Acusan a un adolescente australiano de imprimir en 3D un arma de fuego “totalmente funcional”

Brisbane, Australia (CNN) — Un adolescente australiano fue acusado de delitos relacionados con armas de fuego después de que la policía incautara un arma totalmente funcional que supuestamente había fabricado en su casa con una impresora 3D.

La policía de Australia Occidental encontró el arma y varias otras armas de fuego después de ejecutar una orden de cateo en la casa del joven de 18 años a principios de junio.

“Esta arma de fuego, aunque parezca un juguete, tiene la capacidad de causar graves daños en nuestra comunidad”, declaró a la prensa el detective sargento mayor Blair Smith. “Es profundamente preocupante que este hombre haya sido capaz de fabricar esta arma de fuego en su casa con una impresora 3D y materiales fácilmente disponibles”.

El arma de plástico es capaz de disparar 15 balas con un solo tirón del gatillo, según Nine News, afiliada de CNN. La policía afirma que el adolescente se tardó dos días en fabricarla con materiales que cuestan menos de 40 dólares australianos (US$ 28), informó Nine.

El adolescente está acusado de crear el rifle semiautomático utilizando una impresora 3D en casa.

El año pasado, el gobierno de Australia Occidental propuso cambiar las leyes sobre armas para que hacer ilegal la fabricación de armas de fuego de plástico en 3D. Según la propuesta, se aplicaría una pena máxima de 10 años a quien fuera sorprendido con planos o instrucciones para fabricarlas.

En Australia, los civiles tienen prohibida la posesión de armas totalmente automáticas, y el resto de la tenencia de armas está fuertemente regulada y restringida a los mayores de 18 años con una licencia válida. Las leyes se introdujeron en 1996 después de que un hombre armado abriera fuego contra turistas en Port Arthur, una antigua prisión colonial en Tasmania, matando a 35 personas.

La masacre horrorizó a la opinión pública australiana y el gobierno no tardó en endurecer las normas sobre la posesión de armas de fuego. Se puso en marcha una amnistía de armas, que animaba a la gente a entregarlas en las comisarías locales de forma anónima y sin penalización. En combinación con un plan de recompra de armas, la medida sacó de circulación unas 640.000 armas.

Desde entonces, se han anunciado amnistías a corto plazo: en la última amnistía nacional de 2017 se entregaron unas 57.000 armas en solo tres meses, según el Gobierno. El pasado julio, la amnistía nacional de armas se convirtió en algo permanente.

El adolescente de Australia Occidental ha sido acusado de delitos que incluyen la fabricación sin licencia de armas de fuego y munición, y la posesión de un arma prohibida.

Está previsto que comparezca ante el tribunal la próxima semana.

Australia se pone a menudo como ejemplo de cómo una acción decisiva de control de armas puede conseguir reducir las muertes por armas de fuego. El último tiroteo masivo en Australia fue en 2018, cuando siete personas fueron asesinadas en una propiedad en Perth, Australia Occidental. Fue el peor asesinato masivo en el país en 22 años.

La tasa de homicidios con armas de fuego en Australia es 33 veces menor que la de Estados Unidos, según el sitio web de legislación sobre armas.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up