Los científicos dicen que este gas invisible podría sellar nuestro destino en el cambio climático

(CNN) — Reducir drásticamente las emisiones de dióxido de carbono es fundamental para poner fin a la crisis climática. Pero, por primera vez, el informe de la ONU sobre el cambio climático hizo énfasis en la necesidad de controlar a un culpable más insidioso: el metano, un gas invisible e inodoro con un poder de calentamiento a corto plazo que es más de 80 veces superior que el del dióxido de carbono.

Según el Grupo Intergubernamental de Expertos sobre el Cambio Climático de la ONU, la concentración de metano en la atmósfera es más alta ahora que en cualquier otro momento en al menos 800.000 años.

¿Qué hacer para limitar los efectos del cambio climático? Expertos ponen el foco en las acciones de los gobiernos

En momentos en que la Tierra se acerca rápidamente al umbral de 1,5 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales, los científicos dicen que las emisiones de metano tienen que reducirse rápido. Charles Koven, autor principal del informe del IPCC, dijo que esto se debe al increíble poder del metano para calentar el planeta.

“La forma más rápida en la que podríamos mitigar parte del cambio climático que ya estamos viendo en el corto plazo es reduciendo el metano”, dijo Koven a CNN. “Si redujéramos las emisiones de metano, actuaría para compensar una de estas fuentes de calentamiento”.

La perilla más fácil

Si el mundo dejara de emitir dióxido de carbono mañana, dijo Koven, las temperaturas globales no comenzarían a enfriarse hasta dentro de muchos años por el tiempo que permanece el gas en la atmósfera. Reducir el metano es la perilla más fácil de girar para cambiar la trayectoria de la temperatura global en los próximos 10 años, dijo.

El metano, el componente principal del gas natural que usamos para nuestras cocinas y para calentar nuestros hogares, puede producirse en la naturaleza cuando erupcionan volcanes y cuando se descompone la materia vegetal. Pero también se bombea a la atmósfera en cantidades mucho mayores por los vertederos, la ganadería y la industria del petróleo y el gas.

5 claves de la crisis climática en el informe de la ONU 1:40

El gas natural ha sido aclamado como un “combustible puente” que llevaría a Estados Unidos a hacer la transición a la energía renovable porque es más eficiente que el carbón y emite menos dióxido de carbono cuando se quema. Un factor importante para la industria es que hay suministro abundante de gas natural en todo el mundo y es menos costoso extraerlo del suelo.

Pero los defensores de este nuevo gas “más limpio” pasaron por alto una amenaza peligrosa: que podría filtrarse a la atmósfera sin quemarse y provocar un calentamiento importante.

Las fugas de metano

El metano puede filtrarse de los pozos de petróleo y gas natural, las tuberías de gas natural y los equipos que hacen el procesamiento. Según datos de la Administración de Información de Energía de Estados Unidos, el país tiene miles de pozos activos para el gas natural, millones de pozos de petróleo y gas abandonados, más de 3,2 millones de km de conductos de gas natural y varias refinerías que procesan el gas.

Uno de cada tres estadounidenses vive en un condado con operaciones de petróleo y gas, lo que presenta riesgos para el clima y la salud pública, según un informe del Fondo de Defensa Ambiental.

Hasta hace poco era difícil rastrear la ubicación y la magnitud de las fugas de metano. Ahora, las cámaras infrarrojas y los satélites avanzados pueden estimar las emisiones de metano en todo el mundo. Esto da a los científicos y reguladores una idea del gas que se libera de las instalaciones.

Los climatólogos de la NASA y la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica le dijeron anteriormente a CNN que los cambios perniciosos en el sistema climático se intensificarán a menos que las personas dejen de usar combustibles que queman y liberan gases de efecto invernadero como el metano.

“En el caso del dióxido de carbono, siempre hemos sabido acerca de las plantas de energía y las chimeneas y cosas así. Pero en el caso del metano, hasta hace pocos años no entendíamos qué tanta influencia han tenido realmente una pequeña cantidad de grandes fuentes”, dijo a CNN Robert Jackson, profesor de Ciencias Ambientales en la Universidad de Stanford. “No entendíamos qué tan larga era la cola y qué tan importantes eran los superemisores para reducir las emisiones”.

La última evaluación del IPCC destaca que los científicos ahora comprenden mejor cuánto metano liberan las actividades humanas como la agricultura y la industria de los combustibles fósiles, y cuánto contribuye a la crisis climática.

En todo el mundo, los combustibles fósiles, la agricultura y la minería del carbón están haciendo que aumenten de manera drástica las emisiones de metano. No obstante, la producción y las fuentes varían según la región. En América del Norte, la mayoría —14% de las emisiones totales de metano— provienen de la producción de petróleo y gas, seguidas de la ganadería, que es responsable de un 10%. En China, la minería del carbón es el principal impulsor de metano: contribuye con un 24% a las emisiones totales.

Aunque la agricultura es una fuente importante de metano, Jackson dijo que las emisiones de la producción agraria y de alimentos serían más difíciles de abordar.

“Solo hay ciertas cosas que podemos hacer con el ganado”, dijo Jackson. “Podemos pedirle a la gente que deje de comer carne de res o podemos intentar darle aditivos alimentarios al ganado para cambiar los microbios en la química de sus intestinos. Pero eso no es fácil de hacer en miles de millones de reses en todo el mundo”.

El peso de la industria del petróleo y el gas

La Agencia Internacional de Energía estima que la industria del petróleo y el gas en todo el mundo puede reducir el metano en un 75% utilizando tecnología que ya está disponible. También estima que un 40% de las emisiones podrían reducirse sin costos adicionales, ya que el gas natural capturado podría venderse.

Emisiones de metano, en su nivel más alto en la historia 1:21

Activistas climáticos como Lisa DeVille, miembro de Mandan, Hidatsa y Arikara Nation, están instando a los responsables políticos a que realicen reducciones estrictas de metano. El campo petrolífero de Bakken en Dakota del Norte rodea la reserva indígena de Fort Berthold, donde vive DeVille, con cerca de 1.000 pozos de petróleo y gas. En 2016, los científicos descubrieron que tenían una fuga de 275.000 toneladas de metano por año.

“Esto significa que la tierra que es parte de mi identidad como mujer indígena se ha convertido en una zona industrial llena de contaminación”, dijo DeVille. “Esto es inaceptable.”

Como cofundadora del grupo Fort Berthold Protectors of Water and Earth Rights, DeVille está apuntando a las regulaciones ambientales de frente. En 2018, la organización demandó con éxito a la Oficina de Administración de Tierras de la administración Trump por haber dado marcha atrás con una norma fundamental para la prevención de desechos de metano.

Las temperaturas globales ahora están 1,1 grados Celsius por encima de los niveles preindustriales, según el informe, y el planeta ya está viendo el impacto en la forma de incendios extremos, inundaciones graves, sequías implacables y olas de calor mortales.

El informe del IPCC deja claro que detener las emisiones de metano es clave para retardar el umbral de los 1,5 grados. Los científicos dicen que los líderes mundiales deben actuar de inmediato para abordar todas las emisiones de gases de efecto invernadero, y no solo el dióxido de carbono.

China: emisiones de CO2 en máximos históricos 0:32

¿Qué hará Estados Unidos para reducir las emisiones de metano?

Rick Duke, director sénior y enlace de la Casa Blanca para John Kerry, enviado especial para el clima del presidente Biden, dijo a CNN en una llamada de prensa que reducir el metano y las fugas de metano es una prioridad principal para la administración de Biden.

“Ya ha habido un esfuerzo increíble, en gran medida entre bastidores, para prepararse para avanzar más rápido y de manera más integral para recortar el metano a nivel nacional, al mismo tiempo que estamos abordando esto como un imperativo diplomático”, dijo Duke.

La presión ya está en aumento. En junio, DeVille discutió los problemas tribales con el administrador de la Agencia de Protección Ambiental, Michael Regan, particularmente la necesidad de una reducción drástica de las emisiones de metano y la transición a la energía limpia de manera rápida y equitativa.

“Lo que hagamos en los próximos años determinará qué tipo de mundo tenemos, qué tipo de mundo dejamos para nuestros hijos”, dijo DeVille, quien ahora busca reunirse con la secretaria del Interior, Deb Haaland, para discutir temas similares. “Debemos cambiar rápidamente hacia energías limpias, detener la contaminación por carbono de los combustibles fósiles y luego las fugas de metano”.

Drew Kann y John Keefe de CNN contribuyeron a este informe.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up