Fiscal desestimará los cargos contra los agentes de policía de Atlanta involucrados en el tiroteo mortal de Rayshard Brooks

(CNN) — Un fiscal especial de Georgia anunció el martes que se desestimarán los cargos de asesinato y agresión contra dos policías de Atlanta involucrados en el tiroteo mortal de Rayshard Brooks en junio de 2020, alegando que los agentes actuaron razonablemente en respuesta a una amenaza mortal.

“Ambos actuaron como agentes razonables bajo los hechos y circunstancias de los eventos de esa noche”, dijo el fiscal especial Peter Skandalakis. “Ambos actuaron de acuerdo con la ley bien establecida y estaban justificados en el uso de la fuerza en relación con la situación”.

Brooks, un hombre negro de 27 años, fue asesinado a tiros frente a un restaurante Wendy’s después de que no pasó una prueba de sobriedad y peleó con dos agentes que intentaron arrestarlo. Durante la lucha, Brooks dominó a los agentes Garrett Rolfe y Devin Brosnan, tomó un Taser de Brosnan y huyó, según los fiscales. Mientras huía, se dio la vuelta y disparó el Taser robado a Rolfe, quien luego le disparó dos veces a Brooks, en la espalda y las nalgas, matándolo, dijeron los fiscales.

Cuatro policías actuales y antiguos de Louisville fueron acusados a nivel federal por su papel en la muerte de Breonna Taylor

El incidente fue capturado en video, incluidas las imágenes de la cámara corporal, el video de vigilancia de Wendy y el video del teléfono celular de un testigo.

El exfiscal de distrito del condado de Gwinnett, Daniel Porter, proporcionó un análisis de video en la conferencia de prensa del martes. Explicó que a los agentes de Georgia se les permite usar la fuerza letal cuando se enfrentan a un arma mortal, incluido un Taser, por lo que los fiscales determinaron que el tiroteo fue legal.

“¿Era objetivamente razonable que (Rolfe) pudiera usar fuerza letal? Determinamos que lo era”, dijo Skandalakis.

El tiroteo fatal de Brooks —menos de tres semanas después del asesinato policial de George Floyd en Minneapolis— provocó protestas en Atlanta y más allá en medio de manifestaciones nacionales por la brutalidad policial y la injusticia racial. En Atlanta, el restaurante Wendy’s fue incendiado, cientos bloquearon una importante carretera interestatal, las autoridades lanzaron gases lacrimógenos y el jefe de policía renunció.

Cinco días después del tiroteo, el entonces fiscal de distrito del condado de Fulton, Paul Howard, anunció cargos contra Rolfe por homicidio grave, agresión con agravantes, violaciones del juramento del cargo y daños criminales a la propiedad. Brosnan fue acusado de asalto agravado y de violar su juramento.

Howard perdió su candidatura a la reelección y el caso finalmente terminó en manos de Skandalakis, quien el martes dijo que planea presentar una desestimación administrativa para retirar los cargos.

Skandalakis dijo que no creía que el tiroteo tuviera una motivación racial y lo comparó con los asesinatos de Floyd y Ahmaud Arbery, un hombre negro asesinado por residentes armados en Georgia en 2020.

“Este no era ese tipo de caso. Este no era un Ahmaud Arbery que estaba siendo perseguido por ciudadanos armados. Este no era un George Floyd que estaba en el suelo con un agente arrodillado en su cuello”, dijo Skandalakis. “Este no es ese caso. Estos hechos son distinguibles y distintos de lo que sucedió en esas dos situaciones”.

Los abogados de Rolfe y Brosnan han defendido sus acciones esa noche. CNN se ha comunicado con los abogados del patrimonio de Brooks y con los abogados de Brosnan y Rolfe para obtener comentarios.

Ambos agentes permanecen en licencia administrativa con el Departamento de Policía de Atlanta (APD, por sus siglas en inglés) y se someterán a una recertificación y capacitación, dijo el departamento en un comunicado.

“Tenemos fe en el sistema de justicia penal y respetamos la decisión del fiscal especial en este caso”, dijo el departamento.

El fiscal inicial enfrentó acusaciones de actuar con fines políticos

Los cargos iniciales contra Rolfe y Brosnan se produjeron antes de que la Oficina de Investigación de Georgia (GBI, por sus siglas en inglés) completara su investigación y dieron lugar a acusaciones de que Howard —que tenía una campaña en curso para otro mandato— actuó para obtener beneficios políticos.

En ese momento, Howard calificó las acusaciones de “ridículas” y dijo que el caso sería el número 40 de su oficina acusando a un agente de policía, nueve de los cuales involucraban la muerte de alguien a manos de la policía.

Los cargos fueron seguidos por días en los que una gran cantidad de agentes de Atlanta no se presentaron al trabajo por enfermedad.

Rayshard Brooks habló en una entrevista sobre las luchas de la vida después de un encarcelamiento, meses antes de su muerte

Howard, quien hizo campaña por los cargos en el caso Brooks, perdió la elección de fiscal de distrito frente a Fani Willis, quien luego fue rechazada de procesar el caso. En julio de 2021, el fiscal general del estado, Chris Carr, nombró a Skandalakis, director ejecutivo del Consejo de Fiscales de Georgia, para supervisar el caso.

“Mi agencia y yo realizaremos una revisión exhaustiva de los hechos y circunstancias que rodean este caso y, como con cualquier caso que se nos presente, procederemos a donde nos lleve la evidencia”, dijo Skandalakis en ese momento.

Los abogados de Rolfe han sostenido anteriormente que el policía estaba legalmente justificado y actuó en defensa propia cuando disparó y mató a Brooks. En mayo de 2021, la Junta de Servicio Civil de Atlanta dictaminó que Rolfe fue despedido por error y fue reincorporado. La APD en ese momento dijo que la decisión de la junta decía que el proceso de despido “no se realizó de acuerdo con el Código de la Ciudad de Atlanta” y que Rolfe permanecería en licencia administrativa hasta que se resolvieran los cargos penales en su contra.

Cómo ocurrió el tiroteo

Rayshard Brooks

El día que le dispararon a Brooks, la policía estaba respondiendo a los reportes de que un hombre estaba dormido en su vehículo en el drive-thru de Wendy’s, según el GBI.

Cuando llegó Brosnan, Brooks aparentemente estaba dormido detrás del volante, y Brosnan llamó a la ventana para despertarlo. Brosnan luego le preguntó si había estado bebiendo. Brooks le dijo al agente que solo tomó una bebida, muestra la cámara corporal.

Unos minutos más tarde, Rolfe llegó a la escena y usó un alcoholímetro en Brooks. Cuando Rolfe intentó esposar a Brooks, se produjo una lucha.

Brooks luchó con los agentes y agarró el Taser de Brosnan, según la Oficina de Investigación de Georgia. Otro video filmado por un transeúnte comienza poco después de que comenzó la lucha y muestra a Brooks agarrando el Taser y liberándose.

¿Qué es un “taser”? ¿Qué le podría pasar a tu cuerpo si recibes una descarga de este tipo de arma?

Mientras Brooks huía de los agentes, se dio la vuelta y parece apuntar con el Taser a Rolfe, quien desenfundó su arma y disparó, disparando a Brooks dos veces. Los fiscales dijeron el martes que un análisis de video determinó que Brooks disparó el Taser a Rolfe, quien disparó su pistola 1.1 segundos después.

Parte de la pregunta sobre la legalidad de los disparos se basó en la letalidad potencial de la Taser.

El manual de políticas de la policía de Atlanta dice que un agente puede usar la fuerza letal cuando: “Él o ella cree razonablemente que el sospechoso posee un arma mortal o cualquier objeto, dispositivo o instrumento que, cuando se usa ofensivamente contra una persona, es probable que o realmente resulta en lesiones corporales graves y cuando él o ella cree razonablemente que el sospechoso representa una amenaza inmediata de lesiones corporales graves para el agente u otros”.

El Taser está diseñado para ser menos letal que un arma de fuego, pero puede ser fatal en algunas circunstancias. Amnistía Internacional dijo que más de 500 personas han muerto en EE.UU. “después de recibir descargas eléctricas con un Taser durante su arresto o mientras estaban en la cárcel”, según una historia de CNN en 2015. Aunque Taser, la compañía, dijo que el recuento de muertes directamente atribuido a Taser es más como 60.

Devon M. Sayers, Jason Morris y Dakin Andone de CNN contribuyeron a este reporte.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a Warner Bros. Discovery Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up