El comandante de la Policía tomó la “decisión incorrecta” al no romper las puertas de las aulas durante el tiroteo en la escuela primaria, dice funcionario

(CNN) — Mientras un hombre armado estaba encerrado dentro de aulas contiguas con niños en una escuela primaria de Texas, un grupo de 19 agentes de la ley se quedó en un pasillo exterior y no tomó ninguna medida mientras esperaba a obtener las llaves de las aulas y el equipo táctico, dijo este viernes un funcionario estatal.

El coronel Steven McCraw, del Departamento de Seguridad Pública de Texas, explicó que “el comandante en el lugar de los hechos creía que se había pasado de una situación activa a un sujeto atrincherado”.

“Desde el privilegio de la retrospectiva, en donde me encuentro ahora, por supuesto que no fue la decisión correcta. Fue una decisión equivocada. No hay excusa para ello”, dijo.

Mientras los agentes esperaban fuera de las aulas contiguas de la escuela primaria Robb de Uvalde, los niños del interior llamaron repetidamente al 911 y suplicaron ayuda, dijo.

“La creencia era que ya no había nadie vivo y que el sujeto está ahora tratando de mantener a raya a las fuerzas del orden o de atraerlas para que entren” y les disparen, dijo.

Cronología de la masacre en Uvalde, Texas: dos horas de violencia

Esta revelación tan condenatoria explica la larga espera entre el momento en que los agentes llegaron por primera vez a la escuela, a las 11:44 horas, y el momento en que un equipo táctico entró finalmente en la sala y mató al atacante, a las 12:50. El equipo táctico pudo entrar utilizando las llaves de un conserje, dijo McCraw.

Diecinueve estudiantes y dos profesoras murieron el martes en la escuela primaria Robb de Uvalde antes de que el equipo matara al atacante, poniendo fin al tiroteo escolar más mortífero de Estados Unidos en casi una década.

Las autoridades alabaron inicialmente la respuesta de las fuerzas del orden y señalaron que la matanza podría haber sido peor. Pero las revelaciones de McCraw y del jefe regional del Departamento de Seguridad Pública, Víctor Escalón, revelaron un día antes importantes fallos en la respuesta e información contradictoria.

El protocolo de emergencia establecido desde el tiroteo en la escuela de Columbine en 1999 consiste en acabar con la amenaza lo antes posible porque las muertes se producen en segundos o minutos.

“Los niveles de fracaso son simplemente increíbles, impensable”, dijo Anthony Barksdale, el excomisionado de policía en funciones de Baltimore.

El tiroteo en Uvalde es el más letal en una escuela desde la masacre de Sandy Hook en 2012 y al menos el trigésimo tiroteo en una escuela de educación básica y media superior en 2022. El ataque se produjo menos de dos semanas después de un tiroteo masivo racista en Buffalo, Nueva York, y ha dejado a los estadounidenses afligidos una vez más y con muchos renovando los llamados por una reforma de la ley de armas.

Investigan momentos clave antes de la masacre: lo que sabemos del tiroteo en la escuela primaria de Uvalde, Texas

Los menores sobrevivientes describen lo que ocurrió dentro

Los niños que sobrevivieron al tiroteo describieron lo que ocurrió dentro de la escuela durante el caos.

Para sobrevivir a la pesadilla, Miah Cerrillo, de 11 años, se embadurnó con la sangre de un compañero y se hizo la muerta, dijo a CNN.

Miah y sus compañeros estaban viendo la película “Lilo y Stitch” cuando las profesoras Eva Mireles e Irma García recibieron la noticia de que había un agresor en el edificio. Una de las profesoras fue a cerrar la puerta, pero el agresor estaba justo allí y disparó por la ventana de la puerta, dijo Miah.

Cuando la profesora entró en el aula, el agresor la siguió. Entonces miró a una profesora a los ojos, le dijo “Buenas noches” y le disparó, recordó la niña.

Y luego abrió fuego, disparando a la otra profesora y a muchos de los amigos de Miah. Las balas pasaron volando junto a ella, dijo Miah, y algunos fragmentos le alcanzaron los hombros y la cabeza.

A continuación, el agresor atravesó una puerta y entró en un aula contigua. Miah oyó gritos y más disparos. Cuando se detuvieron los disparos, el agresor empezó a poner música “triste, como si quisiera que la gente muriera”, dijo la niña.

Niña habría fingido su muerte durante el tiroteo en Uvalde y sobrevivió 1:19

Asustada de que volviera para matarla a ella y a sus pocos amigos supervivientes, Miah metió las manos en la sangre de un compañero asesinado que yacía a su lado y se embadurnó con ella, dijo.

La chica y una amiga consiguieron tomar el teléfono de una profesora muerta y llamaron al 911 para pedir ayuda, dijo. Le dijo a un operador: “Por favor, envíen ayuda porque estamos en problemas”.

A continuación, las niñas se tiraron al suelo y fingieron estar muertas.

Otro estudiante en un aula diferente, Jayden Pérez, de 10 años, dijo que cuando él y sus compañeros escucharon disparos, su profesor cerró la puerta y les dijo que “se escondieran y guardaran silencio”.

Jayden dijo que estaba escondido cerca del área de almacenamiento de mochilas durante el tiroteo. Otros de su clase estaban debajo de una mesa. Todo el tiempo se preguntaba qué iba a pasar con ellos.

“Fue muy aterrador porque nunca pensé que eso iba a suceder”, dijo a CNN. “(Todavía) estoy triste por algunos de mis amigos que murieron”.

No quiere volver a la escuela de nuevo.

“No, porque después de lo que pasó. No quiero hacerlo. No quiero tener nada que ver con otro tiroteo ni con estar en la escuela”, dijo. “Y sé que podría volver a ocurrir, probablemente”.

Sobrevivientes del tiroteo en la escuela de Texas dicen que les aterra volver a clases

El agresor entró en la escuela sin obstáculos, según las autoridades

Los investigadores todavía están reconstruyendo la línea de tiempo de la matanza, dijo Escalon, director regional del DPS en el sur de Texas, durante una conferencia de prensa. “Con todas las diferentes agencias que están involucradas, estamos trabajando todos los ángulos que están disponibles”, dijo Escalon. “No nos detendremos hasta obtener todas las respuestas que podamos”.

Después de dispararle a su abuela en su casa, Ramos se dirigió a la primaria Robb, donde estrelló su camioneta en una zanja cercana, dijo el sargento del DPS, Erick Estrada. No está claro por qué se estrelló.

El agresor entonces disparó a dos testigos al otro lado de la calle antes de escalar una valla, avanzar hacia la escuela y disparar al edificio, según Escalon.

No había agentes en el exterior de la escuela para detener a Ramos, que “entró inicialmente sin obstáculos”, dijo Escalón el jueves. La información anterior sobre que un agente de recursos escolares que se enfrentó al pistolero “no era exacta”, dijo.

Un video muestra al atacante entrando en la escuela primaria de Uvalde, Texas

Ramos entró al edificio a través de una puerta aparentemente sin llave a las 11:40 de la mañana, dijo Escalón. Esa puerta suele estar cerrada con llave, “a menos que se salga para ir a casa en el autobús escolar”, dijo el exdirector Ross McGlothlin a CNN.

Dentro de la escuela, el agresor se atrincheró en dos aulas contiguas y disparó más de 25 veces, dijo Escalon.

A las 11:44 horas, las fuerzas del orden llegaron y entraron a la escuela.

Lo que hicieron las fuerzas del orden dentro y fuera del colegio

Video muestra a padres frustrados con la policía en la escena del tiroteo en Texas 4:02

Lo que ocurrió en la hora que transcurrió entre su llegada y la muerte del agresor sigue siendo confuso.

Al menos siete oficiales se apresuraron a entrar en la Escuela Primaria Robb en los cuatro minutos siguientes a la llegada del agresor, dijo el portavoz del DPS Chris Olivarez a CNN. Tres agentes entraron por la misma puerta que utilizó el agresor y cuatro utilizaron una entrada diferente, dijo Olivarez a CNN.

Cuando se enfrentaron al agresor, éste les disparó y se refugiaron. Dos de los agentes resultaron heridos; sus heridas no ponían en peligro su vida, dijo el jefe de policía de Uvalde, Daniel Rodríguez.

“Es importante que nuestra comunidad sepa que nuestros agentes respondieron en cuestión de minutos” junto con los agentes de recursos escolares, dijo.

Los agentes pidieron entonces más equipos tácticos y recursos, como chalecos antibalas, mientras trabajaban para evacuar a los profesores y estudiantes, dijo Escalon. Alrededor de una hora más tarde, un equipo táctico de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. entró y mató a Ramos, dijo.

Nadie confrontó al atacante antes de entrar a la Escuela Primaria Robb, dice funcionario de Texas

Cuando se le pidieron más detalles en una conferencia de prensa sobre qué estaban haciendo exactamente los agentes que respondieron en el período de una hora, Escalon se negó a proporcionar más información.

Fuera de la escuela, el caos y la confusión reinaban mientras los padres angustiados aparecían e imploraban a las fuerzas del orden que entraran por la fuerza y mataran al agresor. Un padre llegó a pedir a los agentes que le dieran su equipo, dijo.

“Yo mismo le dije a uno de los agentes que, si no querían entrar ahí, me prestaran su pistola y su chaleco y entraría yo mismo para encargarme de ello. Y me dijeron que no”, dijo Víctor Luna a CNN. Su hijo sobrevivió.

En cambio, los agentes retuvieron a los padres detrás de la cinta policial amarilla, negándose a dejarles entrar mientras los llantos y gritos resonaban a su alrededor, según muestran varios videos. Después de aproximadamente una hora, un equipo táctico de la Patrulla Fronteriza de EE.UU. entró por la fuerza en el aula y disparó mortalmente al agresor, dijo Escalon.

En el video se puede ver a miembros del Servicio de Alguaciles de EE.UU. reteniendo a los padres que suplicaban entrar en la escuela. El Servicio de Alguaciles dijo en un comunicado que fueron llamados a la escuela a las 11:30 de la mañana y llegaron unos 40 minutos más tarde desde Del Río, a unos 112 kilómetros de distancia.

Los primeros ayudantes del Servicio de Alguaciles que llegaron entraron a la escuela para ayudar al equipo táctico de la Patrulla Fronteriza que ya estaba enfrentándose al atacante. Los agentes también prestaron ayuda a las víctimas. A otros alguaciles se les pidió que aseguraran el perímetro alrededor de la escuela, pero no arrestaron ni esposaron a nadie, dijo la agencia.

“Nuestros alguaciles mantuvieron el orden y la paz en medio de la comunidad desconsolada que se reunía alrededor de la escuela”, dijo la agencia.

La comunidad en duelo se enfrenta a las secuelas

Días después de la masacre, los residentes de Uvalde siguen llenos de dolor. Los restos de las últimas víctimas fueron devueltos a sus familias el jueves por la noche. Seis personas seguían hospitalizadas el jueves, incluyendo la abuela del agresor, que recibió un disparo en la cara.

Y las noticias devastadoras siguieron llegando el jueves cuando se difundió la noticia de que el marido de una maestra asesinada murió de un ataque al corazón provocado, según su familia, por un corazón roto.

La muerte de Joe García fue confirmada por la Arquidiócesis de San Antonio. Irma García era maestra de cuarto grado y llevaba más de 25 años casada con Joe, según una campaña de GoFundMe publicada por su primo.

Residente de Uvalde: No entiendo, a veces me enojo y quiero gritar 3:02

Para los sobrevivientes, el trauma está calando. Edward Timothy Silva, un alumno de segundo grado que se escondió detrás de los pupitres en la oscuridad de la escuela al escuchar fuertes ruidos a la distancia, se pregunta ahora:

“¿Tengo que ir a la escuela el año que viene?”, dijo su madre Amberlynn Díaz.
“Y no quiero que tenga miedo a la escuela”, dijo. “Quiero que siga aprendiendo y que no tenga miedo de volver a la escuela. Quiero que vuelva a tener una vida normal”.

— Tina Burnside, Carroll Alvarado, Adrienne Broaddus, Bill Kirkos, Joe Sutton, Shimon Prokupecz, Travis Caldwell, Jamiel Lynch, Whitney Wild, Andy Rose, Amanda Musa, Alexa Miranda, Monica Serrano, Amanda Jackson, Caroll Alvarado, Eric Levenson y Holly Yan contribuyeron con este reportaje.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up