Solo el 3% de los ecosistemas terrestres del mundo permanecen intactos, según un estudio

(CNN) — Menos del 3% de todo el territorio del planeta permanece intacto desde el punto de vista ecológico, es decir sin alteraciones del hábitat y con una pérdida mínima de especies animales originarias, sugiere un nuevo estudio.

La investigación, que se publicó en la revista Frontiers in Forests and Global Change, combinó mapas que muestran el daño de los humanos al hábitat con otros que muestran dónde los animales han desaparecido de sus ámbitos originarios o son demasiado pocos para mantener un ecosistema saludable.

El estudio presenta un panorama más sombrío que ciertos análisis previos de las áreas silvestres, que estimaban que del 20% al 40% de la superficie terrestre ha sido poco afectada por los humanos.

El Amazonas emite más gases de los que absorbe 1:00

«Las áreas identificadas como funcionalmente intactas incluyen el este de Siberia y el norte de Canadá para los biomas boreales y de tundra, partes de los bosques tropicales del Amazonas y de la cuenca del Congo, y el desierto del Sahara», según los autores.

3 indicadores clave para determinar cómo están los ecosistemas

Los investigadores, dirigidos por Andrew Plumptre, de la Secretaría de Áreas Clave de Biodiversidad y BirdLife International, con sede en la ciudad de Cambridge, analizaron tres áreas para evaluar la integridad ecológica.

Una es la integridad del hábitat, es decir el grado en que la actividad de los humanos afectó el terreno. Luego está la integridad de la fauna, es decir la pérdida de especies animales. Y en tercer lugar está la integridad funcional, que evalúa si hay suficientes animales de las especies para que el ecosistema siga siendo saludable.

Día de la Tierra: cómo ha cambiado el planeta en 50 años 3:56

«Quedan pocas áreas del mundo que puedan caracterizarse por tener una integridad ecológica excepcional», escribieron los autores.

«Descubrimos que solo el 2,8% de la superficie terrestre del planeta está representada en áreas de 10.000 km cuadrados o más con una huella humana baja, sin pérdida de especies conocidas y sin que especies conocidas se hayan reducido por debajo de las densidades funcionales», explicaron.

Solo el 11% de las áreas identificadas por los investigadores como intactas desde el punto de vista funcional están incluidas dentro de las áreas protegidas existentes. Sin embargo, el estudio agrega que «muchas de las áreas identificadas como ecológicamente intactas coinciden con territorios que manejan las comunidades indígenas, quienes han jugado un papel vital en mantener la integridad ecológica de estas áreas».

1 de 12
| Cataratas Victoria — Las Cataratas Victoria, en la frontera de Zimbabwe y Zambia, generalmente se extienden por 2 kilómetros y sus aguas caen en picado 100 metros cañón de abajo. Durante la estación seca, disminuye, pero el año pasado el agua se redujo a apenas a un goteo, cuando una megasequía impulsada por el cambio climático golpeó la región. Ahora, sus cascadas están de vuelta. Pero cambios como estos entre climas extremos pueden ser devastadores para las personas y los ecosistemas que dependen de una fuente de agua confiable. (Shutterstock)

2 de 12
| Cayos de Florida — Los cayos de Florida se encuentran entre los lugares más vulnerables en Estados Unidos por los efectos de la crisis climática. Las cálidas temperaturas del océano están blanqueando los arrecifes circundantes. La amenaza del aumento del nivel del mar sigue creciendo. Y, como siempre, se avecina la posibilidad de que los huracanes con el cambio climático aumenten su potencial destructivo. (Shutterstock)

3 de 12
| Parque Nacional de los Glaciares — Los paisajes icónicos del parque fueron tallados por hielo durante miles de años. Pero hoy, sus glaciares están en peligro. En 1966, el parque tenía 35 glaciares con nombre, según el Servicio de Parques Nacionales. Para 2015, nueve de ellos ya estaban inactivos, y todos los glaciares del parque se han reducido desde 1966. (Shutterstock)

4 de 12
| Venecia — Durante sus más de 1.000 años de historia, Venecia no es ajena a las inundaciones. Pero con el aumento de los mares, sus inundaciones anuales se han vuelto más comunes y perjudiciales. En 2019, en un cruel giro de ironía, el Consejo regional de la ciudad de Veneto se inundó minutos después de que votaron para rechazar medidas para combatir el cambio climático. (Shutterstock)

5 de 12
| Río Colorado — El río Colorado es pintoresco, pero también proporciona agua a más de 40 millones de personas, desde Denver hasta Los Ángeles. Sin embargo, su flujo ha disminuido en un 20% en comparación con el siglo pasado, y los investigadores dicen que la crisis climática es la culpable. Más de la mitad de la disminución en el flujo del río está relacionada con el aumento de las temperaturas. A medida que el calentamiento continúa, dicen que se espera que crezca el riesgo de “escasez severa de agua” para los millones que dependen de él. (George Rose / Getty Images)

6 de 12
| Antártida — Al igual que el Ártico, la Antártida se está calentando más rápido que la mayoría del resto del mundo, y el continente está experimentando cambios alarmantes. La temperatura más cálida jamás medida en la Antártida se registró en 2020, un iceberg del tamaño de Atlanta se desprendió de un glaciar, y los amados pingüinos que llaman hogar al continente están disminuyendo. Los efectos del cambio climático aquí se sentirán en todo el mundo. Las capas de hielo de la Antártida contienen suficiente agua para elevar el nivel del mar en casi 60 metros, según la Organización Meteorológica Mundial. (Alelessandro Dahan / Getty Images)

7 de 12
| Maldivas — Esta escapada exótica es uno de los países más bajos del mundo, con un promedio elevación de alrededor de 1 metro sobre el nivel del mar. A medida que el nivel del mar continúa subiendo, islas como estas corren el riesgo de hundirse bajo las olas en las próximas décadas. (Shuttertock)

8 de 12
| Cordilleras de Filipinas — Durante 2.000 años, los altos campos de arroz de Filipinas han moldeado el paisaje de las Cordilleras en el Isla de Luzon. Pero son más susceptibles que nunca a los deslizamientos de lodo, ya que los eventos de lluvia extrema se vuelven más frecuentes en el sudeste asiático. (Shutterstock)

9 de 12
| Gran barrera de coral — Cubriendo casi 345.000 kilómetros cuadrados, la Gran Barrera de Coral es la más grande del mundo y es hogar de 1.500 especies de peces, 411 especies de corales duros y docenas de otras especies. Pero a medida que las temperaturas del océano se calientan debido a la crisis climática, el arrecife se está blanqueando, y los científicos temen que nunca se recupere. A principios de este año experimentó su tercer evento de blanqueamiento en masa en los últimos cinco años. (Shutterstock)

10 de 12
| Monte Everest — Incluso el pico más alto de la Tierra no es inmune a la crisis climática. Los científicos descubrieron que el derretimiento debido a las temperaturas más cálidas ha llevado a una mayor vegetación en todas las elevaciones. (Joya Samad / AFP / Getty Images)

11 de 12
| El Amazonas — La selva amazónica es uno de los ecosistemas más importantes del mundo. Sus árboles absorben el exceso de CO2 del aire y lo convierten en el oxígeno que necesitamos para prosperar. Pero la deforestación ha reclamado un área del tamaño de 8,4 millones de campos de fútbol en la última década, y fue devastada por incendios forestales en 2019. Un estudio reciente encontró que la selva tropical podría, para 2050 o antes, comenzar a contribuir al aire con más gases que calientan el planeta de lo que absorbe. (Shutterstock)

12 de 12
| Alaska — Alaska y el Ártico se están calentando el doble de rápido que el resto del planeta. Este rápido incremento en la temperatura está derritiendo los glaciares, intensificando las floraciones de algas, matando al salmón y alimentando incendios forestales. (Shutterstock)

end div.modal

Se podría restaurar hasta un 20% de tierra casi intacta

Daniele Baisero, uno de los autores del informe, le dijo a CNN que hay «mucha menos integridad ecológica» de lo que pensaban.

No obstante, agregó: «Si bien la cifra del 3% que encontramos es baja, el documento también subraya la oportunidad de restaurar hasta un 20% de tierra casi intacta».

El estudio, en el que no se incluye la Antártida, está lejos de ser el primero en subrayar la amenaza que supone la humanidad para los ecosistemas.

Disminuye drásticamente la vida silvestre 0:46

Una investigación reciente del Fondo Mundial para la Naturaleza encontró que las poblaciones de vida silvestre del mundo se han reducido en un promedio del 68% en poco más de cuatro décadas. El consumo humano está detrás de esta disminución devastadora.

Algunos científicos creen que una sexta extinción masiva está ganando terreno y que los humanos están al frente del proceso, habiendo eliminado ya a cientos de especies y empujado a muchas más al borde de la extinción a través del comercio de vida silvestre, la contaminación, la pérdida de hábitats y el uso de sustancias tóxicas.

«Quedan pocos lugares verdaderamente salvajes y demasiados están bajo el ataque de la exploración de petróleo y gas, la minería y el acaparamiento de tierras. Nuestros líderes políticos y empresariales saben lo que se debe hacer para restaurar el estado natural. Tienen que enfrentarse a los intereses creados que buscan beneficiarse a costa de las personas y del planeta», dijo sobre el estudio Paul de Zylva, analista de sostenibilidad de Friends of the Earth.

Reintroducir animales para preservar los ecosistemas

En el estudio, los investigadores sugieren que algunos ecosistemas se podrían restaurar si vuelven ciertos animales clave.

¿Cómo concientizar sobre la caza? Disparando fotografías 0:46

Reintroducir hasta cinco especies importantes en áreas donde el hábitat permanece sin daños pero se ha perdido fauna podría aumentar el porcentaje de la superficie terrestre identificada como con fauna intacta hasta en un 19% utilizando un área mínima de 10.000 kilómetros cuadrados, dicen los investigadores.

«Estas áreas probablemente estarán ubicadas en el este de Rusia, el norte de Canadá y Alaska, la cuenca del Amazonas, partes del Sahara y la cuenca del Congo», según el estudio.

«Los ejemplos incluirían reintroducir los elefantes del bosque en áreas de la cuenca del Congo donde han sido extirpados, o reintroducir algunos de los grandes ungulados que se han perdido de gran parte de los bosques y sabanas de África debido a la caza excesiva (búfalos, jirafas, cebras, etc.)», explican.

Algunas especies clave juegan un papel importante en la dispersión de semillas o en la regulación de los animales de presa, dijo Baisero. Cuando no están, puede darse un «colapso» de ecosistemas y por eso la reintroducción aportaría «equilibrio».

100 años después y al borde de la extinción, bisontes son vistos en México 1:01

Un ejemplo es la reintroducción del lobo gris en el Parque Nacional Yellowstone en Estados Unidos, a la que se le atribuye el aumento de la población de castores y haber desencadenado una cascada de cambios positivos.

El estudio también sugiere que los datos que analizan la huella humana en áreas silvestres, a menudo basados en herramientas de detección remota, destacan la pérdida de hábitat, pero no siempre tienen en cuenta amenazas como las especies invasoras y la caza por parte de humanos.

More from WTOP

Log in to your WTOP account for notifications and alerts customized for you.

Sign up