Pence afirma que ‘Trump está equivocado’ al decir que el entonces vicepresidente tenía derecho a anular las elecciones de 2020

(CNN) — El exvicepresidente Mike Pence llamó a su exjefe por su nombre este viernes y dijo que “el presidente (Donald) Trump está equivocado” al afirmar que Pence tenía derecho a anular las elecciones de 2020 el 6 de enero de 2021.

Durante la conferencia de los Capítulos de Florida de la Sociedad Federalista cerca de Orlando, Pence dio su respuesta más fuerte hasta el momento a los esfuerzos continuos de Trump para volver a litigar las elecciones presidenciales de 2020, calificándolo de “antiestadounidense” por sugerir que una persona podría haber decidido el resultado.

Pence advirtió contra los conservadores que continúan insistiendo en que el vicepresidente puede alterar una elección y dijo que podría ser una posición problemática para los republicanos en la próxima contienda presidencial.

“Según la Constitución, no tenía derecho a cambiar el resultado de nuestra elección, y (la vicepresidenta) Kamala Harris no tendrá derecho a anular la elección cuando la ganemos en 2024”, dijo Pence.

“Cumplimos con nuestro deber ese día”

Los comentarios de Pence siguen al último intento de Trump de culpar a su exvicepresidente por el intento fallido de anular las elecciones de 2020.

En un comunicado este domingo, Trump sugirió que un reciente impulso bipartidista para revisar el conteo de votos del Colegio Electoral por parte del Congreso era una prueba de que Pence tenía el poder de cambiar los resultados.

El esfuerzo por renovar la Ley de conteo electoral y aclarar que el papel del vicepresidente en el conteo de votos es ceremonial avanza rápidamente en el Senado con el apoyo de los senadores republicanos Rob Portman de Ohio, Susan Collins de Maine y Lisa Murkowski de Alaska.

“Lo que están diciendo es que Mike Pence tenía derecho a cambiar el resultado, y ahora quieren quitarlo de inmediato”, dijo Trump en el comunicado. “Desafortunadamente, no ejerció ese poder, ¡podría haber anulado las elecciones!”, agregó.

Pero Pence sostuvo este viernes que ese no era el caso y dijo que “ha llegado el momento de enfocarse en el futuro”.

“Mira, entiendo la decepción que muchos sienten por las últimas elecciones. Yo estaba en la boleta”, dijo Pence. “Pero sea lo que sea que nos depare el futuro, sé que cumplimos con nuestro deber ese día”.

Pence ha defendido repetidamente su papel en la certificación de los resultados de las elecciones del 6 de enero de 2021. Durante una conversación con los republicanos de Nueva Hampshire en junio, reconoció que él y Trump siguen teniendo visiones distintas sobre los eventos que rodearon el ataque al Capitolio de EE.UU.

“No sé si alguna vez nos pondremos de acuerdo sobre ese día”, dijo Pence.

Días después, le dijo a una multitud en California: “Casi no hay idea más antiestadounidense que la noción de que cualquier persona puede elegir al presidente estadounidense”.

Agregó que “siempre estará orgulloso” de haber cumplido con su deber constitucional horas después de que una turba mortal de partidarios de Trump atacara el Capitolio.

Algunos de esos partidarios habían pedido el ahorcamiento de Pence durante su asedio al Congreso, que tuvo lugar pocas horas después de que Trump le dijera a la multitud que su vicepresidente debería “hacer lo correcto” y rechazar el conteo de votos.

Pence abordó directamente ese comentario en diciembre durante una entrevista con Christian Broadcasting Network. “Sé que hice lo correcto”, dijo.

Mientras se posiciona para un regreso político, Pence ha intentado abrazar su historial en la administración Trump mientras se distancia de la búsqueda incesante de su exjefe para socavar las últimas elecciones. Es un acto de cuerda floja que otros exfuncionarios de la administración Trump con aspiraciones para 2024 también deben intentar, incluido el exsecretario de Estado Mike Pompeo y la exembajadora de las Naciones Unidas Nikki Haley.

Pero a diferencia de esos otros, Pence es singularmente maltratado por muchos partidarios de Trump por su negativa a seguir al expresidente en una crisis constitucional. Pence recibió una fría recepción durante una visita al área de Orlando el año pasado para hablar en la conferencia Faith & Freedom Coalition, y algunos en la multitud abuchearon su presentación. Un hombre fue escoltado fuera por gritar “¡Traidor!”.

Pence recibió una recepción más amistosa este viernes por parte de los miembros de la Sociedad Federalista reunidos en el complejo de Disney World, aunque decenas de asientos estaban vacíos. Un silencio cayó sobre la sala de conferencias cuando Pence describió los eventos del 6 de enero y recibió un aplauso cortés mientras defendía sus acciones.

“Esta semana, el presidente Trump dijo que tenía derecho a ‘anular la elección’. Pero el presidente Trump está equivocado”, dijo Pence. “No tenía derecho a anular la elección”.

Pence describe la insurrección del 6 de enero en términos muy diferentes a Trump

El exvicepresidente describió la insurrección del 6 de enero en el Capitolio de EE. UU. en términos muy diferentes a los que Trump y otros republicanos han usado en los últimos días.

En un mitin en Texas la semana pasada, Trump dijo que si vuelve a ser elegido presidente en 2024, considerará perdonar a quienes han sido procesados ​​por su papel en la insurrección.

Y este viernes, horas antes de que Pence hablara en Florida, el Comité Nacional Republicano aprobó una resolución que censura formalmente a los representantes republicanos Liz Cheney de Wyoming y Adam Kinzinger de Illinois por formar parte de un comité especial del Congreso que investiga los eventos del 6 de enero. La resolución se refirió a lo ocurrido ese día como “discurso político legítimo”.

Sin embargo, Pence reconoció que la insurrección mientras el Congreso se preparaba para contar los votos del Colegio Electoral de los estados marcó “un día oscuro en la historia del Capitolio de Estados Unidos”.

“Se perdieron vidas y muchos resultaron heridos, pero gracias a la valiente acción de la Policía del Capitolio y las fuerzas del orden público federales, se sofocó la violencia, se aseguró el Capitolio y volvimos a convocar al Congreso ese mismo día para terminar nuestro trabajo bajo la Constitución de Estados Unidos y las leyes de este país”, dijo Pence.

Mientras tanto, un exempleado de Pence está cooperando con la comisión de la Cámara que investiga la insurrección. CNN informó el mes pasado que Marc Short, jefe de gabinete de Pence, testificó discretamente ante la comisión selecta de la Cámara en respuesta a una citación en enero. La comisión ha considerado pedirle al propio Pence que testifique, informó CNN anteriormente.

Críticas a Biden

La ruptura de Pence con Trump se produjo al final de un discurso en el que se había centrado en gran medida en criticar la administración del presidente Joe Biden.

El exvicepresidente se atribuyó el mérito de las vacunas contra el coronavirus que se desarrollaron mientras Trump estaba en el cargo, afirmando que el esfuerzo por desarrollar y distribuir vacunas fue “un milagro médico”. Dijo que él mismo se había vacunado.

Pero dijo que Biden se equivocó al intentar ordenar la vacunación y también criticó a Biden por su plan, luego de una promesa de campaña de 2020, de designar a una mujer negra a la Corte Suprema para ocupar el puesto del juez liberal saliente Stephen Breyer. Dijo que Biden está eligiendo a un candidato para la corte “basándose ante todo en la raza y el género del candidato”.

“Si la izquierda radical no pone fin a su obsesión con la política de identidad, destrozará este país”, dijo Pence.

The-CNN-Wire
™ & © 2022 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up