Así es vivir en uno de los dormitorios sin ventanas de Charlie Munger

Nueva York (CNN) — Los controvertidos planes del multimillonario Charlie Munger de construir una enorme residencia universitaria sin ventanas en la Universidad de California en Santa Bárbara (UCSB) han hecho que muchos se pregunten: ¿cómo es posible?
La respuesta está en la Universidad de Michigan, donde la Residencia de Graduados Munger alberga a más de 600 estudiantes de posgrado en departamentos de 6 a 7 habitaciones. Y la mayoría de esas habitaciones individuales tampoco tienen ventanas.

La estudiante de posgrado en políticas públicas Luiza Macedo no vio el sol durante toda una semana cuando tuvo que aislarse en su habitación de la Residencia Munger debido a un susto de covid-19.

Un dormitorio sin ventanas en la Residencia Munger de Michigan.

“Ese fue probablemente el punto más bajo de mi experiencia aquí. Estar encerrada en mi dormitorio”, dijo Macedo. “Mucha gente se muestra incrédula de que esto estuviera sucediendo antes de que salieran todos estos artículos sobre la UCSB… como, ¿cómo es esto legal? ¿Cómo nos están haciendo esto?”.

El reverendo Jesse Jackson fue hospitalizado después de una caída en la Universidad de Howard

Muchos estudiantes utilizan lámparas de sol o luces nocturnas para crear una sensación artificial de día, los estudiantes dijeron a CNN Business que es casi imposible arreglárselas sin una.

Munger, de 97 años, es la mano derecha de Warren Buffett y un arquitecto aficionado. No tiene educación formal en el campo.

Se graduó de la Universidad de Michigan y destinó la mayor parte de su donación de US$ 110 millones para financiar su visión del dormitorio de US$ 185 millones. En su momento, en 2013, fue la mayor donación que había recibido la escuela. Michigan promocionó el edificio como una “comunidad de eruditos”, donde los estudiantes de posgrado de diferentes disciplinas interactúan constantemente entre sí en las zonas comunes, donde hay ventanas.

Sus controvertidos planes para el Munger Hall en la UCSB, un edificio de 11 pisos que ofrecería casi 4.500 camas sin ventanas para los estudiantes de posgrado, llevaron a un arquitecto consultor a renunciar en octubre. Munger donó US$ 200 millones a la UCSB para financiar los dormitorios, con la condición de que se siguieran sus diseños.

“Cuando un ignorante se va, lo considero una ventaja, no una desventaja”, dijo Munger sobre el arquitecto consultor en una entrevista con CNN Business este lunes. “Simplemente está equivocado”.

OPINIÓN | Cómo pueden los campus universitarios reabrir de manera segura

Munger dice que sus diseños crean experiencias positivas para los estudiantes.

“Estuve (en la Universidad de Michigan) el mes pasado, nunca se vio un grupo de estudiantes más feliz y tiene un diseño muy similar”, dijo Munger. “Así que todo lo que puedo decir es que llevo mucho tiempo haciendo esto y todavía no ha fallado ningún edificio”.

A diferencia de Michigan, las habitaciones de la UCSB tendrían ventanas artificiales destinadas a imitar los falsos ojos de buey de los cruceros de Disney.

“Fue un error por mi parte no poner estas ventanas artificiales en Michigan”, dijo Munger en una entrevista con CNN Business el lunes.

Macedo no pasa mucho tiempo en su habitación, que le cuesta unos US$ 1.000 al mes. En su lugar, estudia de cara a las ventanas del último piso, pero no es porque quiera colaborar con nadie.

“La salud mental supera con creces el deseo de que la gente colabore o el objetivo que sea”, dice Macedo. “Prefiero no tener depresión que colaborar con mis compañeros”.

Algunos estudiantes ya se acostumbraron a vivir sin ventana en su habitación.

“No estaba segura de cómo iba a ser vivir en un dormitorio sin ventana, pero para mí, al menos, no es realmente un gran problema”, dijo la estudiante de posgrado Sabrina Ivanenco. “Creo que una vez que sales de tu dormitorio, tienes un espacio habitable muy bonito”.

De hecho, el edificio tiene una calificación de 8,8 sobre 10 en veryapt.com. Los críticos elogian las comodidades, como las salas de estudio y el gimnasio. Y cada habitación tiene una cama tamaño matrimonial y su propio baño, con un espacio común que cuenta con una gran cocina, sala de estar, comedor y luz natural. Sin embargo, muchos también se quejan de la falta de ventanas.

Lindsay Stefanski, subdirectora de iniciativas académicas para graduados, dijo que Munger tiene múltiples eventos de creación de comunidad, como el yoga en la azotea, para fomentar el bienestar. La residencia universitaria se asoció con el departamento de orientación y psicología de la universidad para proporcionar lámparas SAD, que emulan a luz solar.

“La respuesta ha sido fenomenal”, dijo Stefanski. “Los estudiantes aprecian esas oportunidades de salir de sus silos y conectarse en esos espacios comunes más amplios”.

Universidad: el “estrés académico”, las ansiedades y los protocolos

La UCSB dijo en un comunicado el viernes que el proyecto y el diseño del edificio seguirán adelante según lo previsto.

Munger también diseñó una residencia universitaria en la Universidad de Stanford y una biblioteca con paredes desmontables en la escuela Harvard-Westlake de Los Ángeles. Pero no tiene planes de llevar sus diseños de dormitorios a otras universidades.

“No, no lo haré. Estoy dispuesto a morir en breve”, dijo. “Pero sí espero que este dormitorio sea copiado cuatro veces más en el campus de la UCSB y muchas más veces en los otros campus del sistema de la UC y espero que esto se extienda por todo el país. Es una trampa mejor”.

Louise Batta, estudiante de doctorado, no está de acuerdo. No era consciente de que su habitación no tendría ventanas: dijo que no había fotos en la página web y que, debido al covid, no pudo visitarla en persona previamente. Batta dijo que inmediatamente empezó a tener dolores de cabeza por los problemas de ventilación.

“Ha alterado por completo mi ritmo circadiano. Es difícil levantarme por la mañana para salir de la cama porque nunca sé qué hora es”, dijo Batta. “Sé que la gente bromea todo el tiempo sobre lo mala que es la situación de la vivienda, pero realmente ha tenido un impacto negativo en mi experiencia en la escuela de posgrado”.

Batta está intentando romper su contrato de alquiler.

“No he oído ningún pájaro desde que llegué aquí porque no tengo ventana. No puedo despertarme con los pájaros”, dijo Batta.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up