Pediatra afirma que la inflamación del corazón en menores se asemeja a un ataque cardíaco

(CNN) — Todos los adolescentes parecían estar sufriendo un ataque al corazón.
Se quejaban de dolor en el pecho y malestar general, y las pruebas parecían al principio como si estuvieran sufriendo un infarto agudo de miocardio, o un ataque al corazón.

Pero no era así. En cambio, los siete jóvenes de entre 14 y 19 años sufrían un tipo de inflamación cardíaca muy poco frecuente. Se trata de un tipo que los expertos en salud pública están empezando a relacionar con las vacunas contra el covid-19.

Pfizer: Vacuna no es única medida para contener covid-19 6:15

«Afortunadamente, ninguno de nuestros pacientes estaba en estado crítico y todos ellos respondieron muy rápidamente al tratamiento», dijo el jueves la Dra. Judith Guzmán-Cottrill, de la Universidad de Ciencias y Salud de Oregon, en una reunión del Comité Nacional Consultivo de Vacunas (NVAC, por sus siglas en inglés).

Aunque todos los jóvenes pacientes fueron hospitalizados para monitorear sus síntomas cardíacos, se recuperaron rápidamente.

Guzmán-Cottrill dijo que cree que la inflamación del corazón, llamada miocarditis, podría ser el resultado de una reacción muy rara a la vacuna contra el covid-19. Los siete pacientes habían sido vacunados recientemente, y ninguno tenía indicios de una infección reciente por coronavirus.

ANÁLISIS | ¿Cuán preocupado deberías estar por la variante delta del covid-19?

Los niños y los adolescentes parecen tener reacciones inmediatas más fuertes a la vacuna que los adultos, señaló. Estas reacciones, de las que se ha informado ampliamente, incluyen fiebre, malestar y dolor de cabeza. La inflamación del corazón puede ser una manifestación más extrema de esta respuesta, dijo Guzmán-Cottrill.

«Me pregunto si la miocarditis es en realidad un acontecimiento adverso adicional poco frecuente relacionado con la reactogenicidad y/o inmunogenicidad sistémica y estos pacientes más jóvenes tienden a tener más reactogenicidad en comparación con las poblaciones de más edad, y una reactogenicidad más grave», dijo en la reunión del NVAC.

El NVAC asesora al Departamento de Salud y Servicios Humanos de EE.UU. y pidió a Guzmán-Cottrill que describiera los hallazgos que publicó el 1 de junio en la revista Pediatrics.

Los siete jóvenes tenían dolor en el pecho, fiebre y otros síntomas, y los resultados de las pruebas se parecían a los que se observan en personas que sufren infartos agudos de miocardio, el término técnico para referirse a un ataque al corazón. Pero ninguno de los adolescentes estaba sufriendo un infarto.

Todos los pacientes mejoraron en pocos días. Se probaron diferentes tratamientos, como aspirina, ibuprofeno y esteroides.

«Todavía no sabemos al día de hoy cuál es la terapia óptima», dijo Guzmán-Cottrill.

Médicos de Virginia y Texas informaron el miércoles que encontraron resultados similares en una serie de casos de siete hombres de entre 19 y 39 años, que también presentaban síntomas alarmantes, como dolor en el pecho. Se les diagnosticó miocarditis, y fueron tratados y dados de alta, informaron los médicos en la revista Circulation.

Otro grupo de asesores en materia de vacunas, el Comité Asesor sobre Prácticas de Inmunización (ACIP, por sus siglas en inglés) de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, por sus siglas en inglés) tenía previsto reunirse este viernes para debatir si la miocarditis podría estar claramente relacionada con las vacunas. Esa reunión se ha reprogramado para la semana que viene debido a la festividad federal del 19 de junio.

La Administración de Medicamentos y Alimentos de EE.UU. (FDA, por sus siglas en inglés) está considerando el posible riesgo de miocarditis mientras decide qué aconsejar a las empresas que quieren pedir autorización para utilizar las vacunas en niños menores de 12 años. La FDA ha señalado que se querrán datos adicionales de seguridad para los menores, sobre todo teniendo en cuenta que es menos probable que el virus cause enfermedades graves y la muerte en los niños que en los adultos.

Vacuna de Moderna llegará a niños desde 5 años 0:47

Guzmán-Cottrill dice que es importante que los pediatras y los padres sean conscientes de los síntomas, pero dijo que los datos de los CDC indican que de los millones de jóvenes que han sido vacunados, se han producido muy pocos casos de miocarditis. «Eso me tranquiliza mucho», dijo.

La directora de los CDC, la Dra. Rochelle Walensky, dijo que su agencia está atenta a los casos, pero que están descubriendo que son inusuales.

«Estos casos son raros, y la gran mayoría se han resuelto completamente con reposo y cuidados de apoyo», dijo en la sesión informativa sobre covid-19 de la Casa Blanca el jueves. La agencia está preparando un informe para la reunión del ACIP de la próxima semana.

«Los CDC presentarán detalles sobre más de 300 casos confirmados de miocarditis y pericarditis notificados a los CDC y a la FDA entre los más de 20 millones de adolescentes y adultos jóvenes vacunados en Estados Unidos», dijo.

La gran pregunta es si el riesgo de miocarditis puede estar relacionado con las vacunas y, en caso afirmativo, si el riesgo para los niños y jóvenes es mayor que el de contraer el virus.

Los CDC han instado a los médicos a considerar el riesgo de miocarditis y de una afección similar llamada pericarditis si los niños o adolescentes se presentan con síntomas cardíacos.

«Considere la posibilidad de padecer miocarditis y pericarditis en adolescentes o adultos jóvenes con dolor torácico agudo, falta de aire o palpitaciones. En esta población más joven, es menos probable que los eventos coronarios sean una fuente de estos síntomas», aconseja. Y los médicos deben preguntar si se han vacunado recientemente.

Las vacunas de ARN mensajero contra el covid-19 y la inflamación del corazón: los CDC estudian si hay relación entre el antígeno y la afección

Pero Walensky señaló que no ha dudado en vacunar a sus propios hijos.

«Mis hijos recibieron la vacuna contra el covid-19 porque la vacunación es la mejor manera de proteger a nuestros adolescentes, jóvenes y adultos jóvenes del covid-19 y sus complicaciones», dijo Walensky en la sesión informativa.

«La vacuna contra el covid-19 salva vidas. El covid-19 ha provocado más de 320 muertes en niños menores de 18 años en Estados Unidos durante esta pandemia. Y las tasas de hospitalización entre los adolescentes que se enfermaron con covid-19 fueron de dos veces y media a tres veces más altas que durante una temporada típica de gripe», agregó.

«Además de prevenir las hospitalizaciones, la vacuna también reduce el riesgo de covid-19 y, por lo tanto, reduce el riesgo de MIS-C, una grave afección de inflamación multisistémica en los niños, que ha afectado a más de 4.000 niños en Estados Unidos durante la pandemia, incluidos 36 niños cuyas muertes fueron consecuencia de MIS-C».

Los CDC identifican un nuevo síndrome del covid-19 en adultos similar al MIS-C en niños

Aunque las autoridades están preocupadas por la complicación, las organizaciones que representan a los médicos han apoyado la vacunación de los menores.

«La Asociación Estadounidense del Corazón sigue instando a todos los adultos y niños mayores de 12 años en Estados Unidos a que reciban la vacuna contra el covid-19 tan pronto como puedan, tal como recomiendan los CDC», dijo ese grupo.

La asociación afirmó que el 81% de los primeros 270 pacientes menores de 30 años dados de alta tras sospechar que se trataba de una miocarditis relacionada con la vacuna contra el covid-19 se han recuperado completamente.

Los miembros del Comité Asesor de Vacunas y Productos Biológicos Relacionados de la FDA también señalaron los peligros del covid-19 para los niños.

«Creo que necesitamos estas vacunas cuanto antes en los niños», dijo el Dr. Mark Sawyer, profesor de Pediatría de la Facultad de Medicina de la Universidad de California en San Diego, durante una reunión del grupo la semana pasada.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up