El cometa más grande descubierto hasta ahora se aproximará lo suficiente a nosotros para ser visible

(CNN) — Los astrónomos descubrieron el cometa más grande hasta ahora, y es unas mil veces más gigantesco que otros.

El cometa Bernardinelli-Bernstein —llamado así porque lo descubrieron el estudiante de posgrado del departamento de Física y Astronomía de la Universidad de Pensilvania, Pedro Bernardinelli, y el profesor Gary Bernstein— tiene entre 62 y 124 millas (100 y 200 kilómetros) de diámetro. El equipo anunció el descubrimiento en junio.

Este inusual cometa hará su mayor aproximación a nuestro Sol en 2031, pero es probable que se necesite un gran telescopio amateur para verlo.

Calendario de eventos astronómicos 2021: eclipses, lluvias de meteoros y más en lo que resta de este año

El cometa gigante, también conocido como C/2014 UN271, proviene de las afueras de nuestro sistema solar y lleva millones de años dirigiéndose hacia nuestro Sol. También es el cometa más lejano que se ha descubierto en su viaje de aproximación, lo que dará a los científicos la oportunidad de observarlo y estudiarlo durante años.

El cometa Bernardinelli-Bernstein fue encontrado en seis años de datos recogidos por la Cámara de Energía Oscura, que se encuentra en el Telescopio Víctor M. Blanco de 4 metros del Observatorio Interamericano de Cerro Tololo, en Chile. Los datos que recoge esta cámara alimentan ‘The Dark Energy Survey’, una colaboración de más de 400 científicos de siete países y 25 instituciones.

La cámara, también conocida como DECam, está ayudando a cartografiar 300 millones de galaxias en el cielo nocturno, pero también capta destellos de cometas y objetos transneptuanos, o cuerpos celestes helados que residen en las afueras del sistema solar, más allá de la órbita de Neptuno.

¿Cómo descubrieron el cometa?

Bernardinelli y Bernstein utilizaron algoritmos del Centro Nacional de Aplicaciones de Supercomputación de la Universidad de Illinois en Urbana-Champaign para identificar objetos transneptunianos. Durante su trabajo, los astrónomos rastrearon 32 detecciones de un objeto.

Los cometas son reliquias heladas que fueron expulsadas del sistema solar cuando se formaron los planetas gigantes y pasaron a tener su configuración actual. Cuando los cometas se acercan a nuestro Sol durante sus órbitas, sus hielos se evaporan, creando su característica apariencia.

Los cometas incluyen un núcleo, o la “bola de nieve sucia” sólida en su centro. Las comas son las nubes gaseosas que se forman alrededor del núcleo al evaporarse los hielos del cometa. El gas y el polvo que se evaporan también son empujados detrás del cometa, creando dos colas iluminadas por la luz solar. Estas colas pueden tener cientos o incluso millones de kilómetros de longitud.

Las imágenes del objeto tomadas entre 2014 y 2018 no mostraban una cola cometaria. Pero en los últimos tres años, al objeto le creció una cola, lo que lo convierte oficialmente en el cometa Bernardinelli-Bernstein.

Conoce el Chankillo, el observatorio astronómico de Perú 0:42

La confirmación del cometa

Las observaciones realizadas con la red de telescopios del Observatorio de Las Cumbres en todo el mundo ayudaron a confirmar el estado del cometa activo.

“Como somos un equipo con sede en todo el mundo, dio la casualidad de que era mi tarde, mientras los demás dormían. La primera imagen tenía el cometa oculto por una racha de satélites, y mi corazón se derrumbó.

“Pero luego las otras imágenes eran lo suficientemente claras y, caramba, ahí estaba, definitivamente un pequeño y hermoso punto borroso, ¡no tan nítido como sus estrellas vecinas!”, dijo Michele Bannister, astrónoma de la Universidad de Canterbury en Nueva Zelanda, en un comunicado.

El viaje del cometa comenzó a más de 3,7 billones de millas (6 billones de kilómetros) de distancia del Sol, o 40.000 unidades astronómicas. La distancia entre la Tierra y el Sol es de una unidad astronómica. Como referencia, Plutón está a 39 unidades astronómicas del Sol.

Ayudará a revelar misterios de la Nube de Oort

El cometa procede de la Nube de Oort, un grupo aislado de objetos helados que están más alejados que cualquier otra cosa de nuestro sistema solar. Los científicos creen que los cometas proceden de ahí, pero nunca han observado un objeto dentro de la Nube de Oort.

La Nube de Oort se encuentra a una distancia de entre 2.000 y 100.000 unidades astronómicas del Sol. Con el tiempo, naves espaciales de la NASA como las Voyager 1 y 2, así como la New Horizons, llegarán a la Nube de Oort. Pero, para cuando lo hagan, sus fuentes de energía habrán muerto siglos atrás.

El cometa Bernardinelli-Bernstein se encuentra actualmente a unos 1.800 millones de millas (3.000 millones de kilómetros), más o menos la distancia de Urano al Sol, y en su punto más cercano, en 2031, estará a un poco más de la distancia de Saturno al sol.

“Tenemos el privilegio de haber descubierto quizás el cometa más grande jamás visto —o al menos más grande que cualquier otro bien estudiado— y de haberlo captado con la suficiente antelación para que la gente pueda observar su evolución a medida que se acerca y se calienta”, dijo Bernstein en un comunicado. “No ha visitado los planetas en más de 3 millones de años”.

Esta inusual oportunidad de estudiar un cometa que se aproxima permitirá a los astrónomos comprender mejor el origen y la composición del cometa. Puede ser uno de los muchos cometas gigantes que se originan en la Nube de Oort.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up