ANÁLISIS: Biden convierte a la devastación causada por el huracán Ida en una razón para impulsar sus proyectos de ley más ambiciosos

(CNN) — El presidente Joe Biden tiene un nuevo y contundente argumento para impulsar su ambiciosa agenda interna, la cual podría definir su lugar en la historia.

Está aprovechando la destrucción causada por el huracán Ida y sus remanentes para impulsar proyectos de ley de infraestructuras y de gastos, que incluyen fondos para luchar contra la crisis climática –y que que podrían cimentar su legado– y que se encuentran en el filo de la navaja en el Capitolio.

El presidente Biden recibió un informe de los líderes locales sobre los impactos del huracán Ida

Los viajes de los presidentes a las zonas afectadas por catástrofes suelen estar marcados por rituales familiares, en los que ofrecen un hombro consolador a las víctimas y las fotografías les muestran al mando mientras prometen apoyo y dinero de ayuda gubernamental a los políticos locales. Biden hizo todo eso en Nueva York y Nueva Jersey el martes: su gobierno ha pedido al Congreso US$ 24.000 millones en ayuda para las víctimas de Ida y otros desastres meteorológicos y tormentas recientes. Y paseó por las calles llenas de montones de escombros de la tormenta, que azotó la costa del Golfo la semana pasada y trazó una ruta destructiva a través del país antes de anegar el noreste.

“Gracias a Dios que están a salvo”, dijo Biden a una familia cuya casa quedó destruida por un incendio provocado por las inundaciones en Nueva Jersey.

Pero el presidente también adoptó un tono más abiertamente político de lo que cabría esperar en este tipo de visitas, vinculando específicamente el poder despiadado de Ida con la crisis climática, y argumentando que las casas destrozadas servían para justificar sus proyectos de ley.

Su estrategia podría introducir una nueva urgencia en las medidas que todavía se enfrentan a un camino traicionero en el Capitolio. Pero la concentración específica en las medidas climáticas también podría ahondar en las preocupaciones de senadores moderados clave, como el demócrata de Virginia Occidental Joe Manchin, cuyos votos son vitales para aprobar la ambiciosa agenda de Biden. Y seguramente llevarán a los medios de comunicación conservadores a acusar al presidente de politizar a las víctimas de la tormenta.

El lanzamiento se produjo mientras Biden intenta restablecer su autoridad tras un agosto accidentado, marcado por las críticas a su caótica retirada de Afganistán y la lucha por contener el resurgimiento de la pandemia de coronavirus.

“Tenemos que escuchar a los científicos, y a los economistas, y a los expertos en seguridad nacional. Todos ellos nos dicen que esto es un código rojo”, dijo Biden en el barrio de Queens (Nueva York), afectado por graves inundaciones. Al menos 52 personas murieron en el noreste del país a causa de Ida, que arrojó lluvias récord en partes de Nueva York, Pensilvania, Connecticut y Nueva Jersey, después de haber llegado a las costas de Luisiana.

Las empresas superpoderosas que apoyan a Biden contra el cambio climático 7:16

“La nación y el mundo están en peligro. No es una hipérbole, es un hecho”, dijo Biden. “Nos han estado advirtiendo que el clima extremo se volvería más extremo durante la década, y lo estamos viviendo en tiempo real ahora”.

Dos proyectos de ley vitales para el legado de Biden

El presidente se refirió específicamente a su acuerdo bipartidista sobre infraestructuras de US$ 1,2 billones con los republicanos, que, según dijo, reparará los puentes amenazados por el aumento del nivel del agua. También impulsó su proyecto de gasto de US$ 3,5 billones, que incluye miles de millones de dólares en financiación para reducir las emisiones de carbono, energía limpia, mejora de las redes eléctricas y transporte ecológico, incluyendo una red de estaciones de recarga de vehículos eléctricos. Modificando su mantra de “reconstruir mejor” de la campaña de 2020, Biden dijo que el país necesitaba ahora reconstruir de una nueva manera para estar a prueba de futuro contra el cambio climático.

Tradicionalmente, los líderes de los partidos políticos de las naciones occidentales que se han comprometido a luchar contra el cambio climático han tenido dificultades para comunicar la urgencia de la tarea de gastar miles de millones de dólares para hacer frente a lo que a veces ha sido una vaga amenaza futura. Esto ha dado pie a que los escépticos conservadores del cambio climático argumenten en contra de los grandes gastos para reducir las emisiones de carbono que causan el calentamiento global.

Pero Biden siempre ha presentado sus planes sobre el clima no como una cruzada medioambiental, sino como un programa de empleo masivo, prometiendo la creación de una economía de nueva generación que superará el empleo actual y la pérdida de puestos de trabajo en las industrias que emiten mucho carbono. Y ahora, ha endurecido su retórica destacando una racha de tormentas, inundaciones, incendios forestales y sequías para argumentar que los efectos del cambio climático se están produciendo en tiempo real en todo EE.UU. y deben ser enfrentados con una acción inmediata.

Los retos de Biden en su agenda climática 0:27

“No tenemos más tiempo”, afirmó Biden.

“No podemos dar marcha atrás mucho, pero podemos evitar que empeore”, dijo el martes, describiendo el calentamiento del planeta como “una crisis de todos”.

Advertencia de huracanes de categoría 6

Junto con los cambios radicales para hacer que la economía sea más equitativa para los trabajadores estadounidenses y para ampliar la red de seguridad social, el cambio climático es una gran prioridad para la administración Biden.

En el plan de gastos de US$ 3,5 billones para la crisis climática se incluyen miles de millones de dólares que, de otro modo, podrían haberse incluido en proyectos de ley separados sobre el clima. Esta estrategia está diseñada para aprobar los programas con un dispositivo parlamentario conocido como reconciliación, que puede utilizarse para medidas presupuestarias y puede evitar las tácticas de bloqueo por parte de los republicanos del Senado.

El clima es también una piedra angular de la ambición de Biden de restaurar el liderazgo de EE.UU. en la escena mundial después de que el expresidente Donald Trump se distanciara de los aliados de EE.UU., así como ayudar a rehabilitar su propia imagen después de la caótica salida de Afganistán.

Biden apuesta por los autos eléctricos para el 2030 1:13

El presidente se reincorporó al acuerdo climático de París del que se retiró su predecesor y el martes anunció que daría un importante paso simbólico al viajar a la Conferencia del Clima de la ONU en Escocia en noviembre. Para dar credibilidad a su oferta de liderazgo global y presionar a otras potencias mundiales para que tomen medidas económicamente dolorosas para enfriar un planeta que se calienta, Biden espera blandir una serie de nuevas medidas climáticas recién aprobadas por el Congreso. Los proyectos de ley son también cruciales para el compromiso de Estados Unidos de reducir las emisiones de gases de efecto invernadero en un 50-52% respecto a los niveles de 2005.

“Tenemos que movernos, y tenemos que mover al resto del mundo. No se trata solo de Estados Unidos”, indicó Biden.
Puede que el presidente esté aplicando una estrategia política dura al aprovechar las catástrofes meteorológicas. Pero está en un terreno científico sólido. Los expertos llevan tiempo advirtiendo de que los huracanes superintensos y otras catástrofes meteorológicas ofrecen un devastador anticipo del futuro.

“No es una coincidencia que los huracanes más intensos y destructivos de los que se tiene constancia en el hemisferio norte, en el hemisferio sur, en el Atlántico y en el Pacífico se hayan producido en la última década debido a las temperaturas récord de los océanos, cantidades récord de calor que alimentan estas tormentas cada vez más fuertes y destructivas”, explicó el martes Michael Mann, director del Centro de Ciencias del Sistema Terrestre de la Universidad Estatal de Pensilvania, a Ana Cabrera de CNN. “Estamos empezando a hablar ahora de tormentas cualitativamente diferentes de todo lo que hemos visto antes, en las que tendremos que introducir una categoría 6 para describir el potencial destructivo de las tormentas”.

Biden confía en el respaldo de Manchin

Biden hizo su agresivo llamamiento a la acción climática flanqueado por el senador neoyorquino Chuck Schumer, líder de la mayoría del Senado de EE.UU., que desempeñará un papel fundamental en el intento de que el proyecto de gasto supere la línea de meta.

¿Cómo Biden planea enfrentar el cambio climático? 1:47

Sin embargo, el entusiasmo con el que destaca los aspectos climáticos del proyecto de ley no está exento de riesgos políticos. Enmarcar la propuesta de gasto como parte de un amplio paquete climático complacerá a los progresistas que exigen la aprobación del proyecto de ley como precio para apoyar el paquete de infraestructuras en la Cámara. Pero podría llevar al presidente a una colisión con Manchin, que la semana pasada amenazó con desbaratar toda la agenda doméstica de Biden al pedir que se frene el paquete de gastos y cuestionar su tamaño.

Manchin votó a favor de un primer marco para el proyecto de gastos, que también incluye miles de millones de dólares en fondos para la asistencia sanitaria, la atención infantil y otros programas sociales el mes pasado en el Senado. No mencionó el calentamiento global en un artículo de opinión del Wall Street Journal la semana pasada en el que expresaba sus reservas, centrándose en cambio en el aumento de la inflación.

Pero el demócrata moderado ha sido durante mucho tiempo un abierto defensor de la industria del carbón en su estado natal y advirtió a principios de este año que le preocupaban las disposiciones que consideraba destinadas a eliminar la industria de los combustibles fósiles.

Dado el empate a 50 en el Senado, no hay manera de que el proyecto de ley de gastos pueda ser aprobado sin el voto de Manchin. El senador de Virginia Occidental no es el único demócrata moderado que podría sentirse incómodo por una estrategia climática que podría hacer juego con los planes republicanos de denunciar el proyecto de ley como un enorme gasto.

Biden, sin embargo, expresó su confianza en el respaldo de Manchin el martes por la noche, diciendo: “Joe, al final, siempre ha estado ahí”.

José Gonzales: pandemia y clima, las prioridades de Biden 1:20

Pero la presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, tuvo una aguda réplica para el senador de Virginia Occidental, que ganó la reelección en 2018 en un estado que ganó en dos ocasiones con holgura el expresidente Donald Trump, y sin el cual los demócratas estarían en minoría en la otra cámara.

“Obviamente, no estoy de acuerdo”, dijo Pelosi a CNN cuando le preguntaron por el llamamiento de Manchin para que el Congreso frene el proyecto de ley de presupuestos.

“La cifra es la que es, 3,5 (billones de dólares), no podemos pasar de ahí”, comentó Pelosi. Preguntada por si bajaría de la cifra que ha hecho reflexionar a Manchin, la presidenta respondió: “¿Por qué?”

Este mes se perfila como fatídico para la agenda de Biden. Si el presidente consigue convertir en ley tanto la ley de infraestructuras como el proyecto de gasto, podrá presumir de tener una de las presidencias demócratas más significativas de los tiempos modernos. Si no lo consigue, hay pocas probabilidades de que llegue a las elecciones de mitad de mandato de 2022 con un historial legislativo importante sobre el que presentarse. Y la posibilidad de una Cámara dirigida por los republicanos a partir de 2023 podría significar que la actual ventana de poder demócrata es estrecha.

Esa dura realidad, por no hablar del estado del planeta, ayuda a explicar la nota de urgencia casi apocalíptica evidente en la voz de Biden el martes.

“Creo que estamos en uno de esos puntos de inflexión en los que, o actuamos, o tendremos verdaderos problemas. Nuestros hijos van a tener verdaderos problemas”, afirmó.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up