrimo conservador del Estado de la Estrella Solitaria envió dos nuevos autobuses cargados de migrantes a Washington, donde fueron depositados este jueves frente a la residencia oficial de la vicepresidenta Kamala Harris, para hacer un planteamiento similar.

Los voluntarios habían dicho que estaban preparados para recibir al grupo en la Union Station de la ciudad. No estaba claro si el cambio de destino estaba motivado por el deseo de dar un golpe de efecto político para igualar el impacto causado por DeSantis.

Hay algunas razones para sugerir que las estrategias están teniendo un impacto. Los alcaldes demócratas de Nueva York y Washington, Eric Adams y Muriel Bowser, han dicho que la capacidad de sus ciudades para hacer frente a la afluencia de migrantes enviada por los gobernadores republicanos está a punto de verse superada. Estos comentarios dan credibilidad a las advertencias de los estados fronterizos de que sus recursos están desbordados por el aumento de los cruces de migrantes.

Sin embargo, artimañas publicitarias como las de DeSantis y Abbott hacen poco por resolver realmente un problema complejo. En su lugar, sirven como plataforma de lanzamiento político, como la que llevó a Trump a la Casa Blanca con su retórica antiinmigración en 2016.

Pero cuando se trata de resolver el problema, el gobierno de Biden tampoco está libre de culpa. Lleva mucho tiempo luchando por encontrar una forma de hablar sobre la seguridad fronteriza, que, a pesar de toda la histeria de la derecha, es un tema real y que preocupa a muchos votantes.

Texas envía dos autobuses de inmigrantes a la residencia de la vicepresidenta en Washington

Harris, por ejemplo, dijo este domingo en el programa “Meet the Press” de NBC que la frontera era “segura”, un comentario que entra en conflicto con la opinión de muchos votantes y con la evidencia de los casi dos millones de encuentros fronterizos registrados por el Servicio de Aduanas y Protección de Fronteras de Estados Unidos en el año fiscal que termina el 30 de septiembre.

Sin embargo, la demagogia de la derecha con los migrantes solo sirve para politizar aún más el tema de la inmigración que los presidentes George W. Bush y Barack Obama trataron de resolver con una coalición de legisladores bipartidistas, solo para naufragar en la falta de voluntad de los conservadores del Capitolio para comprometerse. En la volátil política que ha dejado la presidencia de Trump, no hay ninguna posibilidad de que un proyecto de ley de reforma migratoria serio se acerque a su aprobación.

En una encuesta del Pew Research Center de agosto, por ejemplo, el 73% de los estadounidenses dijo que aumentar la seguridad en la frontera entre Estados Unidos y México para reducir los cruces ilegales debería ser un objetivo muy o algo importante. Pero el tema es más importante para los republicanos que para los demócratas, lo que ayuda a explicar por qué los políticos del Partido Republicano se concentran tanto en las cuestiones fronterizas.

DeSantis busca fastidiar a la izquierda

DeSantis no dejó ninguna duda de que le motivaba el deseo de fastidiar a las autoridades de los estados liberales e incluso de buscar venganza contra los votantes antiTrump.

“Toda esa gente en DC y Nueva York se golpeaba el pecho cuando (Donald) Trump era presidente, diciendo que estaban tan orgullosos de ser jurisdicciones santuario, diciendo lo malo que era tener una frontera segura”, dijo DeSantis este jueves.

“En el momento en que se lleva a la puerta de su casa incluso una pequeña fracción de lo que esas ciudades fronterizas enfrentan todos los días, de repente se vuelven locos”, agregó.

Sin embargo, aunque es posible ver una estrategia política coherente detrás de las políticas de transporte de migrantes de DeSantis y Abbott, es ineludible que ambos gobernadores están explotando las tragedias de personas vulnerables para obtener beneficios políticos. De hecho, los venezolanos llevados a Martha’s Vineyard son en realidad víctimas del tipo de dictadura socialista vengativa que DeSantis normalmente puede condenar.

Se trata de personas desesperadas y, sea cual sea el mérito de sus solicitudes de asilo, están siendo tratadas como un grupo sin rostro y no como seres humanos individuales. Christina Pushaw, directora de respuesta rápida de la campaña de reelección de DeSantis, no dejó ninguna duda de que son meros accesorios.

Esto dijo Joe Biden sobre los inmigrantes enviados con engaños 2:49

“Los residentes de Martha’s Vineyard deberían estar encantados con esto. Votan a favor de las ciudades santuario y obtienen una ciudad santuario propia. Y los extranjeros ilegales aumentarán la diversidad de la ciudad, que es la fuerza. ¿Verdad?” tuiteó Pushaw.

Aun así, si DeSantis esperaba poner de relieve la hipocresía entre los habitantes de la costa este en una isla repleta de casas de vacaciones, se llevó una decepción. La gente en Martha’s Vineyard no se volvió “loca”, como dijo. En cambio, se apresuraron a ayudar. Los residentes proporcionaron comida, ropa y refugio, a pesar de no tener ningún aviso previo de DeSantis sobre la llegada de los migrantes el miércoles.

“Hemos pasado por el covid. Hemos pasado por huracanes. Hemos pasado por esto. … En cada uno de ellos nos hemos levantado como el Viñedo, porque somos resistentes”, dijo el administrador del pueblo de Edgartown, James Hagerty, a Miguel Márquez de CNN.

“Cuidamos de los nuestros, cuidamos de la comunidad, ayudamos a la gente”, afirmó.

La Casa Blanca denuncia el “cruel” plan de transporte de migrantes

Los demócratas se apresuraron a aprovechar la frialdad de las tácticas de DeSantis y Abbott, aun a riesgo de proporcionar más materia prima para el molino mediático conservador.

“Lo que están haciendo es una maniobra ilegal, es una maniobra política. Y es realmente una falta de respeto a la humanidad”, dijo la secretaria de prensa de la Casa Blanca, Karine Jean-Pierre. “Es simplemente cruel”.

David Leopold, asesor jurídico de America’s Voice, un grupo de defensa de la inmigración, dijo: “El traslado forzoso de una población civil es un crimen contra la humanidad. Y el tráfico de personas es un grave delito federal en Estados Unidos. Ambos son distintivos de un líder totalitario antidemocrático”.

El documentalista Ken Burns también percibió una siniestra motivación política por parte de DeSantis. “Básicamente está diciendo que se puede utilizar una vida humana … y ponerla en la posición de convertirse en un peón político en el juego autoritario de alguien”, dijo Burns en el programa “New Day” de CNN.

Aunque está claro que estos migrantes están siendo utilizados como peones, las acusaciones de tráfico de personas no tienen en cuenta el hecho de que algunos migrantes agradecen la posibilidad de ser transportados lejos de los estados fronterizos y adentrarse en Estados Unidos, antes de las citas con las autoridades para las audiencias de inmigración y asilo que podrían tardar meses o incluso años en llegar.

Pero la reacción de los republicanos al drama de Martha’s Vineyard subrayó el efecto eléctrico que tiene en la base del Partido Republicano

El senador de Florida Marco Rubio, que se presenta a la reelección y que en su día fue partidario de una reforma migratoria integral, respaldó firmemente a DeSantis.

“La inmigración es una responsabilidad federal, que esta administración no está cumpliendo. Un puñado de comunidades y estados están llevando la carga predominante de la misma”, dijo Rubio a los periodistas. “Y por lo tanto, si un migrante voluntariamente —que es lo que es el caso en la mayoría de estos, no todos— si un migrante voluntariamente ofrece ir a otra parte del país, creo que es perfectamente razonable que un estado los ayude”.

Como entiende Rubio, cualquier republicano que quiera tener un futuro en el partido debe hablar con dureza sobre la inmigración. Por eso, es poco probable que las últimas entregas de inmigrantes a jurisdicciones liberales por parte de Abbott y DeSantis sean las últimas de este tipo.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up