Alquilar en Buenos Aires: una verdadera misión imposible

(CNN Español) — Un valijazo con carteles que decían: “Quiero alquilar, pero también vivir”. Ese fue el modo que encontraron los inquilinos para protestar y reclamar frente al Congreso nuevas soluciones al problema del alquiler. “¡Alerta alerta alerta inquilina nos dejan sin vivienda en la República Argentina!”, gritaban.

Según la Federación de Inquilinos de Argentina, en 2021, 60.000 familias abandonaron el hogar que alquilaban por los altos precios de sus contratos.

ANÁLISIS | Queridos “boomers”, Netflix no es la razón por la que los “millennials” no pueden pagar una vivienda

El secretario general de la Cámara Inmobiliaria Argentina, Claudio Vodanovich, recrimina que “políticamente se hace parecer a los propietarios como los malos de la película”, pero según su visión el gran problema de los alquileres se llama inflación.

En junio de 2020 entró en vigor una ley que regula los alquileres en Argentina. Esta parecía beneficiosa para los inquilinos porque prohíbe aumentos mensuales. De hecho, estableció que las actualizaciones del precio del alquiler sean anuales y que deben regirse por el índice llamado RIPTE, que está compuesto mitad por la inflación, mitad por la evolución de los salarios.

Una de las manifestantes del valijazo, Rosario, consideró que ese punto de la ley es justo dado que “los salarios no se actualizan cada tres meses, ni cada seis”. En contrapartida, el titular de la Cámara Inmobiliaria advirtió que el gran perjudicado con ese esquema es el propietario.

“Al actualizar una vez por año el precio sucede que, ponele el valor de un alquiler mensual equivale a un kilo de azúcar. Cuando llegó al final del año perdió el valor de compra de ese dinero. Perdió el 50% del valor de compra de ese dinero”, explicó Vodanovich.

Entonces, los problemas para el inquilino llegan cuando el contrato se vence. En ese momento el propietario puede fijar un nuevo precio. Vodanovich sostuvo que “la pérdida de dinero que tiene a lo largo del año la carga al nuevo precio”. En ese sentido, el titular de la Cámara Inmobiliaria indicó que los propietarios suelen aplicar aumentos del 70% o más con el objetivo de paliar los efectos de la inflación futura.

Rosario admitió que ella no pudo renovar el contrato donde alquilaba por los altos precios. “Tuve que salir corriendo de un departamento. A muchas personas que se les vencieron los contratos también y entonces se vuelve a la casa de los padres o tenés que vivir en pensiones”.

Buscar alquiler y no encontrar es otro problema que sufren los inquilinos. Vodanovich afirmó que “muchos propietarios decidieron sacar sus departamentos de los anuncios de alquileres y los pasaron a los de ventas”. Según datos de la Cámara Inmobiliaria Argentina, se triplicó la cantidad de propiedades en venta.

“Esto genera un círculo que se va reproduciendo y cada vez te asfixia más”, lamentó Rosario.

Ese círculo se vuelve aún más vicioso al observar que la demanda de alquileres es creciente. Según datos del Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, la cantidad de familias inquilinas subió de un 27,7% a un 34,8%.

Esto último parece lógico si consideráramos que Buenos Aires es una de las 10 ciudades de Sudamérica donde es más caro comprar propiedades, tal como muestra un relevamiento de Mercado Libre.

Según dos agentes inmobiliarios, Claudio Vodanovich y Hernán Iradi, estos son consejos útiles para encontrar alquiler en Buenos Aires:

Si están alquilando, negociar una prórroga o renegociación del contrato por lo menos tres meses antes de que se termine el actual para tener más tiempo en la búsqueda del próximo alquiler.
Si bien es aconsejable poder vivir cerca de donde uno trabaja, y si el valor de las viviendas que busca está por encima de las posibilidades razonables de pago, buscar en zonas de menor valor con buena conectividad de transportes.
Dada la alta demanda de alquileres, cuando vaya a ver una propiedad para alquilar, lleve consigo una suma de dinero razonable para formalizar una reserva si le interesa.
Controlar las condiciones de las cosas de la propiedad a alquilar antes de firmar cualquier contrato. Por ejemplo: chequear si hay objetos rotos o si funcionan bien el horno, la heladera, etc.
Asegurarse cuál es el precio de la expensa a pagar. Según el Colegio Profesional Inmobiliario, en julio aumentarán un 58%.

¿Cuáles son los tres barrios de Buenos Aires más económicos y cuáles son los tres más costosos?

Económicos: Almagro, La Boca y Lugano.

Costosos: Palermo, Recoleta y Puerto Madero.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up