ANÁLISIS | China se aísla más mientras sus vecinos de Asia-Pacífico empiezan a convivir con el covid-19

Hong Kong (CNN) — Desde Australia hasta Corea del Sur y a lo largo de la región de Asia-Pacífico, los últimos bastiones del covid-19 están suavizando las restricciones y abriendo las fronteras mientras la región se prepara para convivir con el virus… excepto por una importante resistencia.

China, el país en el que se detectó por primera vez el covid-19 hace casi dos años, sigue decidida a eliminar el virus dentro de sus fronteras, y sus funcionarios no muestran signos de retroceso.

A pesar de haber vacunado a más del 75% de su población, China sigue con su estricta estrategia de cero covid, que incluye el cierre de fronteras, largas medidas de cuarentena para todas las llegadas internacionales y cierres locales cuando se produce un brote.

El martes, la ciudad noroccidental de Lanzhou, con una población de más de 4 millones de personas, entró en bloqueo después de que se notificaran allí seis nuevos casos diarios de covid-19. Hasta la fecha, Lanzhou ha registrado 68 casos vinculados al brote más reciente.

Y este enfoque parece que se mantendrá, al menos por ahora. Aunque algunos funcionarios sanitarios chinos han sugerido una relajación tentativa o parcial una vez que las tasas de vacunación alcancen el 85%, los analistas afirman que es poco probable que la mayoría de las restricciones se suavicen en los próximos 12 meses.

G20: líderes piden equidad en las vacunas y acciones por el clima 3:14

Sin embargo, en los países vecinos de China de la región Asia-Pacífico las cosas no podrían ser más diferentes.

A partir de este lunes, Corea del Sur comenzará a convivir con el virus a pesar de los miles de nuevos casos confirmados cada semana. Las nuevas medidas permitirán que hasta 10 personas se reúnan en encuentros privados en todo el país, mientras que la mayoría de los comercios podrán reabrir completamente al finalizar el toque de queda.

China analizará miles de muestras de sangre de Wuhan en la investigación sobre el origen del covid-19

Y en Tokio, la capital de Japón, se levantó el toque de queda para los bares y restaurantes a finales del mes pasado, a pesar de los cientos de nuevos casos que se producen cada día en todo el país.

Y no solo se están levantando las restricciones nacionales en la región.

Mientras que tanto Japón como Corea del Sur siguen manteniendo estrictos controles fronterizos, incluyendo cuarentenas para la mayoría de las llegadas internacionales, a partir de este lunes Tailandia acogerá a visitantes de 63 países, siempre que puedan demostrar que están totalmente vacunados y que hayan dado negativo en las pruebas de covid-19.

Y este lunes, Australia también comienza a reabrir parcialmente sus fronteras a los ciudadanos que estén totalmente vacunados, poniendo fin a un estricto régimen fronterizo que ha separado a las familias durante casi dos años.

Gran parte de esto se debe a las altas tasas de vacunación en general en toda la región de Asia-Pacífico. A pesar de un comienzo lento de sus despliegues, países como Australia, Japón, Corea del Sur y Singapur se encuentran ahora entre los más vacunados del mundo per cápita.

La vuelta a la “vida normal” de Corea del Sur

Corea del Sur fue uno de los primeros países en sufrir un brote importante de covid-19, con cientos de casos diarios ya en marzo de 2020.

Tuvo un éxito temprano al controlar las infecciones, al igual que muchos otros países de Asia-Pacífico. Mientras que Europa y Norteamérica sufrieron grandes brotes en 2020, naciones como Corea del Sur, China, Tailandia y Australia consiguieron mantener el virus en niveles manejables, o lo mantuvieron fuera durante largos periodos de tiempo.

Pero los brotes de la variante delta, altamente infecciosa, a mediados de 2021 han disparado los casos en toda la región y han llevado a casi todos los países a centrarse en la vacunación y la convivencia con el virus, en lugar de su eliminación.

“Con la variante delta, es casi imposible de erradicar”, dijo Zhengming Chen, profesor de epidemiología de la Universidad de Oxford. “La experiencia en Australia y Nueva Zelanda, lo intentaron con todas sus fuerzas, pero se llega a un punto en el que no se puede seguir con el bloqueo. Va a surgir una y otra vez”.

¿Qué pasaría si das positivo por covid-19 en vacaciones? 0:52

El viernes, con al menos el 73% de la población de Corea del Sur ya totalmente vacunada, el primer ministro Kim Boo-kyum dijo que era el momento de que el país “diera el primer paso para reanudar nuestra vida normal”.

Se ha levantado el toque de queda a las 10 de la noche en los negocios, incluidos los restaurantes y bares, mientras que las reuniones masivas de hasta 499 personas pueden tener lugar si todos están vacunados. Todos los estudiantes volverán a la escuela a partir del 22 de noviembre, según el ministerio de Educación.

La eliminación de las restricciones se produce a pesar del aumento de los casos de covid-19 en la última semana. Este domingo, Corea del Sur informó de 1.686 nuevas infecciones, lo que eleva el total a 366.386 desde que comenzó la pandemia. Hasta la fecha, 2.858 personas han muerto en ese país a causa de la enfermedad.

El primer ministro Kim dijo que no era el final de la lucha contra el covid-19, “sino un nuevo comienzo”. El ministro de Sanidad del país también advirtió que probablemente habría un aumento de las infecciones como consecuencia de la reapertura.

Otros países de la región están siguiendo su ejemplo, a pesar de los brotes locales del virus.

En la última semana, Tailandia informó de una media de casi 9.000 nuevos contagios de covid-19 al día, muy por encima de los meses en los que los casos eran de un solo dígito durante gran parte de 2020. A pesar de las altas tasas de infección, el país se está moviendo para reabrir a los viajeros internacionales en un intento de salvar su industria turística, que representó más del 11% de su PIB en 2019, según Reuters.

A partir de este lunes, los ciudadanos de decenas de países de “bajo riesgo”, como Australia, Alemania, Reino Unido y Estados Unidos, podrán viajar a Tailandia sin necesidad de pasar la cuarentena. En una declaración del 12 de octubre, el primer ministro tailandés, Prayut Chan-o-cha, dijo que el país no podía permitirse perder el período de vacaciones de diciembre. “Debemos actuar con rapidez, pero aún con cautela, y no perder la oportunidad de atraer a algunos de los viajeros de la temporada de vacaciones de fin de año y año nuevo”, dijo.

La decisión de Tailandia depende, al menos en parte, de las altas tasas de vacunación entre los turistas que llegan al país. En ese país, alrededor del 42% de la población ha recibido las dos dosis de vacunación a fecha de 28 de octubre.

ANÁLISIS | Un niño de cuatro años enfermo de covid-19 separado de sus padres pone de manifiesto el costo humano de la política covid cero de China

Para la región de Asia-Pacífico, la salida de la zona cero del virus es un experimento para ver si las poblaciones que antes apreciaban las bajas tasas de infección y una estrategia de eliminación pueden pasar con seguridad a vivir con el virus.

Los dos estados más grandes de Australia, Nueva Gales del Sur y Victoria, ya han abandonado la estrategia de eliminación, empezando a vivir con el virus una vez que más del 70% de la población adulta estaba totalmente vacunada.

Hasta ahora, las tasas de infección no han aumentado, y este lunes, las fronteras de Australia en determinados estados se reabrirán a los ciudadanos por primera vez.

Chen afirmó que, aunque es seguro que los casos aumentarán, la vacunación ha reducido sustancialmente la gravedad de covid-19 para muchos pacientes y ha dado a los países la oportunidad de reabrir.

“En algún momento hay que abrir, hay que permitir que los casos aumenten, pero de forma manejable”, dijo. “No se puede hacer un cierre permanente porque el virus está ahí circulando”.

China redobla su apuesta contra el covid-19

Sin embargo, China no da señales de relajar su enfoque de línea dura respecto al covid-19.

En la actualidad, las fronteras de China están cerradas en su mayor parte, con los viajes en avión muy reducidos y la prohibición de entrada a estudiantes y turistas extranjeros. Los ciudadanos chinos y algunos otros visitantes internacionales pueden entrar, pero deben permanecer en cuarentena durante al menos dos semanas.

En el interior del país, incluso un pequeño número de casos en una ciudad da lugar a cierres rápidos y generalizados.

Parte de la razón que explica la reticencia de China a reabrir sus fronteras es la proximidad de los Juegos Olímpicos de Invierno de Beijing 2022, que comenzarán en febrero. Después de ver el caos y los aplazamientos que marcaron el camino hacia los Juegos Olímpicos de Verano de Tokio 2020, es poco probable que el gobierno chino quiera que se repita.

Pero los Juegos Olímpicos de Invierno de 2022 no son el único acontecimiento importante del próximo año que entra en juego en la estrategia de Beijing, según Steven Tsang, director del Instituto de China de SOAS. En noviembre, el Partido Comunista Chino celebrará su 20º Congreso, una reunión masiva de la cúpula del país que se celebra dos veces por década y en la que se espera que el presidente Xi Jinping consolide un tercer mandato.

Tsang dijo que Xi no quería ninguna señal de que el virus estaba fuera de control dentro del país antes de acudir al Congreso en noviembre. “¿Cómo puede parecer que Xi Jinping no ha vencido al virus?”, dijo. “Xi ha estado diciendo que el sistema chino es superior”.

Las ambiciones políticas de Xi son una de las razones por las que las estrictas medidas del país se alargan, dijo Tsang, sin importar el daño que puedan estar haciendo a lugares como Hong Kong, el centro financiero mundial donde las estrictas normas de viaje están resultando extremadamente impopulares, especialmente entre la fuerza de trabajo expatriada de la ciudad.

“Como centro financiero global necesita tener un sistema de entrada mucho más fácil de usar, pero la visión china, la visión de Xi, de Hong Kong es que es un centro financiero global para China”, dijo.

Chen, de la Universidad de Oxford, dijo que también era posible que hubiera incertidumbre sobre la eficacia de las vacunas desarrolladas en China entre los dirigentes del país. Una de las vacunas más utilizadas, Sinovac, ha demostrado tener niveles de eficacia mucho más bajos en los ensayos internacionales que las vacunas de ARNm, incluidas las de Pfizer y Moderna.

Niebla mental, consecuencia del covid-19 según estudio 1:56

Además, dijo que no se hicieron muchos ensayos en personas mayores, lo que podría dejarlas vulnerables en caso de un brote.

Se han producido algunas grietas en el apoyo uniforme a la estrategia de eliminación de China. Gao Fu, director del Centro de Control y Prevención de Enfermedades de China, dijo en octubre que una vez que el país hubiera vacunado completamente al 85% de su población, quizás a principios de 2022, sería seguro relajar las restricciones.

“¿Por qué no deberíamos abrirnos?”, dijo, según el diario estatal China Daily.

Chen dijo que es probable que China esté pendiente de lo que ocurre en el resto de la región antes de decidir qué hacer con sus propias fronteras. Si hay pocos brotes importantes en las naciones de Asia-Pacífico que conviven con covid, entonces quizá Beijing considere una apertura más temprana, dijo.

“Eso da a China cierta confianza para relajarse”, dijo.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up