La administración Biden cerrará algunos refugios de emergencia para niños migrantes no acompañados

(CNN) — La administración Biden se está preparando para cerrar algunos refugios de emergencia para niños migrantes no acompañados solo unas semanas después de considerar la expansión de uno de los sitios.

La medida se produce a raíz de testimonios de niños que arrojan luz sobre las malas condiciones en algunos de los sitios y que han abierto a la administración a las críticas de defensores y abogados de inmigración.

Durante la primavera, la administración de Biden levantó más de una docena de los llamados sitios de admisión de emergencia para aliviar el hacinamiento en las instalaciones fronterizas y dar cabida a un número récord de niños migrantes no acompañados.

Entre las más grandes se encuentra una instalación en Fort Bliss cerca de El Paso, Texas, que tiene una capacidad potencial de hasta 10.000 camas. Los abogados que visitaron anteriormente las instalaciones lo han comparado con un «almacenaje» de cientos de menores migrantes.

En las presentaciones judiciales presentadas la semana pasada, los niños generalmente informaron que se les permitía la recreación al aire libre durante «tan solo una hora diaria». También, que tenían poca o ninguna privacidad, dormían durante el día para pasar el tiempo y tenían llamadas limitadas con la familia.

Centro de convenciones albergará a menores migrantes 0:38

Los funcionarios discutieron anteriormente duplicar la población en Fort Bliss , de 5.000 a hasta 10.000 niños, lo que podría hacer que una situación ya de por sí difícil sea aún peor.

Ahora, el Departamento de Salud y Servicios Humanos, que está a cargo del cuidado de los niños migrantes, está sopesando cómo y cuándo cerrará Fort Bliss, entre otros sitios temporales, dijo a los periodistas el secretario, Xavier Becerra, el lunes.

Menores inmigrantes en centros fronterizos manifiestan tristeza y desesperación, denuncian abogados

Pero sobre esas decisiones se cierne la incertidumbre sobre cuántos niños no acompañados llegarán a la frontera entre Estados Unidos y México en las próximas semanas, después de que un aumento a principios de este año dejó a la administración Biden luchando y enfrentando el escrutinio de los medios sobre el manejo de la frontera.

Pedido de Biden y Harris

En mayo, la Patrulla Fronteriza encontró a 13.906 niños migrantes no acompañados a lo largo de la frontera sur de EE.UU., un poco menos que en abril y marzo, según los últimos datos disponibles de la Oficina de Aduanas y Protección de Fronteras.

El presidente Joe Biden y la vicepresidenta Kamala Harris ordenaron al secretario de Salud y Servicios Humanos (HHS, por sus siglas en inglés), que visitara el sitio de Fort Bliss, dijo el lunes el secretario de Seguridad Nacional, Alejandro Mayorkas, a Juan Carlos López de CNN.

Menores migrantes no acompañados saturan albergues de ICE 2:48

«El presidente y la vicepresidenta han ordenado a Xavier Becerra que se asegure de que las instalaciones del HHS que albergan a niños no acompañados cumplan con los más altos estándares de la ley federal», dijo Mayorkas.

La visita de Becerra a la región de El Paso, que se produjo inmediatamente después del viaje de Harris a la frontera entre Estados Unidos y México, el viernes, fue parte de una serie de visitas a las instalaciones del HHS, dijo a los periodistas el lunes, negándose a decir si se debió a informes de condiciones insatisfactorias.

«Esta visita de hoy fue para ver el progreso continuo que hemos logrado», dijo Becerra, y señaló que ha visitado Fort Bliss antes.

Inmigrantes detenidos en huelga de hambre por las malas condiciones en las instalaciones de ICE fueron alimentados a la fuerza, según un informe

«En cuanto a los informes o acusaciones de falta de atención o abuso, los manejamos de inmediato, siempre que recibimos los informes», dijo. «Nos ocupamos de cada uno a medida que vienen», añadió.

Actualmente hay 790 niños migrantes no acompañados en la instalación. Eso es menos que un máximo anterior de 4.400 niños. Hasta el domingo, había 14.233 niños bajo el cuidado del HHS, según datos del Gobierno.

El mayor estrés de los niños migrantes

Carlos Holguín, uno de los abogados que visitó los sitios de admisión, dijo en un expediente judicial que «el factor estresante que los niños reportaron con mayor frecuencia en Fort Bliss fue no saber cuánto tiempo permanecerían separados de sus seres queridos».

«Los niños con los que hablé parecían visiblemente angustiados al contar cómo se sentían al ver a más y más niños con los que habían llegado a Fort Bliss liberados. Se preguntaban si simplemente se habían caído por las grietas y habían sido olvidados», dijo en una declaración.

El HHS tiene una capacidad de camas autorizada de alrededor de 13.500 equipadas con una gran variedad de servicios, como educación y recreación, pero dadas las limitaciones de capacidad relacionadas con la pandemia, el Departamento ha tenido que depender de sitios temporales para alojar a los niños. A medida que disminuye el número de niños, el Departamento se basa cada vez más en su capacidad de camas autorizada e intenta aumentarla.

Hay más niños en camas con licencia que en sitios de admisión de emergencia, dijo Becerra el lunes.

EE.UU. comienza a vacunar a menores inmigrantes no acompañados

«Continuaremos reduciendo los sitios de admisión de emergencia ya que podemos acomodar a los niños que tenemos actualmente o proyectamos tener. Pero tenemos que tener un lugar donde puedan quedarse, porque todos estamos de acuerdo en que los centros de detención de adultos en [ Aduanas y Protección Fronteriza] no son el lugar para los niños y ciertamente no estamos interesados ​​en tener niños solos, sin saber dónde están «, dijo Becerra. Luego agregó que las fechas en que terminan los arrendamientos dictarán cuándo cierran los sitios en algunos casos.

Los sitios instalados en el Centro de Convenciones Kay Bailey Hutchison en Dallas y el Freeman Coliseum en San Antonio ya han cerrado .

Refugios de emergencia para niños migrantes

En general, las instalaciones emergentes tomaron la forma de refugios de emergencia, que ofrecían necesidades básicas pero no llegaban a brindar otros servicios, como educación y administración de casos, a los cientos de niños alojados en los sitios.

Las condiciones en los sitios de toma de emergencia pueden variar, y cambiar regularmente, pero en algunos casos, el rápido ritmo al que se establecieron contribuyó a sus deficiencias.

«En la prisa por intentar trasladar a los niños de la Patrulla Fronteriza a esto, han ido a lugares, han conseguido empresas, contratistas que, en mi opinión, no tienen la experiencia. Pero tenían tanta prisa por sacarlos de las instalaciones de la Patrulla Fronteriza y reclamar la victoria «, dijo el Representante Demócrata Henry Cuéllar, de Texas.

El balance de Harris tras visitar la frontera entre México y EE.UU. 4:02

En Houston, la Asociación Nacional de Iglesias Cristianas, que había estado ayudando a albergar a niños migrantes, cerró abruptamente en abril. Las niñas que se quedaron en la instalación describieron desmayos, alimentación inadecuada o falta de alimentos, ropa limpia insuficiente y restricciones que les impidieron usar el baño después de las 10 de la noche, según declaraciones.

Un hecho preocupante

Un incidente que alarmó a los adolescentes migrantes en las instalaciones de Houston también ha sido revisado por el inspector general del HHS para determinar la «acción apropiada», según el director de comunicaciones del IG.

“Algunas de las chicas de mi sección se enteraron de que había una mujer que se presentó en medio de la noche que no trabajaba en la instalación. La mujer trató de llevarse a una chica, pero uno de los guardias la detuvo. Había una camioneta con dos hombres fumando afuera «, dijo en un testimonio una joven, de 17 años, de El Salvador.

«Escuché que una de las niñas casi fue secuestrada por una señora vestida de negro. La niña pudo escapar, pero las personas que intentaban secuestrarla dijeron que volverían por ella. Me asustó y asustó a todos», dijo una adolescente, de 17 años, de Honduras en otra declaración.

El HHS remitió el asunto al inspector general para que lo investigara, según una fuente familiar. Tesia Williams, directora de Comunicaciones de la Oficina del Inspector General del HHS, le dijo a CNN que el inspector general estaba recibiendo la remisión y que ha sido revisada para determinar la «acción apropiada».

Cuando se le preguntó sobre el incidente, el HHS dijo que «se toma en serio su misión humanitaria».

Denuncian condiciones de menores inmigrantes en custodia 2:58

«Todas las denuncias de maltrato o conducta indebida por parte de contratistas, personal federal o voluntarios se tratan con la mayor seriedad. Requieren que los proveedores de atención informen y documenten todos los incidentes importantes de acuerdo con las leyes de notificación obligatoria, los requisitos de licencias estatales, las leyes y regulaciones federales y las políticas y procedimientos de la ORR [Oficina de Reasentamiento de Refugiados]. La seguridad y protección de cada niño bajo nuestro cuidado es siempre nuestra principal prioridad «, dijo el Departamento en un comunicado a CNN.

Becerra dijo el lunes que el HHS rompió los contratos con quienes no cumplen con los estándares del Departamento.

The-CNN-Wire
™ & © 2021 Cable News Network, Inc., a WarnerMedia Company. All rights reserved.

This content was republished with permission from CNN.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up